Facebook Twitter Google +1     Admin

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

anillos.jpg

No hay suerte con las trilogías últimamente (aunque ahora estén tan de moda). Después del patético desplome de la saga Matrix, con dos secuelas, a cada cual peor, y para nada dignas ni necesarias por muchas pajas mentales que nos quieran vender, ahora le toca el turno, para decepción de seguidores y amantes del cine, a Peter Jackson. Y voy a hablar de cine, porque lo que cuentan los tres libros de "El Señor de los anillos" me importa, para la argumentación de esta crítica, más bien poco. Soy partidario de separar la literatura del cine, porque lo de la fidelidad a los libros originales, es algo secundario mientras la película funcione y cumpla los objetivos y expectativas que este denominado séptimo arte precisa.
Al igual que para leerse un libro no te recomiendan verte un video antes, nadie debería poder esperar que una peli nos guste mas o menos, nos parezca mejor o peor, o se nos de o no la oportunidad de entenderla, dependiendo únicamente de habernos leído o no antes la novela en la que se basa. La versión de Jackson pudiera ser una de las más ambiciosas y mejores adaptaciones en toda la historia del cine. Creo que el director ha ganado con creces la guerra inevitable de contentar y corresponder a la agresiva y masiva expectación que tan ambiciosa misión suponía. Pero también creo que casi todas las batallas no ganadas o perdidas (inevitables en toda guerra) se concentran de forma casi bochornosa en esta tercera entrega.

En la primera película se sacrificó el ritmo y la acción para no dejar a un lado la tan necesaria como extensa presentación de los personajes, una elaboradísima introducción del mundo de Tolkien y la trama principal de la saga.
Si esta primera entrega sale airosa, es sin embargo, por que cuenta con el factor sorpresa, que nos aplasta con la grandiosidad de una multimillonaria producción, la majestuosidad de un mundo fantástico, (recreado de forma impecable) y la ampliación de las fronteras en el uso de los efectos digitales hasta limites como para reunir filas enteras de bocas abiertas y kilos de palomitas esperando al borde de estas.

La segunda parte es, sin duda, del mejor Jackson.
Liberado de esas labores inevitables de la primera entrega, decide aplazar también para la tercera parte todo lo que le ata y, nos regala así, lo mejor de su talento. Épica, acción trepidante, humor negro, monstruos aterradoramente reales, nuevos personajes (Gollum por ejemplo) y una trama interesante y muy emocionante. El insoportable y lastimoso Frodo es prácticamente expulsado (gracias a Dios) de la acción de esta segunda entrega, y Aragorn (ese si es un héroe en condiciones) toma protagonismo. Que decir que para mí, sin duda alguna, la segunda parte es la mejor de todas con mucha diferencia y la que salva los muebles en esta monumental empresa cinematografica.

Pero hay que cerrar la saga y abordar todos los flecos y asuntos abiertos. Hay que volver a contentar a los todopoderosos de Hollywood, y Jackson, nos muestra una noñez que dejaría a la sombra al Spielberg de los peores momentos. En la tercera parte desaparece un Legolas reducido a un numerito totalmente ridículo (hasta para los niños) con un elefante gigante, cargado de enemigos, por el que trepa a la carrera en un pis pas (por ordenador) y finalmente extermina, (en otro pis pas) para el bochorno y las risas de hasta el acomodador. Esta escenita es fruto sin duda alguna de un: “!Coño, se nos olvidó Legolas! ¿Qué hacemos?”
El Gollum repite y esta muy bien hecho y todo esas cosas, pero lamentablemente, pierde el interés porque ya sabemos, gracias a la insistencia de la segunda parte, que sufre de esquizofrenia galopante y lo que es mucho peor, que es malo, remalo y que va a traicionar a la nueva pareja estrella de la "Gay Parade" Sam y Frodo.
Después hay que soportar a la princesita encarnada por Liv Tyler, que se pasea por ahí, sin sentido alguno, poniendo siempre carita de circunstancias hasta unos limites realmente insoportables.
La historia entre un Faramir exiliado hacia el sacrificio y su malvado padre no es interesante, parece amputada y narrada con desgana, como por compromiso.
El enano (que fue uno de los personajes que más me entretuvo en la segunda) pierde toda la inspiración y sus chistes (no siempre igual de afortunados) desaparecen o se repiten de una forma cansina. (el chiste de contar, por ejemplo, el número de los malos que se cepilla durante los combates.)
Esta vez es Aragorn quien es desplazado en gran parte de la acción para ir a buscar a un ejército de muertos, que terminan por trasformarse en una especie de nube verde de "Ántrax" que hace las labores, al final de la batalla, de séptimo de caballería y que huele a juego sucio. (Así cualquiera, aunque estén del lado de los buenos)
Frodo, nuestro heroe, se arrastra babeando como un cretino toda la maldita película, con cara de perro abandonado, transformándose posiblemente en el héroe más memo y patético de la historia. Este es acompañado por el, aún casi tan nena, Sam, que parece haber aprendido interpretación en la escuela de Maryl Streept. Toda su búsqueda resulta una tortura, y no solo para ellos, sino para el espectador que no llega nunca a creerse nada de nada de lo que allí aburre, digo ocurre.

Uno podría escribir ahora todo un libro, pero por ejemplo:
Primero: ¿Abandonaría alguien a su mejor amigo del alma, con el que ya esta cerca del culo de la tierra media, a dos películas y media de distancia de su maravilloso hogar, (mandándole a una muerte segura) por mucho que dudásemos por un momento de que se haya comido el maldito último currusco de pan? (Hala, majete, vuélvete a casita que ya no te ajunto. Así, sin más, sin comida, recórrete todos los millones de kilómetros de vuelta a casa y que te den) ¿Quien se puede creer eso?
Segundo: ¿Quién se creé que el pequeño Sam pueda nunca vencer con un ridículo puñal a una araña del tamaño de un concesionario de coches? Por otro lado el realismo de la araña, para los que ya hayan visto, por ejemplo, “Arack Attack”, tampoco se verán realmente sorprendidos por el virtualismo digital.
Tercero: Aun creyéndonos que alguien fuese capaz de sobrevivir la situación de tener que permanecer en una roca rodeados por un mar de lava sin derramar una gota de sudor, ¿Cómo es que esas águilas gigantes salvadoras que los rescatan no los llevaron volando hasta su destino desde un principio? (Podían haber hecho un corto)
Pero otra escenita graciosísima es la de la rubita decapitando de un golpe de espada a un dragón asesino con el cuello de un diplodocus y matando después al malo malísimo. (Puff…)

Y nada, después para acabar, la explosión de las explosiones y nada menos que otros cuarenta y cinco minutos de burocracia del reino, despedidas y de interminables seudo finales continuados. Todo como bajo el logo: “Rodamos cinco posibles finales y si no nos decidimos por cual, pues venga, todos valen uno detrás del otro.”
Estaréis de acuerdo conmigo en que la escenita de la habitación con los distintos personajes retozando en la cama con Frodo, es como para vomitar la Coca cola entera y las palomitas. Además, como esa miradita final tan pillina entre Frodo y Sam, ya si que termina de rematar todas las sospechas y define el carácter de la extraña relación, pues por que no otra escenita más de cómo Sam se casa con la rubia del anuncio de Milka. Para despistar. Que por otro lado, hubiera sido bonito y atrevido mostrar de todas, todas, una relación homosexual, ¿no? (No es cosa mía, creedme, recuerdo que en el final de la primera parte, con la parejita lloriqueando y anunciando las aventuras venideras, delante de aquel cielo en plan "Titanic", la gente en el cine gritaban al unísono: -!Que se besen!, !Que se besen!)

Señores, la intención de pegarme un maratón con los amigos, para ver la trilogía entera con sus versiones extendidas, se ha visto truncada gracias a esta horripilante tercera entrega, que por mi parte, bien se merece un suspenso, y que tristemente baja la media de esta, después de todo, fabulosa saga.


Iván Sáinz-Pardo

23/02/2005 01:16. Enlazarme. CRITICAS CINE

Comentarios > Ir a formulario

Jatras

Nunca me lei el libro, pero no considero la trilogía una película sobresaliente porque aún no he logrado hacer buenas migas con este tipo de cineastas que construyen la mitad de la historia con personas y la otra mitad con dibujos animados. Si ataca un ejército de 3.000 hombres me gusta ver a 3.000 hombres distintos, cada uno con sus gestos y demás. Por desgracia los efectos digitales no me dejan con la boca abierta como a la mayoría, sino que me cabrean profundamente. Soy un jodido nostálgico. What can i do.

Fecha: 25/02/2005 05:23.


Anónimo

pues si............estoy de acuerdo con jatras.....es como querrer comerme unas lentejas pero cuando llegan a mi boca ...ya han hecho digestion.........mmmmmmm e imagno una turbulencia en tercera dimension.... en fin asi de confuso lo veo un beso lenanis@hotmail.com

Fecha: 23/05/2005 16:42.


gravatar.comFilo

Descubrí este blog durante una investigación personal que hacía sobre estos...
No he explorado a fondo el tuyo, pero no pude evitar formar parte al descubrir esta crítica... Tengo con que rebatir ( opinión personal) cada uno de tus argumentos que destrozan esta película que si no es magistral, es una maravillosa representación de la literatura de Tolkien... Pero puedo resumirlo diciendo que es arriesgado hablar de lo que no se conoce, es evidente que no has leído los libros que te darían una idea más clara del porque de cada una de las escenas y los matices de los personajes... Coinicido contigo en algunos puntos; como en lo referente a la participación de Lyv Tyler... Pero bueno este es un mundo de diversidades y nada más real que aquello de que "cada cabeza es un mundo"... Saludos...

Fecha: 09/03/2006 15:59.


gravatar.comIVAN

Hola Filo, bienvenido, esperamos poder seguir disfrutando de tus comentarios.
Referido a la critica, no considero que la yo la destroze. Al reves, soy un admirador de Jackson y me parece una adaptación genial. Pero la tercera entrega me pareció realmente aburrida y pastelosa.

Fecha: 09/03/2006 16:40.


gravatar.comMauricio

Eh leido tu comentario y lo unico que haces es hablar mal de la historia, todos esos detalles que te molestan sobre la pelicula es porq Peter Jackson respeto el libro, y si, algunos personajes aparecen mas en unos libros que en otros, pero es parte de la historia, asi que si no has leido los libros porfavor, no hables, y si los has leido, lastima que no te convencieran, porque estan integros como lo describio Tolkien, estas peliculas, y mas la tercera, han superado toda imaginacion y aspecto, ademas ya has visto la cantidad de premios que gano, bueno, para la proxima q digas algo, por favor investiga a fondo antes de comentar.

Fecha: 29/06/2006 05:33.


gravatar.comniena

Hola.He leido el comentario que haces referente a las peliculas y coincido con mauricio, creo que deberias de abrir tu mente un poco, el hecho de que no consideres algo bueno o malo , no es que sea un fracaso. Las obras de Tolkien son magnificas, crear un mundo completo no es tan facil y sobre eso darte una idea de lo q dice el autor y plasmar en una patalla todos y cada uno de los detalles es aun mas dificil, porque la idea no es propiamente tuya; es por eso q jackson en realidad es un maestro del cine, logro captar a muchas personas gracias a sus peliculas asi que no creo que todo sea malos efectos y cosas asi. deberias de considerar la idea de leer los libros y asi opinar.

Fecha: 03/04/2007 05:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris