Facebook Twitter Google +1     Admin

OTRO CUENTO DE TERROR

20070203034545-tuotrobanco.gif

A mí me gustan esos que se cogen el hipotecón, con un sueldecito un 30% mayor que la cuota mensual, y si les dices algo responden: "siempre puedo refinanciar". Le preguntas a cuántos años es la hipoteca, y resulta que es a 30, cuando no 40.

Vamos a tomar un ejemplo ficticio. Pongamos que Pepito Relámpago llega al mercado inmobiliario en el año 2006, se compra su zulito de Pladur por 200.000 € y lo financia a 30 años. Poniendo un 4% de interés, le sale una cuota de 954 €. Como le han hecho encargado recientemente, allí en la carpintería, llega ya a los 1.200 € mensuales. Sus padres le han hecho el aval, con su otro zulito, en este caso de los del yugo y las flechas. Sabe que al principio irá un poco agobiado, pero "es la única forma de meterse", "están todos así", la inflación irá rebajando la cuota, y sobre todo la revalorización lo hará rico. No va a "tirar el dinero" en un alquiler, de modo que echa la firmita y el banquero lo despide con una palmadita en la espalda.

Pasan las semanas, Pepito es feliz en su zulito, se pone unas litografías que compra en un mercadillo, algunos muebles de Ikea, su madre le ayuda a limpiarlo todo, su padre le suelta unos cuantos billetitos para comprar un lavavajillas.

En junio, un anciano extranjero, llamado Trichet, sube el Euribor. Pepito cree recordar que el banquero ya le habló de ese Euribor, aunque lo hizo de pasada. Decía no sé qué de que subiría muy poco. La cuestión es que al cabo de pocos meses, la cuota de su hipoteca sube a 1.013 €. Llama al banco y le explican que si su tipo es variable, que si el Euribor, que si la coyuntura, que si tranquilo que está todo controlado. Pepito decide apretarse un poquito más el cinturón, ya no desayuna en el bar, las lonchas de jamón las pide finitas, los zapatos los aguanta hasta que las suelas están combadas, el Ford Fiesta lo conduce a puntita de gas. Así y todo, su madre le ayuda a comprar ropa y le suelta algún billete para que salga con los amigos. Vale la pena sacrificarse, porque en esos momentos su piso ya debe valer más, mucho más.

Pepito, a veces, cuando vuelve de trabajar, algo cansado, mira el balcón de su zulito, allí en el quinto piso. Es un cuadradito precioso, tan bien delineado, junto a los otros. Ese es su lugar en el mundo. Ahí está la prueba de que sale adelante en la vida. Es, además, el único del bloque que no tiene un cartelito de "Se Vende", lo que prueba que la revalorización es un hecho y todos están recogiendo los beneficios. Él, en unos años, también espera hacer lo mismo, vender y mudarse a un gran adosado en un barrio nuevo. Tal vez cuando tenga novia y lo asciendan a supervisor. Nunca ha sido hombre de grandes ambiciones, pero la prosperidad de España y su último triunfo financiero lo están envalentonando.

Pero a Pepito no lo ascienden. Lo que hacen es despedirlo. Hay poca demanda, las obras se están parando, los malditos de Ikea atacan muy duro. Todos los jóvenes con nuevos pisitos quieren comprar barato, nadie compra muebles hechos en España. Pepito era el empleado más joven, es decir, el más barato de despedir. Así que coge su carta de despido y en pocos días se presenta en el INEM.

Hay algo de prisa, porque ha cobrado poco del despido y la letra del piso sigue entrando cada mes. En el INEM le dan ocho meses de paro con 800 € al mes.

Estamos ya en 2007. Pepito ve en su pequeño televisor un montón de obreros con pancartas por las calles. Se están quejando por el aumento del paro. El Presidente Zapatero hace llamadas a la tranquilidad, esto es una etapa coyuntural, el Estado no abandona nunca a nadie. En el INEM recomiendan a Pepito que vaya de pinche de cocina, aunque sólo le ofrecen 600 al mes, poco más que la mitad de la hipoteca.

Cuando se acaba el dinero del despido, los padres de Pepito le ayudan a pagar la letra. Lo importante es mantener el piso y esperar a que se revalorice. Pepito a veces sale a comprar periódicos o buscar cartelitos con ofertas de trabajo. Al volver mira su pisito, tan alto, orientado al aire calentito del sur. Como tiene tiempo de sobra, ha empezado a caminar más despacio. Eso le da tiempo de observar algunos detalles: los cartelitos de "Se Vende" siguen allí. No los han quitado.

Pepito habla con su padre y lo tranquiliza: lo importante es mantener el piso. Ahora mismo en España hay trabajo, y él es un chico trabajador. Su padre hará algunas llamadas a sus amigos para ver si hay algo.

A finales de 2007, Pepito vuelve a revisar su hipoteca: debe pagar ahora 1.104 € cada mes. El BCE ha dejado los tipos ya en el 4%, más el 1,25% que le cobra la caja de ahorros, total 5,25%. Esto no hay quien lo entienda. Su patrimonio sube, pero la cuota que paga también. La inflación no erosiona la cuota, como le dijo su amigo en el banco. Tal vez porque la inflación ayuda muy poco a quien no tiene empleo. Lo que sí que inflaciona es la gasolina, la comida, la luz y el agua.

Los padres de Pepito se van quedando sin ahorros. Las cosas han subido mucho más que sus salarios. En la calle muchos hablan ya mal del Gobierno. Al fin, el ministro Caldera publicó una mala noticia: era un numerito que casi no se veía, en un rincón de la pantalla del televisor: 13%. El paro está en el 13% y muchos pepitos buscan trabajo a cualquier precio. Muchos de ellos son inmigrantes, y otros son españoles que van agotando sus meses de paro.

Pero muy pronto a Pepito se le acabará el paro. Sus padres no podrán afrontar su deuda. Tiene una pequeña reunión con ellos: no hay que ponerse nervioso, lo importante es mantener el piso, si lo vende ahora, luego valdrán más y ya no podrá comprar nada. Ha llegado el momento de la refinanciación.

Pepito visita a su amigo el banquero. Le choca la mano y le explica que tiene problemas. Las bromas y las risas desaparecen. Una mirada de desprecio se le escapa al buen hombre engominado. Se ponen a hacer numeritos: Pepito podría alargar el préstamo a 35 años y sólo pagaría 1.041 € al mes. Pero eso es muy poca diferencia. Como Pepito es joven, entonces se puede alargar el préstamo mucho más, a 50 años: 950 € al mes.

¿Cómo puede ser que la cuota baje tan poco? El banquero le explica amablemente, con su bolígrafo, que los intereses ascienden a 875 euros al mes, más el capital que vaya a amortizar según el número de años del préstamo. Pepito no sabe lo que es "amortizar". Pregunta qué es lo mínimo a pagar. El banquero le responde que los 875 € al mes, en un plazo de "carencia". En ese tiempo, no amortizaría capital, pero al menos saldría del apuro.

Pero Pepito no sale del apuro. 875 euros son muchos euros. Él imaginaba que doblando el plazo para pagar, la cuota bajaría a la mitad. El banquero le explica amablemente que eso no es así, porque la parte contratante de la primera parte es igual a la parte contratante de la primera parte. Pepito asiente y sale del banco. Llama a sus padres y luego va a cenar con ellos. El banquero también hace una llamada a su superior: hay un posible moroso.

En la cena, Pepito y sus padres tienen un amargo debate. Podrían alquilar el piso, mientras Pepito vuelve a vivir con ellos. Sería una solución transitoria hasta que encontrase trabajo y, como prometió el banquero, el dichoso Euribor bajase. Pero el alquiler no llegaría a los 500 €. A la gente no le gusta "tirar el dinero" en un alquiler y paga poco. Además, si no se encuentra inquilino enseguida, van a tener problemas para pagar. Pepito no puede pagar 375 euros al mes por la hipoteca, mientras vive con sus padres y tiene un inquilino disfrutando de su zulito. Eso no es viable. Se habla de vender su Ford Fiesta, que ya no utiliza porque no puede pagar la gasolina. Pero el viejo Ford Fiesta apenas vale 600 €. Es casi chatarra. Todo el mundo compra ya como mínimo compactos seminuevos km. 0.

Pepito mira el telediario con sus padres: parece mentira, con lo bien que va España, lo que le cuesta a él encontrar trabajo. Debe de ser que no sabe buscar. Tiene que moverse más, patear las calles. Algo hay que hacer.

Su padre, por su parte, comienza a recordar viejos tiempos: recuerda las escaseces de la posguerra, la crisis del felipismo, recuerda aquel 23% de paro de no hace muchos años. La realidad comienza a estrecharse como un embudo. Poco a poco, van quedando menos opciones. El banco embargará el piso si no pagan, y entonces lo perderán todo, toda la revalorización.

Es el momento, entonces, de vender el zulito y disfrutar de la revalorización. Mientras tanto, volverá a vivir con ellos. Pepito en principio se niega, opina que si vende luego no podrá volver a comprar, los pisos subirán siempre. Su padre le responde que él ha vivido muchas cosas ya. Pepito no quiere creerle. Su padre insiste en que tal vez ZP hará algo por ellos, una VPO. Al fin y al cabo, si Franco lo hizo, un líder socialista de buen talante como ZP no podría hacer menos. Pepito comienza a aceptar que tal vez, en un futuro muy lejano, cuando la actual prosperidad de España sea historia, los precios podrían tener un "aterrizaje suave" y él comprar otra vez. Lo importante es que desde casa de sus padres podrá buscar trabajo tranquilamente. Y ese dinero lo guardará en algún sitio seguro.

Después de pasar una mala noche, con algunos remordimientos, Pepito pone el cartel de "Se Vende". Hace unos días que el ojo izquierdo le parpadea involuntariamente. También nota un cierto ahogo cuando suena el teléfono. Está esperando contratos, pero sólo lo llaman del banco para preguntarle qué decisión ha tomado acerca de su refinanciación. De momento, seguirá pagando a 30 años, no hay mucho que refinanciar.

Cuando acaba de colgar el cartel, sale a la calle a mirar si se ve bien desde la acera. Ha elegido un modelo diferente al de sus vecinos, para hacerlo destacar. El suyo tiene un diseño innovador, de una empresa catalana, que se está forrando. Los cartelitos de los pisos de al lado, en cambio, están amarillos y quemados por el sol. Está claro que su piso se venderá el primero.

Como lo compró por 200.000, le parece lógico pedir 250.000, teniendo en cuenta que hace ya un año y medio que se ha estado revalorizando.

Pasan las semanas, luego los meses, y los compradores no aparecen. Lo que sí que le aparecen a Pepito son más arrugas en la frente. A veces se mira en el espejo del cuarto de baño y nota que sus cabellos son más finos y escasos. El nudo en la garganta que sentía al responder al teléfono, ahora lo siente cada vez que pisa la calle. Hay algo que no marcha bien.

El del banco llama repetidas veces. Se acumulan ya dos impagos y la situación no es nada buena. Le avisa de que puede ejecutar la hipoteca. Pepito responde que es cuestión de tiempo, que la revalorización lo pagará todo e incluso le dará beneficios. El del banco guarda silencio. Tiene algunas cifras que a Pepito no le gustarían pero decide callar de momento.

Pepito toma una decisión importante: rebajará 20.000 € el precio. Cambia el cartel, cambia los anuncios en los periódicos. Contrata a una inmobiliaria.

La inmobiliaria le asegura que no puede vender su zulito por encima de 210.000 €. Pepito se enfada y les cuelga. Han pasado tres meses y no ha recibido ninguna oferta. En la televisión se ve a ZP prometiendo más y más viviendas a los jóvenes. Es la campaña electoral de 2008. España tiene un magnífico futuro, avalado por las cifras de prosperidad y empleo.

Pepito no entiende nada. Sólo ha recibido dos ofertas de empleo por 600 € al mes. En su antigua carpintería, han despedido a dos empleados más.

Pepito decide llamar a otra inmobiliaria y vender el piso por 210.000 €. Los nervios no le dejan ya dormir. Su jugada del piso tal vez no fue muy acertada. El de la inmobiliaria le explica que las cosas andan mal y que se prepare para más rebajas. Eso era lo último que quería oir, pero esta vez no se enfada.

En dos meses más, el banco está preparado para ejecutar la hipoteca. Llaman para informarle, con muy malos modos. El banquero ya no es tan amigo, de hecho ni le coge el teléfono. En su lugar le han puesto a una especie de cobrador del frac con una voz como de sepulturero.

Pepito llama todos los días a la inmobiliaria. No hay ninguna oferta. Decide al fin aceptar el trabajo de 600 €. El único problema es que deberá desplazarse al otro lado de la ciudad cada mañana en autobús y comer fuera. Su madre se ofrece a hacerle bocadillos.

Pronto se traslada al piso de sus padres y avisa a la inmobiliaria de que el piso ya no está en venta: está en subasta. El banco lo liquidará y con eso se cancelará la hipoteca. En el fondo, Pepito está aliviado, será bueno quitarse el muerto de encima. Su aventura inmobiliaria es una lección que no olvidará.

En pocos días lo llaman del banco: su piso se ha vendido por 80.000 €. La burbuja está pinchada, los precios caen, están ejecutando muchas hipotecas, no se ha podido sacar más dinero. El banquero es por primera vez sincero con Pepito. El problema es que le ha faltado por decir una cosa: las cajas están también amenazadas de quiebra por los impagos.

Pepito pregunta qué va a pasar ahora. El banquero responde que ahora no pasa nada, que su cuota a 30 años se reduce a tan sólo 662 €, que pagará más cómodamente. Aunque, si no paga, le embargarán su nómina, tal y como constaba en la letra pequeña del contrato que firmó al hacerse con la hipoteca. La madre de Pepito, entonces, pasa varios días llorando. La mujer está como envejecida, con la piel muy arrugada. Cuando Pepito va al lavabo, se encuentra un montón de pelos suyos. Hace semanas que toma pastillas para dormir, pero aún así los complejos de culpa no lo dejan en paz. Está condenado a pasar 30 años pagando 600 € al mes por absolutamente NADA. No habrá revalorización, no podrá irse de alquiler, no habrá ascenso en el trabajo, no habrá una novia, tan sólo una piedra pesada atada al cuello, con la que tendrá que vagar hasta los 60 años, a las puertas de la jubilación.

Entonces, pone la televisión: después de ZP prometiendo VPO aparece una breve noticia:

"Trichet vuelve a subir los tipos"

Alberto Noguera
25 Mayo 2006
www.albertonoguera.com

-Si os interesa el tema y teneís un rato, no dejeís de leeros los comentarios a este post en la Web original: AQUÍ.

Comentarios > Ir a formulario

ivansainzpardo

gravatar.comsouth

El relato es interesante. De aquí a 5 años habrá muchos Pepitos con el agua al cuello.

Sin embargo, me parece que al autor se le han pasado por alto un par de hilos argumentales. En efecto, los Pepitos suelen ser gente que cree en esos anuncios de banqueros sonriéndote como si fueras su puto hijo.
De acuerdo. Los Pepitos del mundo no tienen ni puta idea de coyuntura económica, ni de la creciente importancia de los dictados del BCE. Pero, joder, muchos de esos mismos Pepitos posibilitaron el mayor ciclo especulativo en la historia de la construcción española. En efecto, me refiero a los ocho años de aznarato. Probablemente, en los próximos cinco años, esos mismos Pepitos pongan el grito en el cielo culpando al actual gobierno de sus ya viejos errores políticos y económicos.
El otro aspecto que no comparto tiene que ver con eso de que la burbuja inmobiliaria YA ha estallado. Bueno, en 2006 los pisos nuevos subieron un 6% de media. Me inclino a pensar más en una paralización de la escalada ascendente antes de augurar descensos súbitos, morosidad incontrolada y, por supuesto, desaparición de estratos sociales tremendamente consumistas, pese a sus bajos niveles de renta.
Vamos, que no creo que la banca quiera matar a su particular gallina de pringaos huevos de oro.

Fecha: 03/02/2007 05:50.


gravatar.comExodus

siento miedo sólo de pensar en esta fatal vista futurista... qué pena que refleje el futuro real...

Fecha: 03/02/2007 10:30.


gravatar.comJuan

El mejor sitio para comprar una vivienda ahora mismo es Alemania. La economía no acababa de arrancar (se supone que en 2007, sí) y los precios están tirados. Incluso la mitad de lo que se paga por una casa en un pueblucho de España lo pagas por un piso de 100 m2 en un sitio céntrico de cualquier ciudad alemana. Excluyendo Múnich, como no.

Fecha: 03/02/2007 10:56.


gravatar.comAlegria De La Huerta

Me das una cuchilla y me corto las venas?

Fecha: 03/02/2007 14:54.


gravatar.comjota

Glup! Eso es demasiado fuerte...eso pasa de verdad??

Fecha: 03/02/2007 15:24.


gravatar.comCapitán Pescanova

A la lechera, últimamente, se le están rompiendo muchos cántaros. Me da asco esta sociedad.

Fecha: 03/02/2007 16:47.


gravatar.comSisterboy

Yo estoy igual que Pepito pero gracias Dios nunca he pensado en comprar un piso. ¿Alguien quiere comprar un GTI de quince años?

Fecha: 03/02/2007 17:56.


gravatar.comhumilde

....sinceramente se me ha puesto la piel de gallina al leerlo.... porque pepito podría ser yo mismo.... y no haberme dado cuenta....

Fecha: 03/02/2007 20:24.


gravatar.comMaria Del

Me has medio deprimido, ¡Con lo contenta que estaba yo esta semana perdida en un mundo de sueños y nuevas cortinas...!
Espero que no acabe como Pepito.
Para mí es un poco mas facil, en caso de apuro, enveneno a mi novio haciendolo parecer un accidente, el 70% por ciento de la casa se queda pagado y el 50% de su sueldo directo a mi banco , con eso y alquilando la casa voy pagando la hipoteca, y a los 55 ya seré una mujer hecha y derecha, con casa propia y unos remordimientos de conciencia que me haran comportarme como Norman de Psicosis.
Tal vez de aquellas le haya sacado beneficio a la inversión inmobiliaria.
Un saludo

Fecha: 04/02/2007 11:25.


gravatar.comKyrie

Si hay algo que me molesta es que se escriban datos haciéndolos pasar por información contrastada cuando realmente se escribe de oídas, basándose en la imaginación o en lo que uno supone. Juan ¿Tú sabes lo que cuesta un piso en el centro de una ciudad alemana? Por que yo he vivido en Alemania y jamás he visto esos supuestos chollos inmobiliarios alemanes, de los que hablas. De hecho, entre la poca oferta destinada a venta y lo elevadísimo de sus precios, adquirir una vivienda en Alemania es misión imposible, a no ser que estés dispuesto a desembolsar una enorme suma de dinero o te vayas a vivir a algún pequeño pueblo. Por otra parte, el precio en las zonas céntricas es tan elevado, que solo se lo pueden permitir empresas que deseen montar oficinas, muy raramente un particular. Por ello las zonas céntricas de las ciudades alemanas, como ocurre en todas las grandes urbes, son zonas despobladas durante la noche. Además, el estado ha retirado las ayudas para adquisición o construcción de vivienda. Lo normal es que al menos la mitad del salario, se destine a pagar la vivienda y eso por supuesto, fuera de una zona céntrica, que ya digo, son inalcanzables en lo que a compra se refiere. Según nos cuentas, por lo que me compro una casita en un pueblo español, me compro una casa de 100 metros en el centro de Berlín, Hamburgo o Colonia. Se lo diré a mis amigos alemanes, que tontos ellos, mira que irse a vivir a decenas de kilómetros de sus familias...

A veces creo que te gusta comportarte de manera esnob, no acierto a comprender que te lleva a hacer el troll.

P.S: Pido perdón por la flame, pero la información era tan inexacta que pese a que leo este blog y no he intervengo nunca, en esta ocasión no he podido dejar de escribir.

Saludos

Fecha: 04/02/2007 12:45.


gravatar.comaustriaco

No sé en Alemania, Pero en Austria es así, en Innsbruck la ciudad mas cara del país, un apartamento con jardín 100 metros cuadrados en zona residencial a 10 minutos en bici del centro te sale por 180.000 euros, y aquí los sueldos son el doble que en Espana.

Y en Alemania, Bayern, me cuentan algo parecido. Eso si en el centro dificil, pero zonas residenciales en la ciudad, las que tu quieras.

Fecha: 04/02/2007 14:30.


gravatar.comCHARLIE266

Los precios de la vivienda no van a seguir subiendo, ni a "aterrizar suavemente", sino que se van a venir abajo y se van a llevar por delante un "modelo económico muy español basado en estructuras en nada sólidas y endeudamiento masivo e improductivo
Sin ninguna lase de soporte lógico.
La Gran Hostia se avecina.
Es posible que un gran número de aquellos que se declaran optimistas sobre la evolución de los precios en España sean aquellos que son parte interesada, como promotores o banqueros, que tienen sustanciales inversiones en inmuebles, o autoridades públicas que quieren evitar las consecuencias de una caída súbita y pronunciada de los precios.
Hay una burbuja, y está llegando a su máxima expresión, lo que hace que su explosión (u ojalá desinflado controlado) sea inminente.
He leido los diversos comentarios que aquí se exponen, y creo, además de una manera firme, que esto es una burbuja que estallará, sólo que espero y deseo que no lo haga demasiado de golpe. Yo no correría a comprar ahora ningún piso, so pena de pagarlo entre un 25 y un 40 % más caro que lo que valdrá de aquí a muy (relativamente) poco tiempo.ADEMÁS, LA "HISTORIA" DE PEPITO Y PEPITA NUNCABAJA, REFLEJAN UNA PATÉTICA REALIDAD QUE SE IRÁ INCREMENTANDO GEOMÉTRICAMENTE. AHORA VEREMOS (EN ADELANTE) CUAL ES LA SOLVENCIA REAL DE NUESTRAS CAJAS Y SI VAN A "SOCIALIZAR" SUS QUIEBRAS ENTRE TODOS LOS ESPAÑOLITOS DE A PIE. UN SALUDO

Fecha: 04/02/2007 14:46.


gravatar.comJuan

Vamos a ver. Una pequeña comparativa. Unos conocidos en un pueblo de Alicante quisieron adquirir un piso de unos 80 metros cuadrados. Por este pisillo les pedían 200.000 euros. Otros conocidos acaban de empezar a pagar un piso en Schwabing (el querido barrio de Xabier) y que está a 3 paradas de metro del centro (Josephsplatz, 5 min en metro y a lo mejor 15 min caminando hasta Hauptbahnhof) por 300.000 euros (no es muy difícil encontrar este tipo de ofertas en cuestión de precio pero sí como bien dices en cuestión de oferta) con unos 78-80 metros cuadrados.

Como ya dije Múnich es muy cara pero aún así es incomparable la calidad de inversión con respecto a Alicante.

Bien, una amiga alemana desde la infancia acaban de adquirir un piso de 100 metros cuadrados cerca del centro de Hannover (2/3 paradas con el Stadtbahn) y le ha salido 110.000 euros completamente renovado y es la polla (he visto las fotos). No le fue nada difícil encontrarlo.(HAS VISTO? LA MITAD DE LO QUE LE PIDEN A MIS CONOCIDOS EN ALICANTE!!!yeah!jajajaja)

Decir que la vivienda en Alemania es prohibitiva es no tener ni idea. En comparación con el nivel económico del país es muy aconsejable adquirir una.

El problema no es que haya poca oferta es que hay muy poca demanda. Lo de comprar pisos a mansalva sólo lo he visto en España.

Muchos conocidos (no voy a generalizar) se van de la ciudad no porque no puedan pagar un piso sino porque les gusta vivir en una casita lejos del ruido. El otro día, el padre de un amigo le puso la entrada para una casa adosada unifamiliar(Einfamilienhaus) en Unterhaching (mi querido Xabier sabe de lo que hablo) con su jardín y su fuente cutre pero con fuente(parece de muñecas) de unos 150 metros cuadrados y le ha salido 120.000 euros. Ésta hasta se la ofrecieron!

Otros conocidos han encontrado cerca de Postdamer Platz (Berlín) 80-90 metros cuadrados por unos 250.000 euros.

No sé Kyrie, si quieres sigo.

Una comparativa. Yo también resido en un barrio medianamente céntrico de Múnich, en un piso de 80 metros cuadrados sin renovar, sin ascensor y de mediana calidad y al mes pago 900 euros de alquiler. Bien, si resido aquí durante 10 años la cosa me saldrá unos 110.000 euros. Con eso mi amiga se ha comprado su pisazo en el centro de Hannover y los otros conocidos de Alicante aún les quedaría la mitad del precio de su vivienda (sin meternos en los detalles de la hipoteca.

En fin, el único dato que he dado en este foro (que yo recuerde) inexacto fue en relación con lo de las mujeres maltratadas por el cual me disculpé.


Fecha: 04/02/2007 15:33.


gravatar.comkyrie

"Incluso la mitad de lo que se paga por una casa en un pueblucho de España lo pagas por un piso de 100 m2 en un sitio céntrico de cualquier ciudad alemana."

Esta frase, amigo Juan, aportes las cifras que aportes, es rematadamente absurda. Tu pueblo de Alicante sería una zona turística o esa casa estaría en la plaza del ayuntamiento, en pocos "puebluchos" (con esa clase de apelativos despectivos que tan bien utilizas) españoles una vivienda de 80 metros cuesta 200.000 euros. Pretender que los costes de vivienda en un pequeño pueblo de Guadalajara, Cuenca o Zamora o cualquiera área rural deprimida que conforman la mayor parte de las zonas rurales españolas excedan, dupliquen para ser exactos según indicas, los precios de las zonas céntricas de las grandes ciudades de Alemania es de una simpleza bobalicona.

Puedes no estar de acuerdo en lo que se apunte sobre tus intervenciones, pero me gustaría que hicieras el favor de cuando respondas a alguien guardarte las risitas insidiosas, con ellas solo logras, supongo que es lo que buscas realmente, provocar una reacción agresiva en la otra parte. Con ellas solo demuestras tu poca educación y tu mínima calidad social. En lo que a mi respecta no pienso alimentar tu afán de polémica y notoriedad.

Lastima que mi primera intervención en este blog, casi siempre muy interesante, se haya saldado con un encontronazo con un medio-troll. Me abstendré de replicar en esta o en futuras intervenciones. Mis disculpas para los habituales de este foro por haber perdido las maneras.


Fecha: 04/02/2007 17:39.


gravatar.comIVAN

Amigos, que haya calma.

Kyrie: Por mi parte animarte a que comentes lo que desees siempre que quieras. Creo también que estais casi todos extrañamente sensibles con el tema y creo que esto no hace más que evidenciar que el problema es generalizado y que realmente afecta e inquieta a muchos.

Pero os recuerdo que otra cosa es tratar de opinar y expresarse con pasion pero con respeto a la hora de comentar. En dos años puedo decir que la buena tónica es una de las virtudes, a mi parecer, más destacables de este escondite.

Juan: Colega, en este caso y sin entrar en cifras, opino practicamente lo que tu al respecto. Por Dirk, entre otros, me consta que, en una ciudad como Nurnberg, los precios de la vivienda estan de risa en comparacion con Zaragoza, Valladolid, Girona o cualquier ciudad de semejantes caracteristicas de población e importancia. Dirk, durante su estancia de un año entero en Barcelona no terminó nunca de flipar con los precios de por aquí.

A los demás que tambien se han animado a participar por primera vez, les animo a que continuen haciendolo si lo desean. Vosotros conseguis dotar de interactividad, prolongar y mejorar los articulos con vuestras intervenciones.

Saludos

Fecha: 04/02/2007 19:20.


gravatar.comJuan

Kyrie, procedo de un PUEBLUCHO perdido por las montañas de Andalucía(cero interés turístico) en el cual mis padres han preguntado por una vivienda para retirarse. Les han pedido una suma de dinero en torno a los 200.000 euros por 100 metros cuadrados y nada céntrico.

No me vas a convencer con tus insultos. Y por favor, jamás pensé que una risita estúpida pero inocente llegara a molestar tanto.

Iván, dime si no quieres que escriba más y ya está. Porque se ve que se me malinterpreta.

Fecha: 04/02/2007 19:22.


gravatar.comMarina Khalo

No es de extrañar, Iván, “que se esté extrañamente sensible con el tema”. Estamos hablando del derecho a la vivienda que tanto ampara nuestra constitución. Un derecho básico y fundamental, que supuestamente, debería proteger al ciudadano del enladrillamiento de este país, al servicio de la especulación y el lucro. Pero, en estas políticas neoliberales, el negocio es lo primero. Ya se ha analizado el tema en este foro. Lástima que mi trabajo, como el de la mayoría de los que me rodean, esté aquí en España. Ahora sé, que podría comprarme una casa en Alemania más barata… ¿y qué?

Hoy salió un entendido por la TV (la cosa de la vivienda va a dar mucho que hablar) diciendo, que los que hubiéramos comprado casa antes del 2002, pues tranquilos. Vaya, ya estoy más contenta. Siempre me quedará Alemania y unos cuantos años de anticipación. Eso sí, tendré la desgracia de leer la nota de los pepitos amigos, como un epitafio: “salgo por la ventana de un piso que no puedo pagar”. Supongo, que antes de todo esto, habrá que buscar propuestas, patearlas (de manifestación), llevarlas a la calle, a las asambleas vecinales, barrios y municipios. Porque si no, estamos perdidos y alicatados…y no me da la gana.

Buenas noches.

P.D. Xabier… ¿dónde te metes que no te leo?

Fecha: 04/02/2007 22:00.


gravatar.comSpeedro

Entre los mayores especuladores se encuentran los propios ayuntamientos de las ciudades españolas, que han encontrado la gallina de los huevos de oro en las recalificaciones y cesiones de suelo municipal (es decir, suelo de propiedad publica). Año tras año, ayuntamientos de toda la nación están equilibrando sus arcas en base a ingresos obtenidos mediante la venta de suelo publico. El suelo publico, en principio, no puede ser vendido para compensar perdidas o generar partidas presupuestarias suplementarias y no debería generar plusvalías. Solo puede ser vendido con fines sociales concretos. Por un lado se esta dilapidando suelo publico en el pago de servicios, que a su vez no generan riqueza, y por otro el suelo experimenta un sobrecoste no natural al que se van sumando otros costes posteriores derivados del paso por intermediarios y de las propias constructoras, que siempre se llevan la culpa de los precios y esa culpa solo les pertenece a veces.

La situación de Alemania no es comparable a la española, como tampoco la Británica o la Francesa, y ya puestos, la situación vasca, andaluza o catalana tienen poco que ver entre si, aunque guardan mayores parecidos al regirse por un marco jurídico mas o menos común pertenecen a realidades distintas y experimentan sus propias situaciones.

En centroeuropa los costes de construcción son inferiores, tradicionalmente se construye de otra forma y con otros elementos que otorgan mayor rapidez a la ejecución de la construcción, menor coste (y menor durabilidad). La realidad demográfica de centroeuropa también es distinta, ¿donde quieres comprar? ¿en que barrio? ¿En el centro económico de Berlin, Wien o Zurich? ¿En el barrio turco? ¿En una buena urbanización en las afueras junto a la universidad? ¿En un pueblo próximo conectado solo por SBahn? La migración en las pasadas décadas de la población urbana que se lo ha podido permitir hacia barrios residenciales conforma una realidad demográfica concreta lo que unido a frecuentes cambios de domicilio ha permitido una flexibilizacion del mercado inmobiliario muy alejado de la rigidez típica mediterránea donde la elevadisima demanda nacional y la mayor parte de la oferta centralizada en áreas determinadas hace que el mercado parta de un situación de desequilibrio.

En España tenemos desde pueblos prácticamente deshabitados o pedanias totalmente abandonadas donde por unos pocos miles de euros compras una propiedad (e incluso el propio pueblo) hasta viviendas de 400 metros en pleno centro de Madrid por 2 millones de euros que distan poco de barrios como lavapies donde se comercia con viviendas que amenazan ruina a precio de viviendas en buen estado.
El ciclo se rompe cuando se unen el deseo de un ayuntamiento de fomentar vivienda publica con la disponibilidad de suelo publico que liberar a bajo costo con un fin social, lo que se encuentra contemplado en la mayoría de ordenanzas municipales, esa formula y no otra, permite la construcción de viviendas económicas por un precio justo. Otro día hablamos de hipotecas.

Buenas noches a todos.

Fecha: 05/02/2007 00:25.


gravatar.comIago

(nuse si se fundio el comentario q habia hecho antes) pero tu post es genial, genial, de verdad! joder, eso si q es un cuento de terror y bien escrito!! y el otro q dice q hay que ir a invertir a Alemania, namenos...!! Besos

Fecha: 05/02/2007 16:31.


gravatar.comIVAN

Speedro: Bienvenido, esperamos tu comentario sobre las hipotecas, será muy interesante.

Iago: El mérito es Alberto Norega, si te interesa el tema, no dudes en visitar su Web que es muy recomendable.

Saludos a todos.

Fecha: 05/02/2007 17:07.


gravatar.comXabier Aurtenetxe

Marina ( y no sólo a tí te debo pedir disculpas por mi desaparición) pero una segunda hernia discal me ha llevado un par de días al hospital y, probablemente, un par de semanas fuera de vuestro blog. Disculpen si hay faltas, escribe una secretaria (ni siquiera espanola y por dictado).

Éste tema es más difícil que lo que me gustaría en estos momentos, por eso me cuesta encontrar el tono para entrar en el tema.

Aunque siga metiendo la pata con sus modales, una y otra vez, ( se hace cantidad de amigos, no sé cómo se las arregla), tendré- no que dar la razón a Juan- sino , en parte, defenderle. Evidentemente, los precios en Espana( perdón, no tengo tilde) son incluso mayores que en Alemania. La cifra que das no es (nunca lo son) significativa. Cuarenta y ocho metros cuadrados en Schwabing cuestan ( sin el precio de los notarios), y así lo puedo atestar, 270.000 euros. A mi juicio no se trata ( o sí?) de la cosa. En Alemania sólo 20% de la población es propietaria de la vivienda, mientras que por ahí abajo lo es casi el 80% o , más precisamente, su banco. Quien, como yo, ha decidido no tener hijos puede reírse, o quedar pasmado, de esta situacíón.
También pudiera decir que un bohemio -yo con nombre y apellido- lleva desde hace más desde 1998 pagando, en Schwaging, 150 euros por mes, sin que se haya subido el alquiler ni siquiera de un céntimo en este tiempo. A las cifras se les puede hacer decir lo que queramos y , por eso, su significado es más que relativo.
En este caso, empero, es cierto que en Alemania la vivienda está más cara. No debiera olvidarse que- por citar Múnich y mi barrio- aquí vivimos 56% de eso que llaman "singles". Evidentemente, faltan pisos y su precio aumenta proporcionalmente. Tiene igualmente razón Juan cuando compara nuestra ciudad con, por ejemplo, Hannover ... y evidentemente es mucho más cara. Diré que cada uno debe elegir dónde vive, con sus ventajas y sus inconvenientes. De nada sirve quejarse.

Por lo demás, quizás hubiera que plantearse un par de cuestiones. No sólo de pan vive el hombre, se decía. Sabemos ahora que (algunos) viven también de ladrillo. Que en Espana (perdón, de nuevo) circulen 26 billetes de 500€ por persona ( la mayor proporción de Europa por habitante) y sólo 37 millones de billetes de 5€, los más utilizados por el común de los ciudadanos, habla por sí mismo del nivel de corrupción.

No estoy actualmente en condiciones de desplegar todo un discurso coherente sobre el tema. Lo haré en cuanto pueda, al mismo tiempo que aclararé un par de cosas sobre Valencia. Prometo que los ataques "ad hominem" que me dirigió Juan- y que he visto hoy- si jamás los tratara sería de refilón (no sé cómo se las arregla...), pero sobre Valencia hay aún largo y tendido que hablar. Para parafrasear al príncipe Hamlet "Algo huele a podrido en el reino de Valencia" y, evidentemente no son los valencianos.

Iván, aunque disminuido (de movilidad) aprovecharé para llevarme el guión y pensar (eso todavía me dejan). Lo del cuadro está ya bajo control. Podría empezar ahora mismo. Reza por que, en mi rehabilitación, no me toque de nuevo un italiano con familia numerosa, que ronca en do mayor con armónicas polifónicas.
Deo gratias.

Fecha: 06/02/2007 22:33.


gravatar.comMarina Khalo

Vaya, Xabier, si que lo siento. Lo último que sabíamos de ti, es que te habías zampado un "boeuf bourgignon" y bien mirado, eso que te llevaste por delante antes del dolor de hernia discal. La segunda por lo que leo. Sigues dando de ti, a un postrado y jodido. Pero, es momento de cuidarse. Bien mirado, lo de tener una secretaria, que además sea lectora y enfermera; no está nada mal. Aprovecha de esta pausa, si el dolor te lo permite.
Por nuestra parte, esperaremos las buenas noticias, de tu recuperación total.


P.D. En tu rehabilitación no te tocará ningún italiano con familia numerosa, ya verás. Las cosas no suelen repetirse nunca de la misma manera. Es posible que esta vez sea un monje trapense.

Buenas noches y feliz descanso.

Fecha: 07/02/2007 00:21.


gravatar.comIVAN

Xabier, animo y que te recuperes. Procura descansar y no te preocupes ahora por nada. Todo puede esperar y por eso nosotros esperamos tu vuelta por aquí.
Un abrazo.

Fecha: 07/02/2007 01:33.


gravatar.comTeresa

Espeluznante relato... yo sigo de alquiler, y tan a gusto...

Fecha: 07/02/2007 10:10.


gravatar.comMarina Khalo

Informo, Iván, con mis mejores intenciones:

MANIFESTACION ESTATAL POR EL DERECHO A LA VIVIENDA

El próximo 24 de marzo

¿Que qué pasa? ¡Que no tenemos casa!

Más información en:
www.vdevivienda.net
www.viviendadigna.org

Añade aquí tu ciudad, para más información:
(Se actualiza en www.viviendadigna.es )


Fecha: 21/02/2007 19:58.


gravatar.comLeipziger

No tengo ningún primo ni amigo que haya comprado en Alemania un piso. Lo he comprado yo. En Berlín, en el barrio de Mitte, es decir la zona más céntrica de la capital alemana. A escasos minutos de la Puerta de Brandenburgo y de Potsdamer Platz. En Leipziger Strasse. La construcción es de excelente calidad. Por el precio que he pagado no compro un piso ni en una zona marginal de cualquier ciudad española. La vivienda en Alemania tiene la mitad de precio o incluso menos que en España. No es una apreciación mía. A los incrédulos les invito a mirar esta página web. Hay miles de ejemplos que demuestran lo que digo.
http://www.immobilienscout24.de/find.national/resultDialog.go;jsessionid=FED580ED4623AF9EE901880849210DAB.worker2?iac=1&event:doExpose=go&style=is24&is24EC=IS24&results.resultList=39676166&obIdControl=39676166

Fecha: 24/02/2007 12:04.


gravatar.comnew jordan 2011

The people who get on in this world are the people who get up and look for circumstances they want , and if they cannot find them .they make them.
http://www.cheapjordans2011.net/

Fecha: 22/04/2011 08:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris