Facebook Twitter Google +1     Admin

LA VIDA PERPETUA

20071219174329-piranas.jpg

Continúo el balanceo, viviendo como el adorno de navidad de un árbol muerto, suspendido en la fragilidad de sentirme mazmorra y polvorín, psiquiátrico de carne para el encierro preventivo y perpetuo de todos mis yo.
Continúo rellenando día a día tu acuario de pirañas y angustia con mis lágrimas, dejando invernar mi ira, ensordeciendo mis palabras y mis gritos en un grotesco carnaval de silencio.

Un frio metálico me despertó por la mañana. Continúo esperando ya sin a penas sitio alguno sobre mi piel para los días que se tatúan al marchar.
Hoy volví a soñar que me seguías esperando.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2007

19/12/2007 17:43. Ivan Enlazarme. LA IRA DORMIDA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comMaGiCa

Lo senti aqui dentro; sentir como vas ahogandolo todo, poco a poco con un llanto perpetuo ...
Espero que haya sido una niña buena y pueda recibir mi balsa de navidad...

Un beso

Fecha: 20/12/2007 01:41.


gravatar.comLupi

Solo un link pa q lo curiosees: http://www.roberdam.com
Q tal van las cosas x Alemania?, contanos más. Q estes bien, besosos y abrazos de oso :D

Fecha: 20/12/2007 03:23.


gravatar.comMarina Khalo

MARCEL SCHWOB
Mimos (fragmento)

" Las higueras han dejado caer sus higos y los olivos sus aceitunas, porque algo extraño ha ocurrido en la isla de Scira. Una muchacha huía, perseguida por un muchacho. Se había levantado el bajo de la túnica y se veía el borde de sus pantalones de gasa. Mientras corría dejó caer un espejito de plata. El muchacho recogió el espejo y se miró en él. Contempló sus ojos llenos de sabiduría, amó el juicio de éstos, cesó su persecución y se sentó en la arena. Y la muchacha comenzó de nuevo a huir, perseguida por un hombre en la fuerza de su edad. Había levantado el bajo de su túnica y sus muslos eran semejantes a la carne de un fruto. En su carrera, una manzana de oro rodó de su regazo. Y el que la perseguía cogió la manzana de oro, la escondió bajo su túnica, la adoró, cesó su persecución y se sentó en la arena. Y la muchacha siguió huyendo, pero sus pasos eran menos rápidos. Porque era perseguida por un vacilante anciano. Se había bajado la túnica, y sus tobillos estaban envueltos en un tejido de muchos colores. Pero mientras corría, ocurrió algo extraño, porque uno después de otro se desprendieron sus senos, y cayeron al suelo como nísperos maduros. El anciano olió los dos, y la muchacha, antes de lanzarse al río que atraviesa la isla de Scira, lanzó dos gritos de horror y de pesar. "


Fecha: 22/12/2007 01:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris