Facebook Twitter Google +1     Admin

JOGLARS

JOGLARS from Ivan Sainz-Pardo on Vimeo.

Filmed and edited by Iván Sáinz-Pardo
Camera: Blackmagic Pocket Camera
Music: "Gander in the Pratie Hole, Morrison's Jig, Drowsy Maggie" por Sláinte (irishband.com/slainte/index.htm)

02/09/2014 16:29. Ivan Enlazarme. VER MIS CORTOMETRAJES No hay comentarios. Comentar.

DAS BOITE EXPERIMENT (iván Sáinz-Pardo 2014)

DAS BOITE EXPERIMENT from Ivan Sainz-Pardo on Vimeo.

Imágenes grabadas con una Blackmagic Pocket Camera para el espectáculo de danza multimedia La Boite 2014 en Valladolid.

Realización, cámara y edición: Iván Sáinz-Pardo

Música: 
David Manso
"vortex ov hot ash" Chuck Bettis (chuckbettis.com)
"Ghost" and "Dream" Muhmood (muhmood.net/)
"Lullaby for a Sinking Submarine" Ergo Phizmiz (ergophizmiz.net)

23/08/2014 18:14. Ivan Enlazarme. VER MIS CORTOMETRAJES No hay comentarios. Comentar.

UNA BREVE HISTORIA REAL SOBRE EL"AFECTO LUNAR"

UNDER THE MOON (A slobbery love story) from Ivan Sainz-Pardo on Vimeo.

A story about the lunar effect. A love story.

Filmed and edited by:
Iván Sáinz-Pardo

Music:
"Second Class Citizen"
Dexter Britain (http://dexterbritain.co.uk)

14/07/2014 19:17. Ivan Enlazarme. VER MIS CORTOMETRAJES No hay comentarios. Comentar.

THE SHIELD

20140709112745-the-shield-al-margen-de-la-ley-temporada-5-caratula.jpg

HAY QUIENES REVISAN UN LIBRO, UNA PELICULA, TAMBIÉN SE PUEDE DEJAR MADURAR VARIOS AÑOS UNA DE LAS MEJORES SERIES DE LA HISTORIA DE LA TELEVISIÓN Y VOLVER A REVISAR SUS SIETE TEMPORADAS EN BUENA COMPAÑÍA. POR UN LADO OBSERVAR LAS REACCIONES DE QUIEN LA DESCUBRE POR PRIMERA VEZ A NUESTRO LADO, POR OTRO ATESTIGUAR QUE SIN "THE SHIELD", NUNCA HUBIERA EXISTIDO AÑOS MAS TARDE UNA SERIE COMO "BREAKING BAD". 

THE SHIELD VA CRECIENDO MUY LENTAMENTE, TEMPORADA A TEMPORADA, NOS PRODUCE UN VERTIGO INSOSPECHADO EN SU CUARTA TEMPORADA, PERO YA LA QUINTA SUPERA LA CIMAS DE LO QUE DENOMINAMOS UNA OBRA MAESTRA. EL DESENLACE ES UN SHOWDOWN QUE DESGARRA EL ALMA.
ESTA ES UNA SERIE IRREPETIBLE, INOLVIDABLE, QUE ADEMÁS CONVIERTE A VIC MACKEY EN UN PERSONAJE INIGUALABLE. EN UN ICONO UNIVERSAL.

MI QUERIDO AMIGO Refo Miguel Á. Refoyo , ES OTRO DECLARADO ADMIRADOR DE ESTA SERIE DE CULTO Y YA HA HABLADO DE ELLA VARIAS VECES EN SU GRAN BLOG:

http://refoworld.blogspot.de/2013/04/un-capitulo-sobre-vic-mackey.html

AHORA, ADEMÁS, HA ESCRITO UN CAPÍTULO SOBRE SU PROTAGONISTA EN EL LIBRO "LOS HEROES ESTAN MUERTOS" QUE COORDINA NUESTRO COMPAÑERO J. J. Vargas Y QUE, AL IGUAL QUE ESTA SERIE, OS RECOMIENDO CON FERVOR. THE SHIELD, GRACIAS.

09/07/2014 11:27. Ivan Enlazarme. ARTICULOS Y ESCRITOS NUEVOS No hay comentarios. Comentar.

NAUFRAGIO

20140625043531-tomate.jpg

Odiabas cuando cortaba los trozos de tomate demasiado grandes. Podría ser un agujerito insignificante en la proa o un agujero negro dispuesto a engullirlo todo en un bulímico Apocalipsis. Vomitar después contra las nubes, llorarle al agujero de ozono, chapotear las olas, escuchar la sinfonía de las gaviotas esperando nuestro final.

Yo siempre estuve dispuesto a asesinar mis mejores planes, a menospreciar las referencias, a flirtear con la improvisación, a no seguir pautas ni reglas. Siempre estuve dispuesto a destruir mis ciudades deshabitadas, a construir sueños de neón en el desierto y a veranear los largos inviernos sin pasar a recoger de facturación mis maletas. 

Tú amabas los detalles que a mi se me escapaban, porque pocas veces motivaban mi inteligencia emocional, eran colores para la cubierta, cubertería para el restaurante en el que la comida se nos pudría sin servir. Y a mi me estallaba la cabeza entre sueños rotos e ilusiones desangrándose en nuestras bodegas. 
Achicábamos agua salada apenas ya sin mirarnos el uno al otro. 
Algunos aún tenían Paris, nosotros aún teníamos Berlín. Solo habíamos compartido un par de frías noches y una de aquellas palmaditas al ego que a mi siempre me importaron una mierda, pero Berlín era nuestro faro, nuestra isla donde empezar de cero. 

Odiabas verme fumar tanta hierba, confundido y solo, porque sabías que colocado pensaba demasiado, viajando sin ti como polizón de todas mis profecías. Los colores iban desapareciendo, nuestras voces iban perdiendo su eco y nuestro reinado seguía degradándose sin remedio.

El sol abrasaba la piel, la sed nos estrujaba el estómago, nuestras piernas pesaban toneladas de contrabando en controles fronterizos que siempre aparecían de la nada. Dejamos de creer, dejamos de buscar las estrellas, tú agarrada a la vida, yo preocupado por quemar todos los puentes.

El barco se hundía desgarrado por un iceberg que nunca quisimos ver hasta que estuvo demasiado cerca. No podía más, pero seguía insensatamente enamorado de tu risa, me agarraba a ella como a una tabla en un naufragio.

Justo antes del colapso, juntos en el vacío, nos miramos con lágrimas en los ojos. ¿Qué estamos haciendo? Es hora de salir corriendo, de decirnos adiós y salvarnos cada uno por su lado o seguir esperando para hundirnos los dos juntos. 

Me dejarías marchar, con ello salvaríamos nuestras vidas. Yo mientras cortaba para nosotros los pedazos de tomate demasiado grandes, como icebergs gigantes para cada una de nuestras tormentas, sin saber aún que, el tiempo perfecto para nosotros, nunca llegaría.

Iván Sáinz-Pardo "En la avioneta sobró un sitio" ©2014

"En la avioneta sobró un sitio" !PROXIMAMENTE EN AMAZON!

Descubre ahora: "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/product/1483990826/ref=olp_product_details?ie=UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ira-dormida-Spanish-Iván-Sáinz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

25/06/2014 04:35. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.

ROSENINSEL IM STARNBERGER SEE (Blackmagic Pocket Camera)

ROSENINSEL IM STARNBERGER SEE (Blackmagic Pocket Camera) from Ivan Sainz-Pardo on Vimeo.

Retrato visual de la isla de las rosas (Roseninsel) en Starnberg, Alemania

Portrait of Roseninsel in Starnberger lake in Germany 2014

Filmed and edited by Iván Sáinz-Pardo

Music by "Dexter Britain - The Time To Run (Finale)
(dexterbritain.co.uk/)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

18/06/2014 11:04. Ivan Enlazarme. VER MIS CORTOMETRAJES No hay comentarios. Comentar.

PROTAGONISTAS

20140608191849-ecologiablog-walle-2333.jpg

A la verdad no se la encuentra, se le invita a pasar dentro. El cielo está en la tierra, el infierno está en la tierra. El cielo es donde van a morir los sueños que no se pueden alcanzar; el infierno es el sótano para almacenar las plegarias que dan vida a nuestros dioses de cartón piedra.

Estoy cansado de frecuentar los lugares equivocados y de regalarle mi tiempo a las personas menos indicadas. Escogiendo los instantes menos oportunos, dejando escapar los trenes de vuelta a casa.

A la verdad no se la busca, se le invita a regresar. Nunca todo te es suficiente, agarrada a la nada en un mar de lágrimas como quien se agarra a una boya. ¿Quién soy yo para darte consejos? Si veo tu patalear desde el fondo del jodido océano.

Estoy cansado de balbucear los trocitos de mi alma desgarrada. Con el miedo a abrir las puertas y las ventanas de mi escondite por si el recuerdo de quien siempre quise ser se escapase para siempre.

A la verdad no se la espera, se le invita a compartir el camino. Nadie nos contó que la felicidad produce miedo. El vértigo del silencio cuando estamos solos. Conformarse con la oscuridad del patio de butacas es lo más sencillo, pero hace falta más valentía y coraje para luchar por nuestra verdad, por la luz que nos expone ante el reto de vivir plenamente, esa misma luz que nos convierte en protagonistas de nuestras propias vidas. 

Iván Sáinz-Pardo "En la avioneta sobró un sitio" ©2014

"En la avioneta sobró un sitio" !PROXIMAMENTE EN AMAZON!
Descubre ahora: "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/product/1483990826/ref=olp_product_details?ie=UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ira-dormida-Spanish-Iván-Sáinz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

08/06/2014 19:18. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.

EL ADIÓS A UN GRAN AMIGO

20140604120159-el-adios-a-un-gran-amigo-p.jpg

Llevamos bastantes días sin saber como afrontar lo ocurrido, incapaces de encontrar el momento en el que poder hablar de ello con cierta normalidad. Hoy ha pasado justo un mes, un mes que se nos ha hecho muy duro, confuso y extraño. El domingo cuatro de Mayo murió nuestro perro Volos. 

Como la mayoría de los perros abandonados, Volli era un perro asustadizo y algo introvertido, pero a la vez muy especial, cariñoso, tranquilo y fiel. Julia lo encontró abandonado en la ciudad de Volos, en Grecia hace 13 años. Desde aquel día, han sido inseparables.

Yo he tenido la oportunidad de compartir con ellos los últimos 5 años.

Desde sus días en la calle, Volli arrastraba una leishmaniosis que dañaron sus riñones y siempre a necesitado de atenciones y cuidados. Julia nunca escatimó en tiempo ni en dinero, afrontó de forma voluntariosa y ejemplar su responsabilidad, planeando su propio día a día durante años en función a las necesidades de su mejor amigo y miembro de la familia. Gracias a este trato, Volli ha mantenido una asombrosa calidad de vida y se mostró voluntarioso y con ganas de vivir hasta el final. 

Hace unas siete semanas, los riñones comenzaron a fallar. Durante tres semanas de no dormir, de análisis, clínicas, transfusiones y cambios de dietas, nunca perdimos la esperanza. Volos mostró una valentía, una paciencia y una fuerza extraordinaria, sin embargo, llegamos a ese punto en el que tuvimos que empezar a plantearnos como iba a ser la nueva calidad de vida diaria de nuestro compañero si conseguíamos salvarle. Dicen que cuando un perro pierde las ganas de vivir, solo su dueño puede leerlo en su mirada. 

¿Como se puede estar preparado para un momento como ese?¿Como se puede tomar la decisión de ponerle una inyección letal a quien nos ha acompañado fielmente durante tantísimo tiempo?

Junto a Julia y Volos, hasta el último minuto, he podido seguir aprendiendo mucho sobre el respeto a los animales, sobre la relación extraordinaria y la comunicación que se puede dar entre distintas especies. 

Hemos despedido con todo el amor posible a nuestro perro, le hemos dado las gracias, le hemos dicho todo lo mucho que lo queremos y todo lo que le íbamos a echar de menos cuando dejase de estar entre nosotros. Hasta el último segundo hemos cuidado de él lo mejor que hemos podido. Hemos intentado hacer con él todas las cosas que le gustaban y se marchó notando nuestro calor, acompañado en su último sueño. Desde entonces su cuerpo yace enterrado en el jardín de la casa de los padres de Julia. Un lugar precioso en el que pasó los últimos minutos esperando a la veterinaria que le puso la inyección. Todo pasó muy deprisa. Las despedidas, aún esperadas, siempre se precipitan, mientras que el recuerdo queda para siempre. 

Muchas gracias Volos, kumpel, por acompañarnos, por todo el amor que nos regalaste. Ahora te lloramos como se llora la perdida de un compañero de viaje y te despedimos como se despiden a los buenos amigos, con el hasta siempre de quienes desaparecen, pero nunca se van.

Iván Sáinz-Pardo

LAS LLAVES

20140430024031-llaves.jpg

Por temor a las respuestas comenzó a no hacerse preguntas y la mentira le enmudeció el alma, acurrucada en un pecho atravesado de medallas. Y era por culpa de los agujeros en el pecho que bebía tanto, todo el alcohol parecía siempre poco y los días se le escurrían por los suelos de tascas y bodeguillas. 

El caminar incierto, el olor a derrota y su nariz de aspecto tuberculoso y azulado ya delataban la falla a distancia. Todo su dinero terminaba por ser dinero suelto para alimentar tragaperras de bares de viejos y financiarle el chiringuito a los chuloputas de la calle Montera. 

La luz del día solo para desmayarse en el sofá de su pocilga, la luz de las farolas solo para mear trincheras y bailar en campos de minas. Cada subida cautiva y cada caída libre para, cada una de las veces, terminar malherido y en tierra de nadie.

Cuando aquella vecina le vio en el portal tambalearse agarrado a aquella carta certificada, le preguntó enseguida que qué ponía. Él levantó la mirada lentamente y observó a aquella maruja despreciable, siempre alerta en el rellano, con un trapo del polvo y disimulando sin ningún talento.

Un perro patada apareció de dentro de la casa, desgañitándose a ladridos histéricos que siempre se multiplicaban insoportablemente debido al eco del portal, tal y como sucedía cada una de las veces que se abría aquella maldita puerta. Él, ignorando por completo al chucho, la miró tan solo a ella, con una mirada perdida, estrellada en algún otro rincón del universo. La miró como si en realidad ella no estuviese ahí delante. 

-!La carta! repitió la mujer. Y él reaccionó entonces, como si ella se le hubiera aparecido de repente y por sorpresa, para regalarle una sonrisa espléndida, verdadera, la última. Y cuando la sonrisa se derrumbó al suelo para partirse en mil pedazos, él estrujó la carta y se la metió en el bolsillo. Se dió la vuelta, caminó unos pasos y abrió con sus llaves la puerta de su piso.

Una vez dentro, observó el desorden, el caos absoluto, los restos de comida, la ropa tirada, la silla de ruedas de su mujer muerta, toda aquella suciedad inundando cada una de las estancias.

Cerró la puerta desde dentro con llave y las dejó puestas. Miró su reloj. Aún le quedaban un par de botellas medio llenas en algún lugar de la cocina y un puñado de horas medio vacías para emborracharse por última vez antes de recibir a la policía.

Iván Sáinz-Pardo

"En la avioneta sobró un sitio" Iván Sáinz-Pardo©
Estreno verano 2014 en Amazon

Descubre también "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/ lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/ product/1483990826/ ref=olp_product_details?ie= UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ ira-dormida-Spanish-Iván-Sá inz-Pardo/dp/1483990826/ ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8& qid=1373124511&sr=1-1&keyw ords=la+ira+dormida

COMO SI TODO

20140331191550-gafas-diseo-diana-de-dardos-12923-0.jpg

No se paró a esperar a que se abriera la tarde. Ni siquiera se molestó en buscar el paraguas, sin embargo, abandonó aquel oscuro apartamento cargando con una pala de la mano. Salió disparado por la puerta, sin cerrarla a su paso, como un dardo en busca de su diana. No se sentía certero, pero en esa ocasión bien se conformaba con agujerear cualquier cosa que se pusiera a tiro.

Sin inmutarse observó fugazmente una cigüeña atravesar boca abajo aquel cielo nublado. Siguió andando como si nada y como si todo, que era una forma de levitar sobre los acontecimientos y observar su vida desde lejos.

En el parque se fijó en unos caballos bebiendo tranquilamente de una fuente. Hacían cola pacientemente y desfilaban dando saltitos como en una exhibición equina sin público. Ignoró tan singular espectáculo y comenzó a cavar junto a un árbol. Lanzaba la tierra a un lado, incansable, formando un montículo cada vez más alto.

Sintió el sudor calando su camisa. El corazón trotando al galope. Pensó en su madre muerta y se la imaginó con vida, después de todos estos años se la encontraba como si nada por la calle. Era una vagabunda demente que ni le reconocía. Se imaginó paseando con ella, en silencio, hasta que una explosión lo devolvió de un manotazo al parque. Tras aquel estruendo inaudito llegó un temblor que agitó todos los arboles de un golpe y que, por muy poco, no le hizo caer dentro del agujero que estaba cavando. En el horizonte, en completo silencio, un gigantesco hongo nuclear comenzó a alzarse, majestuoso y aterrador. Una brisa leve hizo murmurar las hojas. A varias manzanas despertaron distintas sirenas de alarmas de coches pero Andres, como si nada y como si todo, ajeno al resplandor y al bailoteo de las nubes en el cielo desangrándose a sus espaldas, volvió a agarrarse a la pala para continuar cavando.

Su madre continuaba muerta, el paseo con ella en su imaginación no regresó y pasaron los minutos al ritmo del sonido de la pala clavándose en la tierra.

Un niño vestido con pantalones cortos y camisa blanca de mangas cortas se le acercó por detrás, como aparecido de la nada. Le observó allí sin decir palabra alguna durante unos segundos mientras Andrés jadeaba con cada palada. El niño exclamó entonces:

 -Esto no es un sueño.

Pero Andrés no se giró, no respondió, no dejó de cavar, como si nada, como si todo y para cuando terminó de hacer aquel agujero enorme, el niño ya no estaba allí, tan solo había un poderoso rugido, grave y creciente acompañando aquella lengua de fuego que se aproximaba en el horizonte arrasándolo todo a su paso.

Andrés se quitó los zapatos despacio y los dejó con cuidado al lado de la tumba. Se introdujo dentro y se estiro boca arriba. Cerró los ojos, respiró hondo y sonrió, como si nada, como si todo, sintiéndose, por primera vez en toda su vida, en el centro mismo de la diana.

Iván Sáinz-Pardo

"En la avioneta sobró un sitio" Iván Sáinz-Pardo©
Estreno verano 2014 en Amazon

Descubre también "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/ lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/ product/1483990826/ ref=olp_product_details?ie= UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ ira-dormida-Spanish-Iván-Sá inz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

31/03/2014 19:15. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.

LA ISLA

20140324010321-5193160851-fa2b32e00e-z.jpg

Con el ojo derecho solo sabía mirar de reojo y había perdido el izquierdo en una guerra no declarada contra sus propios fantasmas. 
A veces aún soñaba con aquella isla salvaje, con aquella jungla hostil donde siempre creyó que acabarían sus días. Y es que aquellos días resultaban interminables, orbitando peligrosamente a su alrededor, disimulando el agotamiento y protagonizando la pose de una vigilancia a ratos inexistente, pues las noches allí nunca servían para dormir. 

En aquella isla su destino era una bandera al viento con una calavera y dos huesos, impredecible, siempre dispuesto para el abordaje de cada una de sus esperanzas por despertar de aquella pesadilla. 
Ahora, de nuevo en su casa, cada vez que despertaba, se levantaba bañado en sudor frío, le gritaba a la oscuridad del cuarto, lloraba impotente, agarrado a las sabanas empapadas.
En el pasillo creía escuchar los rugidos de alguna bestia, el miedo de ojos brillantes sobrevolando el techo de su apartamento. Y entonces las paredes desaparecían, la cama, los muebles y regresaban los sonidos que nunca le abandonarían y la luz plateada de la luna. 

Le daba miedo hablar solo, se había prometido no volver nunca más a hacerlo, temía escucharse dentro de su mente. Se rehuía, evitaba los espejos, luchaba por acatar la convivencia sin la bipolaridad acostumbrada tras tantos años de soledad absoluta. Intentaba sobrellevar un día a día sin compromisos, sin comentarios personales, solo mirando hacia delante con el rabillo del ojo derecho para abrir puertas sin preguntar y cruzar las autopistas de su regreso a la sociedad a ciegas, sin atreverse a mirar a los lados.

Un grito desgarrador le devuelve a su cama. Como un autómata se viste la primera ropa de abrigo que encuentra, aún con el pelo mojado por el sudor y ese gusto salado en los labios recordándole al mar embravecido. Cierra la puerta del apartamento de un portazo.

Llueve en la calle, el viento arroja las gotas sobre su cara, le saluda una tormenta de fin de verano que se le ofrece salvadora como un bautismo, que le espabila lo necesario como para verse capaz de encarrilar la avenida desierta. Los coches aparcados, los comercios cerrados, un par de taxis en busca de clientes y un gato que corre para refugiarse debajo de una camioneta de helados aparcada junto a un supermercado sin luces. 
Camina pisando charcos hasta desembocar en el parque central. Allí llega a su banco de madera y respira hondo. Bajo una lluvia que poco a poco amaina, ignorando el frío y casi a oscuras, decide como cada una de las veces, esperar allí sentado, pacientemente, a la primera luz del nuevo día. 

Una paz le inunda sedando su respiración. Una neblina gravita sin atreverse a tocar las aguas del lago. Al otro lado, bajo la luz anaranjada de una farola bailotean los murciélagos. 

Pasan los minutos. Sus párpados pesan como lápidas de mármol, sus ojos palpitan sin poder evitar el agotamiento. Se sacude en un no, da un resoplido. Es entonces cuando se percata del sonido de los grillos. ¿Estaban allí antes? Presta atención y ahora escucha el aleteo de un pájaro de gran tamaño sobre su cabeza. Una sombra se posa delante del banco. Se frota los ojos. Un pelícano se aproxima un par de pasos y lo observa curioso. 
Al incorporarse sorprendido, advierte como otro ave se posa junto al pelícano, es un pájaro tropical de pico rojo y una larga cola blanca. Se escucha a continuación un ruido sordo, una nube de aleteos y chasquidos sobrevolando su cabeza. Su respiración se acelera, su pecho parece menguar, le flaquean las rodillas a la vez que puede ver con estupor como docenas de piqueros, gaviotas de lava y petreles comienzan a posarse rodeándolo. El sol asoma en el horizonte, los reflejos sobre el agua se le clavan como flechas atravesándole el cerebro y las aves comienzan todas a cantar al unísono. El pequeño lago en frente suyo se transforma en un inmenso mar enfurecido y el sol termina de salir tras el horizonte para cegarle. Retrocede dos pasos. El banco ha desaparecido también. El aire a su alrededor se vuelve espeso y le resulta irrespirable, todo se oscurece de un golpe y desfallece. El suelo, al contacto con su cuerpo, cruje para terminar cediendo en una caída infinita. Silencio.

Al volver a abrir el ojo derecho descubre una iguana mirándole fijamente. Escucha el sonido del mar de fondo, observa la vegetación espesa, siente el calor húmedo insoportable. La iguana marcha, pero él permanece inmóvil sobre el suelo junto a un árbol centenario, llorando en silencio, acurrucado como un niño, exactamente como lo hace cada mañana, como ocurrirá todas y cada una de las mañanas que lo verán despertar en esa condenada isla.

Iván Sáinz-Pardo

"En la avioneta sobró un sitio" Iván Sáinz-Pardo©
Estreno verano 2014 en Amazon

Descubre también "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/ lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/ product/1483990826/ ref=olp_product_details?ie= UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ ira-dormida-Spanish-Iván-Sá inz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

24/03/2014 01:03. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

http://ivansainzpardo.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris