Facebook Twitter Google +1     Admin

CASTILLO DE NAIPES

20081021204949-castillo-de-naipes.jpg


Se me esta haciendo algo larga la estancia en Munich. Lo estoy pasando bastante bien, pero dos semanas fuera de casa, durmiendo en un hotel, llegan a cansar. De vez en cuando tengo ratos muertos y, como si ya durante los seminarios en la Escuela me viera pocas películas, de vez en cuando me da por meterme en un cine y aprovechar para verme alguna peli alemana en cartelera. El sábado pasado me vi “Das Baader Meinhof Komplex” de Uli Edel, sobre la historia y los atentados cometidos por la banda terrorista alemana RAF durante más de tres décadas.

Una película coral, con los mejores y más conocidos actores alemanes del momento y producida por Bern Eichinger, productor de ’El hundimiento’, ’El perfume’ y ’El nombre de la rosa’. Es la película que representará este año a Alemania a los Oscars y, aunque será difícil repetir, tiene muy buenas opciones a optar a la estatuilla. Me gustó mucho, con descaradas reminiscencias de "Munich", la película de Spielberg, pero me dejó también con algunos sinsabores. Es muy larga, dos horas y media que casi parecen tres, porque llega un momento que la trama se estanca, se repite y se limita a narrar los hechos de forma cronológica, pero sin atender demasiado su evolución dramática. No me quedó tampoco muy claro el mensaje final, la motivación que mueve a los autores a contar esa historia y de esa forma. Es como si al tratar de abarcar mucho, de contar demasiado y con tantísimos personajes, uno se quedara como espectador fuera de la fiesta. Aún así, una producción magnífica, muy buenas actuaciones y un nivel cinematográfico sobresaliente. Muy recomendable. Os dejo el trailer para que no se me despisten:


Ayer estuve en la Premiere de “Nordwand” de Philipp Stölz, una de escaladores en la época del III Reich que comienza bastante bien, pero termina por languidecer brindándonos poco más que lo típico, aludes de nieve, esfuerzo personal y mucho sufrimiento. Lo cierto es que el sufrimiento también se transmite a las butacas del cine porque, con sus dos horas de duración, esta sí que realmente se hace eterna. El trabajo de cámara en mano resulta no menos que confuso, la música exagerada y realmente fuera de lugar y especula con una historia de amor que hace aguas por todos los lados. Me aburrí soberanamente y les advierto de que, además, posee un final desbalazado y bastante poco satisfactorio.

En el cine de la escuela, estos días, he podido ver en pantalla grande, entre otras, las maravillosas “Humberto D” y “El ladrón de bicicletas” de Vittorio de Sica y “Roma ciudad abierta” de Roberto Rossellini. La francesa “Attention, les enfants regardent” de Serge Leroy y el fantástico documental “Etre et Avoir” del también realizador francés Nicolas Philibert.
Hoy me he enamorado completamente de esa absoluta obra maestra que es “Paper moon”, de Peter Bogdanovich y de nuevo bastante jodido me ha dejado revisionar la onírica y perturbadora "Heavenly Creatures" de Peter Jackson.

Mañana me pierdo clase porque tengo una reunión de producción y otra con una distribuidora. Curiosamente hoy mismo me ha llegado por correo al hotel el precontrato para la dirección de “Die Therapie”, con lo que, aún continúo muy lejos de mi primer largometraje, pero a la vez y oficialmente, más cerca que nunca. Sin embargo, sabiendo muy bien que los proyectos de cine son tan estables y seguros como un castillo de naipes en la cubierta de un barco a la deriva, lo celebraré cuando realmente suene la primera claqueta.

Y sí, amigos, cuando ese momento llegue, quizás se encuentren con un tipo rebosante de felicidad, silbando y haciendo por la calle algo parecido a esto:


21/10/2008 20:49. Ivan Enlazarme. CRITICAS CINE

Comentarios > Ir a formulario

ivansainzpardo

gravatar.comSilviacas

Ese maravilloso cine italiano que tanto extraño. ¿Qué pasa en España con el cine auropeo? No lo entiendo. Las pocas películas alemanas que han pasado por mis manos, me han hecho disfrutar por el altísimo nivel actoral y de dirección, pasando por una extraordinaria fotografía. Siento auténtica nostalgia por el cine que me fascinó italiano y francés tiempo atrás, e ignoro lo que se hace ahora.
Toda una producción el trailer primero.

Me he divertido mucho con el que nos dejas de Bobby Van y su mítica escena.
En fin que es una gozada seguir viniendo a tu página. Tu entusiasmo contagia, y termino sintiendo cerca a las personas que te rodean.

Fecha: 21/10/2008 22:26.


gravatar.comSisterboy

Vaya hacia años que no veia el video del saltarin, voy a difundirlo por el mundo

Fecha: 22/10/2008 00:44.


gravatar.comAriel Luque

Como andas Iván, tanto tiempo. Te quería avisar que he subido mi primer cortometraje llamado "Fragmentos" a mi blog, si podes pasate y echale una ojeada...seria un gustazo para mi. Un abrazo grande!

Ariel.

Fecha: 22/10/2008 01:44.


gravatar.comMónica

Sé que es prematuro abrir el champagne, pero tu contrato merece, al menos un tequilita virtual. Salud!
La primera peli se ve búenísima. Pero si en España, según comenta Silviacas, no se ve mucho cine europeo, imagínate en México, que estamos pegaditos a Hollywood! Nos tienen invadidos...
Me divirtió mucho la escena de Bobby Van. ¿Quieres saber qué me haría saltar así o más?

Fecha: 22/10/2008 14:15.


gravatar.comIvan

Cuentanos, Monica, porfavor, no nos dejes así. ¿Que te haría así de feliz?

Silviacas, un placer tenerte por aqui, ya lo sabes.

Sisterboy, difunde, difunde, que corra la buena cultura.


Ariel compañero, te contesto en tu blog.

Liebe Grüsse

Fecha: 22/10/2008 23:44.


gravatar.commónica

Me haría muy, pero muy feliz que una de mis historias se filmara, y tú la dirigieras.
; )


Fecha: 25/10/2008 02:23.


gravatar.comMarina Khalo

Los castillos de naipes se levantan carta a carta. Se erigen con esfuerzo, paciencia, dedicación…; pero no sólo con la pericia del quien las coloca. También con que las circunstancias sean propicias o por lo menos, dejen de ser adversas.
Se ponen independientemente del valor de la carta. Da igual reina de corazones, as que número impar. Lo importante es el equilibrio y la proporción, la justa medida. Si eres capaz como Alicia en el País de la maravillas de decirte: «Bueno, a fin de cuentas, no son más que una baraja de cartas. ¡No tengo por qué sentirme asustada!», tal vez consigas salir sin que te corte la cabeza la Reina de corazones.


Cuando veo esos edificios de cartulina, me produce más placer su desmoronamiento que su construcción. ¿No te ocurre a ti lo mismo?

http://www.microsiervos.com/archivo/juegos-y-diversion/cardstacking-castillos-de-naipes.html


¡Suerte, Iván, en el País de las Valquirias! Que ellas te lleven al edificio de las quinientas cuarenta puertas (algo así como el castillo de naipes de la fotografía), al Vingólf. Te sirvan hidromiel (cerveza sin alcohol, baja en calorías) para mejor reposo y que Lucy te acompañe. (Es que mientras lo escribía me sonaba a puticlub de carretera jajajaja).

Un abrazo jumping, jumping

Fecha: 25/10/2008 16:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris