Facebook Twitter Google +1     Admin

21 GRAMOS (Alejandro Gonzales de Inarritu, U.S.A, 2003)

21grams.jpg¿Cuanto puede pesar un culebrón?
Supongo que depende del género. Hay culebrones genuinos y puros como los venezolanos. Hay culebrones sofisticados y moralizantes como los americanos. Hay culebrones estilizados y con clase como los de Almodóvar. Y hay culebrones pretenciosos y faltos de ingenio que pretenden pesar 21 gramos exactamente.
Es licito tratar de vender un producto. Es lícito la exaltación de la acción y la trama en los trailers. Es lícito provocar con un póster llamativo. Es muy lícito buscar un titulo atractivo. Pero es aconsejable esconder siempre un poco el plumero.
En Alemania asistí a la premiere de un corto de mi escuela que me llamó la atención sobretodo por su póster. Una fotografía bellísima, con unos colores verdes y rojos saturados aludiendo descaradamente al look de Amelie. Después, el corto, no incluía ese fotograma, ni ese estilo, ni siquiera el look que vendía aquel póster de la película. Encima era penoso.
Señores, aquí sucede lo mismo. Empezar a hablar de 21 gramos, del peso del alma y de todas esas cosas, es vender algo que perdonen ustedes, no tienen absolutamente nada que ver con este soporífero dramón.
21 gramos es como pasearse y rebozarse en un charco de sangre durante más de dos horas. Simplemente hay, a mí entender, tantas decisiones de dirección y de guión tan mal tomadas, que estas estorban inevitablemente en el camino para realizar unos propósitos que en un principio parecían honestos e interesantes:

Ritmo no significa únicamente desestructuración. Iñarritu ya acusaba de una evidente falta de control del ritmo en su interesante Amores Perros. Tras un comienzo espectacular y trepidante con historias cruzadas y escenas impactantes, nos abandonaba, así sin más, a la mitad del largísimo metraje, con una única y pesadísima historia de una modelo y su perrito, durante casi cuarenta y cinco minutos. A la vuelta, cuando el autor pretendía retomar de nuevo las otras historias y unirlas todas en un supuesto final magistral, habían pasado más de tres horas, y la gente, únicamente, pensaba ya en irse a mear, en las sobras de la nevera o en llamar a la novia.
En esta otra trata de darle misterio a una historia con menos misterio que una partida de críquet, volviendo loco al personal con una estructura al estilo puzzle. Una destructuración gratuita que no aporta nada a la dramaturgia y entorpece la narración.

También se dio a conocer por esa estética videoclipera de Amores Perros. Pero aquel look que se impregnaba de forma natural en los ambientes degradados de Mexico, las apuestas con perros y los vagabundos, aquí ya no funciona tan bien. Sin embargo parece querer repetir a toda costa la formula que ya le llevara a la nominación al Oscar, sin pensar honestamente en lo que la historia en realidad necesita. La fotografía de colores saturados y la cámara en mano resulta efectivamente muy “cool” pero no ayuda, a mi parecer, en la labor de aumentar el realismo y la credibilidadal a la historia. Y como esta no da para mucho más, pues se repite el lenguaje visual una y otra vez, y vemos como la viuda mira hacia el cuarto de los niños, y después las corbatas del marido, y ahora se sienta en el lugar del accidente, y entonces mira una foto de familia, y ahora escucha por decimocuarta vez el ultimo mensaje en el móvil. Y nos cansamos de ver sufrir a una siempre (y aquí especialmente) excelente Naomi Watts, que se merece el Oscar mucho más que de sobra. Y nos cansamos de ver sufrir al personaje interpretado por Sean Penn, que no puede caer bien al publico, engañando e ignorando de esa forma a su mujer, (parece mentira señores guionistas, en este caso, señor Iñarritu) autodestruyéndose y tambaleándose por ahí sin sentido. (Mira que me gusta Sean Penn, pero quizás me harté de verle flirtear de forma tan descarada con la sobreactuación.) Lo cierto es que me costó entender del todo su drama personal. Por que en esta peli, amigos míos, hasta el apuntador tiene un trauma infantil, un oscuro pasado y un drama con forma de losa de cemento cargada a la espalda. La mujer o novia de Sean se marcha con su drama a no se sabe donde, y la mujer de Becicio del Toro, limpia los restos de accidente del coche de su marido moviendo la banderita de su propio drama (que tampoco se entiende muy bien porque tampoco se la dedica la atención necesaria) tratando de aprovechar sus segunditos de fama, mientras Benicio (estupendo), pues actúa practicamente de Benicio que para eso se le da de miedo.

Y como esto no se sostiene ni con siete actores de Hollywood luchando despiadadamente por el Oscar, pues hay un embarazo que llega ya con desgana, y una venganza poco creíble con un desenlace aún menos creíble, para rematar en un final digno de un anuncio televisivo de seguro bancario donde se nos intenta vender, ya casi en los créditos del final, la dichosa teoría de los 21 gramos.
Con 21 kilos más de aburrimiento, tras otro estiradísimo metraje de más de 120 minutos, salimos resoplando y preguntándonos quien coños quiere ver una película sin un solo gramo de esperanza.
Si 21 gramos se lleva de mi parte un aprobado raspón es únicamente por el encomiable trabajo y el esfuerzo de sus actores.
17/08/2005 18:16. Enlazarme. CRITICAS CINE

Comentarios > Ir a formulario

ivansainzpardo

cpunto

que no vi la película, que sé de lo que hablas, se da también en la literatura, claro, son distintas formas de contar pero cada cosa con su cuerpo bien armado para desarmar,

saludos!

C.

Fecha: 18/08/2005 06:17.


ÍO

Esta película es como ver una telenovela mexicana capítulo especial de 3 horas. Hasta los actores de dichas novelas hicieron de extras. Que triste que esté tan sobrevalorado (o ya no?)

Yo corro a ver Sin City por 4ta vez. Saludos muy afectuosos.

Y ya, después del tercer intento ya no se me olvida que 2+2 son 4

Fecha: 20/08/2005 03:57.


gravatar.comhector zambrano

la verdad 21 gramos es la misma formula de amores perros lo que deveria hacer inarritu es dejar de los filmes largos y concentrarse en trasnmitir el sentimiento de esta en relaidad la pelicula me gusto pero no es lo que esperaba por que cae en un ritmo repetitivo la idea de perder el tiempo en la pelicula no es mala pero sedebe poner mas atencion
p.d. tengo 17 años me gustaria estudiar cine sime pudieran dar algun tip se los agradeceria soy de puebla, mexico

Fecha: 18/11/2005 19:32.


gravatar.comSergio

21 GRAMOS ES UNA OBRA MAESTRA...EL DIA QUE VOS HAGAS UN CORTOMETRAJE CON SOLO UN 10% DE LO QUE CONTIENE ESTA PELICULA PODRAS CACAREAR UN POCO MAS, NO OBSTANTE PODES SEGUIR SOÑANDO EN CREERTE SER ORSON WELLES CON TUS PSEUDOS CORTOS. ESTO ES LO MALO DE INTERNET QUE CUALQUIER TARADO DE TURNO PUEDE TENER UNA WEB....EN FIN. SALUD!!!

Fecha: 31/01/2006 05:12.


gravatar.comIVAN

Sergio, cada opinion debería de ser respetable. Para gustos no hay nada escrito. A mi no me gustó, a diferencia de Amores Perros. Y trato de explicar en el articulo el por qué. Quizas tu quieras contar que es lo que no te gustó de mis cortos. (Si es que los has visto) Por cierto, yo no veo nada de malo en el derecho de libre pensamiento y expresion y la democracia general y en internet, que, entre otras cosas, permite que tu tambien opines. Y si, eso sí, estoy tarado. Muy, muy tarado.
Gracias por tu visita y tu comentario. Bienvenido.

Fecha: 31/01/2006 11:02.


gravatar.comAir Jordan shoes

More important affair, be: Want to depend, on Own effort, personal development. Is it right? I often encourage myself in this way. Hope we can study with each others and make progress together.

Fecha: 07/09/2010 03:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris