Facebook Twitter Google +1     Admin

TROYA (Wolfgang Petersen, U.S.A, 2004)

Troya.jpg

Que emocionante es reencontrarse de nuevo con el buen cine. Héroes de los de verdad, palpables, dueños de una épica convincente, apoyada por diálogos a la medida, bellos, inteligentes. Acción trepidante, huyendo de modas visuales como el ya cansino efecto de estroboscopio que a Ridley Scott tanto le fascina (revísense las batallas en Gladiador o Black Hawk derribado, efecto heredado este, por otro lado, del genial y ya inmortal desembarco inicial de Spielberg en "Salvad al soldado Ryan")
Con efectos a favor de la trama, exaltándola, de esos que se intuyen por la majestuosidad, pero que no se ven. (Y no esa otra infografia como para reírse, véanse por ejemplo las dos primeras entregas de la nueva tanda de “Star Wars”)

Me sorprendió muy gratamente Eric Bana, después de ver su pobre actuación en la bazofia de “Hulk”, donde el ser digital manejaba mejor la mímica que este. Aquí nos enseña otra faceta bien distinta, convence y se garantiza un buen futuro caracterizando estupendamente a un Hector que rivaliza en todos los sentidos con el Aquiles de Pitt.

Sigo sin entender a quien le gusta Orlando Bloom, que de nuevo sale mal parado con una mediocre actuación, bastante teatrera, apoyada por la mala fortuna de tener que encarnar a un personaje cobardica y aniñado. Recobra fuerza y protagonismo únicamente con un arco en la mano. Como agarrándose al Legolas que le abriera las puertas en este negocio.

Peter O´toole, magnifico, con esos ojos y esa mirada que la hacen a uno agarrarse a la butaca. Me encantó la escena donde visita la tienda de Aquiles en campo enemigo.

Saffron Burrows, la pelirroja de “Starship Troopers”, aquí como Andrómana, muy guapa, muy bien, aunque de preocupante delgadez. Acompañada por una bellísima y muy correcta Helena, encarnada por la alemana Diane Kruger.

Rose Byrne es Briseida y también está muy bien, compartiendo cama con Aquiles y levantando odios entre las admiradoras más fanáticas de Brad Pitt. Y si, Brad Pitt está más cachas, más rubio y más bronceado que nunca, y el director de fotografía parece una fan más, perdidamente enamorado de él, y se regocija en demasía, sin duda, pero también nos recuerda que el canon clásico y original de la belleza viene de la antigua Grecia.
Pitt soporta como puede el abuso del contra picado y la dedicación exclusiva de casi todos los planos. Está más sobrado que nunca y se le nota bastante cómodo con un personaje, por otro lado, peligrosamente “endiosado”, y que siendo sinceros, en un principio, no parecía ser el papel más indicado para él. (Algunos se imaginaban a un guerrero más basto y más maduro) Sin embargo, Pitt se nos muestra como una de esas majestuosas estatuas griegas de los museos, pero de carne y hueso. Bello como un Dios clásico y violento como el más osado de los guerreros. Sin ser esta, ni mucho menos, la mejor interpretación de Brad Pitt, no seré yo quien arremeta contra el actor. Viniendo del mundo de la moda y los anuncios, sigo pensando que es uno de los descubrimientos más destacados en el panorama actoral hoolywoodiense de los noventa. Aunque supongo que esto será exactamente uno de los focos fundamentales de las críticas desfavorables, que las princesas y las mujeres no disfruten de más profundidad dramática, pero que todas sean bellísimas. Que Aquiles y el resto de los hombres luzcan cuerpos “Danone” y que el guión no respete del todo la famosa leyenda mitológica. Pero amigos, Petersen avisa ya debidamente en los créditos de que su película únicamente está inspirada en esta. Y las leyendas tampoco reflejan nunca fielmente la historia. Vamos, que por ahí no merece demasiado la pena entrar aunque me consta que hay bastantes coladuras. (Más grave es ver “Pearlharbour”, donde nos muestran a los japoneses masacrando sin piedad un supuesto puerto militar que más bien parece un bello mercado parisino de domingo, y los americanos, en respuesta, únicamente dicen atacar objetivos militares, en un bombardeo donde ni se mencionan los dos ataques nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki donde estos si que acabaron con la vida de cientos de miles de civiles inocentes) Por otro lado, a mi no me molesta ver a hombres hiper musculados en una época en la que muy posiblemente fuera precisamente su poderío físico la única garantía de vivir un día más.
La duración y el ritmo son adecuados, aunque bien es cierto, que la narración del final, con toda la famosa escena del caballo, es precipitado y produce cierta sensación de atropello.

Esta película va de las guerras antiguas y de sus héroes. Los dioses están presentes, pero no nos arrojan fuera de la trama, no hay pastel de nata ni las historias de amor chirrían. La historia no nos la cuentan los dioses, nos la muestran los hombres de una época que exaltaban algunos valores que hoy día parecen más bien espejismos. “Adorad a vuestros Dioses, amad a vuestras mujeres y defended hasta la muerte vuestra tierra.” Troya habla más de la fe, y no tanto de la religión, habla más de la fidelidad y del amor y no tanto del sexo, habla más del honor y la patria y no tanto del dinero ni la política.

Después de la infumable “Air Force One” y la fallida “La tormenta perfecta”, Petersen vuelve a los senderos de su mejor cine. Esta “Troya”, junto con “Das Boot”, es lo mejor sin duda alguna, y de momento, en la carrera de este director alemán. La disfruté. Para mí un notable.

Iván Sáinz-Pardo

18/08/2005 22:08. Enlazarme. CRITICAS CINE

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comRichard

Iván, siento discrepar está vez pero esta peli me ha parecido una verdadera m...
La verdad es que no se porque pero no me gustó nada, los actores no me parecieron convincentes (Bana quizás se salva de la quema). Y sobre todo sobre todo, la música, un aspecto que se olvida demasiado y que tu no comentas nada aquí. Nunca he visto una película con la música tan mal ajustada a lo que se ve en pantalla, tan repetitiva (bueno quizás en "La Roca").
Ya nadie sabe hacer peplums.

Fecha: 19/08/2005 16:53.


IVAN

Richard, no lo sientas. las peliculas, los gustos, las opiniones como se suele decir, son como los culos, cada uno temos el nuestro.
Con la musica te doy toda la razón. No estan a la altura del magnifico trabajo de efectos de sonido. No tiene desperdicio por ejemplo en la pelea final entre Pitt y Bana.
Me consta que esta peli no le mola a mucha gente. Con el tiempo yo tambien creo que quizas no sea una "gran" pelicula, pero comparandola con "Rey Arturo", "Alexander" o "El reino de los cielos", creo que no desmerece en absoluto. Yo al menos me entretuve mucho y eso hoy en día es casi un lujo.
Un placer tenerte por este escondite.
Saludos

Fecha: 19/08/2005 17:17.


ÍO

De acuerdo con Richard, no me gustó tampoco. Cambiando a temas más banales, me podría decir cómo instaló su filtro antispam?

Por cierto, nunca podré agradecerle suficietnemente sus palarbas. Todas.

Fecha: 20/08/2005 03:54.


gravatar.comJairoIglesias

Holas.

hace tiempo que vi Troya ya, pero el recuerdo que guardo la verdad no es muy bueno. Me dio la impresión que hicieron la película para Brad Pitt. Menos cuando se revela y no quiere atacar, está presente en cada uno de los segundos de duración de esta película.

de todos modos, según loq ue comentas Iván '"Rey Arturo", "Alexander" o "El reino de los cielos"' ahí tengo que darte la razón; pero es que como una película haga taquilla, tendremos que atenernos a lo que vendrá después, unas cuantas películas similares a ver si tocan también el cielo, pero como eso no suele pasar nunca, pues se acabaron ya los héroes griegos, romanos...

Creo que las distribuidoras americanas siguen vendiendo por paquetes, y es un gran error. Así andamos.

Aprovecho de paso para dejaros la dirección de mi corto RETRATO, que se extrenará el próximo mes. www.CORTOMETRAJERETRATO.TK

un saludo

Fecha: 20/08/2005 14:03.


gravatar.comKlauss

Llegué por casualidad a tu página y leí este comenterio sobre Troya. Creo que has sido muy acertado en lo que anlizaste, de hecho comparto gran parte de lo expuesto. Quería señalar un par de cuestiones que me parece que deben tenerse en cosideración. Primero, el hecho que a uno le guste o no una película, sea esta del género y popularidad que sea, no nos convierte en voces válidas para descalificarlas por el hecho que no nos conmuevan o simplemente porque nos aburren. Hemos de recordar que nuestra escala de valores no son las mismas con las que se evalúan las artes y en general cualquier tipo de objeto estético. Insisto en que tu análisis es sólido y bien fundamentado sobre bases técnicas y un evidente manejo de conceptos fílmicos. Debemos aprender a emitir juicios independientes de los elementos objetivos que sustentan una película, en este caso. Por mi parte te puedo comentar que Troya me pareció una verdadera joya, puesto que hacía mucho que no veía una ambientación tan perfecta de la antigua Grecia. Eché de menos las intervenciones de los dioses, ya que como tu sabrás son fundamentales en el texto original, y digo original porque nadie puede opinar de este film sin haber leído las más de 400 páginas de esta epopeya y no una versión resumida y poco fiel del clásico. Sin duda no nos podemos transportar a una época tan remota y distinta a la nuestra sin un mínimo conocimiento de ella y con una gran dosis de imaginación y fantasía.
Espero haber dejado en claro mi conformidad ante tu escrito.
hasta pronto

Fecha: 24/10/2005 10:02.


gravatar.comyomisma

me encantó sobre todo Bradd. Es apasionante aunk se dejan muxas cosas del libro y termina kuando muere akiles ( la peli se basa kasi toda en él). Pero me ha gustado muxo y recomiendo verla.

Fecha: 14/05/2006 21:10.


gravatar.comsergio

Coincido casi por completo contigo, Iván.
Gran película.

Fecha: 27/11/2006 02:44.


gravatar.comnatalia

uffff una gran peli.... lo maximo

Fecha: 09/04/2012 20:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris