Facebook Twitter Google +1     Admin

EN LA AUTOESCUELA

20080421163455-la-autoescuela.jpg

La semana pasada comencé a ir a la autoescuela. Bueno, ya hubieron otros días de autoescuela antes, pero estos fueron hace casi 15 años. Mi historia con el carné de conducir es una historia sumamente patética:
No recuerdo cual fue mi motivación entonces para apuntarme a aquella autoescuela del barrio de las Delicias en Valladolid. Creo que fue porque me estrenaba en la Universidad con los estudios de Filología Alemana y esto, sumado al sentimiento de responsabilidad de tener que ponerme a vivir, por primera vez, fuera de casa, probablemente me debió de servir como incentivo.
Normalmente, todos los padres de mis amigos les animaban y les pagaban el carné de conducir a sus hijos al cumplir los 18 años, pero mi casa era una excepción a la regla general para muchas cosas. Mis padres no nos pagaron ni nos facilitaron en absoluto el acceso al carné de conducir o al uso del coche. Pienso que quizás sea por esto que dos de mis hermanas siguen aún hoy día sin carné como yo y que Ainoa, la más mayor, se lo sacó ya casi cumplidos los treinta y por su cuenta.
Recuerdo que comencé la Filología tres semanas tarde porque estuve recogiendo patatas para poder pagarme también por mi cuenta un cursillo de animador de tiempo libre que después nunca he llegado a utilizar ni a poner en practica. Y fue ya en el segundo año de carrera cuando me fui a vivir a Valladolid a una habitación en un piso compartido. A mitad del curso, fue mi amigo José quien me animó a apuntarme en la autoescuela. Él se acababa de sacar el carné y así fue como llegué a apuntarme y a examinarme del examen teórico por primera vez. Afortunadamente, aprobé el examen teórico a la segunda, justo cuando ya llegaba el verano. Pero la carrera no iba bien. Desmotivado y desilusionado con mis estudios de Filología Alemana, abandoné la facultad y decidí marchar a Alemania. Mi intención era la de quedarme un par de meses de Au pair para aprender bien el alemán y reflexionar un poco sobre mi futuro y volver a Valladolid ese mismo otoño aunque, finalmente, me quedé allí cerca de 10 meses. A la vuelta, me comunicaron muy amablemente que mi examen y mi matrícula habían caducado y que tendría que volver a pagar y a examinarme para poder tener de nuevo el examen teórico en regla. Desestimé la propuesta (después de cagarme en la puta) y ya no recuperé las ganas de sacarme el maldito carné hasta que, un día, mi amigo Lorenzo, que ya conducía sin carné la furgoneta de su padre desde hacía algunos años, me habló de una oferta maravillosa y consiguió volver a ilusionarme con el tema. La idea era aprovechar la oferta de inscripción de aquella autoescuela y motivarnos acudiendo juntos a las clases de teórica. Mi madre había muerto y yo vivía de nuevo en casa con mi padre y mis hermanas pequeñas en Torrelago, una urbanización en un pueblo a seis kilómetros de Valladolid llamado Laguna de Duero. Yo necesitaba casi una hora y media de trayecto para llegar a la dichosa autoescuela, que estaba en Valladolid, mientras que a él, le quedaba a tan solo cuatro minutos andando desde su casa, pero me apunté pensando que, efectivamente, juntos tiraríamos el uno del otro hasta conseguir aprobar. Y así fue como pagué de nuevo la autoescuela para, al poco, descubrir que, el cabronazo de Lorenzo, no iba a aparecer nunca por aquellas clases de teórica. Lorenzo se rajó y me dejó tirado pero, además del problema con la distancia, las clases las impartía un viejales aburridísimo durante esas típicas e interminables tardes castellanas de solana veraniega y modorra. Acudí, intermitentemente, durante un total de cinco veces y después, yo también lo dejé y ya nunca más se supo. Mi amigo Lorenzo volvió a la autoescuela dos años más tarde y se sacó el carné en un periquete.
Después de aquello, en mi periplo de 8 años en Munich, no he necesitado nunca un coche, así que he vivido todos estos años sin excesivos problemas como buen copiloto en turismos y como siervo fiel del transporte público.
Ahora, aquí, en Barcelona, en el lugar más caro de toda España para sacarse uno el carné de conducir, vuelvo a sentir la necesidad de comenzar desde cero y esta vez para sacarme el carné de una vez por todas.
Parece que no se me están dando mal los test, pero ya se sabe que esto no es como se empieza sino como se termina y yo, esta vez, quiero constatar eso que dicen de: “A la tercera va la vencida”.

¿Y ustedes? ¿Tienen carné? ¿Cómo fue su experiencia?

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.compati

A la primera ;)

Tampoco yo nunca lo necesité durante mi estancia de ocho años en Suiza y sí una vez que regresé a España... te da que pensar.

Un saludo, Iván.

Fecha: 21/04/2008 18:46.


gravatar.comartista por confirmar

www.myspace.com/artistaporconfirmardj.

recuerdo que al poco de conocernos, en una de esas noches buscando o disfrutando de nuestros superpoderes, en cantarranas, nos encontramos con tu profesor, que muy interesadamente al despedirte despues de una breve charlar te grito:

te espero el lunes!!! seguro que si!!!!

un lince el tipo, un lince....vamooooos, un fenomeno, deberia de ser director de casting...

no fueron suficientes esos pantalones de pana marrones raidos, esas melenas al viento, esos ojos rojos y ese amigo para saber que seguro, por mucho que te lo dijera, a ti te tiraba de la polla, el coche, el carnet, su autoescuela y la velocidad maxima en autopista.

como pasa el tiempo amigo, y lo que da de si....

Fecha: 22/04/2008 00:16.


gravatar.comDani Lebowski

Yo me saqué el carnet con 19 años, pero puedo afirmar que llevo al menos cuatro años sin tocar un volante. ¿El motivo? Dejadez, no necesidad y algo de miedo. Cuando lo necesite me voy a volver a tener que apuntar como usted, Iván...

Fecha: 22/04/2008 00:19.


gravatar.comRuth

¡Buf! Lo mío fue una odisea. El teórico a la primera y el práctico a la cuarta. Me dejé en el asunto los ahorros de un año y, para colmo, no tuve coche hasta seis años después, con lo que cuando quise conducir me tocó apuntarme a hacer unas prácticas de reciclaje.

Fecha: 22/04/2008 09:25.


gravatar.comChico Santamano

Esto habla muy bien de ti. Los artistas más putrefactos que conozco NUNCA tienen carné. Ánimo.

Fecha: 22/04/2008 10:41.


gravatar.comJuan

Teniendo en cuenta que mi padre es profesor de autoescuela, comprenderan ustedes que lo de las prácticas gratis suele venir muy bien para el bolsillo.

Para el teorico pasa del libro y dedicate como un loco a hacer tests. Siempre se repiten las preguntas de uno a otro. Ademas, hoy en dia de las tres opciones que te dan como posibles respuestas a la pregunta, una es una chorrada. Se descarta la esta ultima y nos queda un 50% de probabilidad de acertar. En tal caso el pito-pito-gorgorito puede ser recurrente.

Para el practico, como bien dice el viejo cada vez que se pone filosofico: "Una cosa es conducir y otra circular".

Animo y suerte. Y si suspendes, no pasa nada ya que, al fin y al cabo, es negocio para mi padre.

Saludos!

Fecha: 22/04/2008 11:26.


gravatar.comperdidaenlaciudad

Pues yo acabo de conseguir terminar con este trámite de las narices... Un trámite que sin duda hay que pasar... aunque luego no sepas conducir... Bsos!

Fecha: 22/04/2008 12:08.


gravatar.comEmma

Hola rey, qué gracia, has puesto mi amigo "José", muy formal. Creo que a él no le hubiera importado que pusieras >. Muchos besos si eso ***

Fecha: 22/04/2008 13:42.


gravatar.comCoblenza

Yo tenía tantas ganas de cumplir los 18 años para ser conductora, que tuve -como tu- que trabajar como una loba echándo 12 y 14 horas de trabajo en almaneces en mi pueblo de ámbito rural para tener el dinero suficiente y pagármelo de mi bolsillo y de lo que me sobró me compré mi primer coche un fulitre de 2ª mano.

Eso sí, a la primera todo.

Un beso fuerte Iván¡¡¡¡¡


Irache

Fecha: 22/04/2008 18:08.


gravatar.comMarina Khalo

EL COCHERITO LERÉ

En mi caso no me saqué el carnet, hasta que no tuve mi primer empleo fijo. Me matriculé con desgana y con la urgencia de necesitarlo para el trabajo. Pasé de la bicicleta a ser la taxista y transportista de mis colegas laborales sin carnet de conducir. Nunca tuve un especial interés en el coche, la verdad. Mi padre ya nos había aleccionado que el que quisiera auto, que se pagara su carnet y se costeara el vehículo. El suyo era intocable. Personalmente, jamás le reproché tan buen criterio. He sido feliz usuaria del tren y metro, cuando no del coche del San Fernando. Para ir por la ciudad no hay peor transporte que el carro sin mulo. Si no se tienen hijos pequeños, es un privilegio no participar de la liturgia del divino motor “Dime qué coches tienes y te diré quién eres y cuánto vales”. (Por si suscita interés tengo un KA caca de 12 años, estilo huevo y maletero buzón…me sobra).

Mis primeros días de circulación fueron de pesadilla. Salir con el carnet en la boca, no es prueba de saber conducir y sobre todo, no exime de ser el blanco “L”erda de todos los demás conductores que andarán al acecho de la letra para desahogar sus más reprimidos y primitivos instintos sádicos machistas. No me extraña que algunos acaben con amaxofobia (miedo a conducir). Aunque en algunos casos, bien se pudiera leer a-machofobia. Para ejemplo, dentro video:

Youtube: Doblaje Franco (mi carro me lo robaron)

http://www.youtube.com/watch?v=iqEk2kkFRws



Mucha suerte, Iván y si bebes ya sabes…..acuérdate de invitar. Un saludo



Fecha: 22/04/2008 19:46.


gravatar.comSecreto

Hola Iván,
La verdad que parte mi vida siempre giró alrededor del carnet. A los 17 años me apunté a una autoescuela donde la mayoría de mis primos estaban apuntados. Era la primera en utilizar ordenadores. Hice la matrícula y nunca más volví a ir porque tenía que coger un bus y...nunca más volví a ir. A los 18 me enamoré de una amiga y me apunté con ella a otra autoescuela. Mucho más cerca de casa. Ella fue la primera semana y nunca más volvió. Ella aun sigue sin carnet pero con un precioso niño. Estuve varios años sin ir hasta que me animé. Fui dos semanas y bajé a examinarme con 15 y 20 fallos. Suspendí las 3 veces con 5,5 y 8. Me desanimé...los años pasaron y era el único del grupo que no tenía carnet. Hace 5 años me animé y volví a la autoescuela y...ya no estaba. Habían montado un pub. Así que me tome una coke y volví a casa. Pasaron los días, meses y años. Hasta que hace dos años volví a encontrarme con un antiguo amor de verano. Estaba en mi pueblo y era profesora de autoescuela en Sevilla. Le dije si me ayudaba a estudiar y a corregirme los test. Y así fue. Terminó el mes de Agosto y me dijo que empezara la autoescuela en Septiembre.La habian trasladado dos calles más arriba del pub. Vicente aún se acordaba de mí. El empezó como profesor y aunque aún ejercía. Era el nuevo dueño. Le dije que volvía y esta vez no quería dejarlo. Desenpolvó mi ficha y...menuda pinta. No recordaba que en esa época tenía el pelo largo,jajaj.A los tres meses me examiné y aprobé el teórico. En Marzo del año pasado el práctico. Hace poco que circulo sin la L. Solo animarte y desearte mucha suerte.
Un abrazo Iván

Fecha: 22/04/2008 20:32.


gravatar.comRubin

Coincido con Santamano, los artistas de pro no tienen carnet.

Esto...yo lo tengo...MIERDA!!

Fecha: 23/04/2008 10:44.


gravatar.comNienna

Yo estoy aún en proceso de decidir si me lo hago este verano o lo dejo para más adelante. La verdad es que es una lata, lo vas dejando, lo vas dejando y al final cuando lo necesitas....
Aunque la verdad que de momento no lo he necesitado, digamos que soy una adicta al transporte público. No hay nada como coger el buho a las tantas de la noche, hay gente tan peculiar a esas horas...

¡Besos Iván!

Fecha: 23/04/2008 15:07.


gravatar.comREFO

Yo tampoco tengo carnet. La razón: es una oportunidad menos de tener que hablar con un policía.

Creo que nunca me lo voy a sacar. Es algo que tengo claro desde que era pequeño.

Mucha suerte, amigo Ivanovich.

Fecha: 24/04/2008 09:11.


gravatar.comjim-box

pues sin carnet se liga menos.
Ellas necesitan al chico que sabe conducir para que se las lleve a descampados a follar.
Allí les violan a los dos unos desconocidos que cuelgan los videos en youtube.
Mola, carnet de conducir para todos!!!

Fecha: 26/04/2008 12:32.


gravatar.comAL

Vaya, un director de su talento tiene que tener carnet.

Y un artista que lo tiene, por poner un ejemplo, es el amigo Secreto.

Yo me lo saqué a los 19. El teórico a la 1ª y el práctico a la 2ª (osea que cumplí con las 3 oportunidades 2+1 ó 1+2 que permitían con la matrícula).

Mi suspenso en el 1er práctico se debió a que no escucho demasiado y un arbolito del Sardinero tapaba el semáforo jeje. No llegué a saltarmelo pero pk venían coches.

A la 2º lo saqué y eso que estaba menos preparado que en la anterior.

Tener carnet está muy bien aunque depende de la ciudad en la que vivas no hace demasiada falta.

En Santander es mejor no tocarlo ya que aparcar es un caos, y andando se llega bien a todos lados. Lo malo es si lo necesitas para trabajar, o para buscar trabajo etc.

En fin, que espero que se lo saque pronto y sin problemas.

Lo de apuntarse y dejarlo es algo muy típico y es una mamonada, ya que pierdes tiempo y dinero. De apuntarse hay que sacarlo con 2 huevos y listos.

Me examiné con un Megane azul, del año 99.

Fecha: 01/05/2008 00:57.


gravatar.comSilvia Castelló

¿Coche¿ La peor inversión de tu vida. Luego, seguro, revisiones, reparaciones. ¿Sabes la cantidad de dinero y nervios que me ahorro aunque tire de taxi cuando tengo prisa?

NI coche ni carné, ni yo, ni mi marido, y mi hijo que ya tiene 27 creo que va por el mismo camino. jeje!!

Fecha: 30/05/2008 22:01.


gravatar.comalex

Me saqué el practico ayer, a la primera iwal q el teorico y aqui en sevilla si que es bastante util tener coche, porque de aparcamiento no suele estar mal, y llegas en un momento a cada lado
suerte

Fecha: 23/04/2009 15:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris