Facebook Twitter Google +1     Admin

ADIÓS PODEMOS

20170223210512-miniatura.asp.jpg

No se a vosotros, pero a mi este 23F ha terminado por radicalizarme más si cabe.
Nunca he sido un verdadero creyente, pero definitivamente he dejado de creer en la Justicia. No creo en las Instituciones, en la supuesta separación de poderes, ni en lo democrático de votar con un sistema electoral injusto, en el que además roban sistemáticamente el voto desde el extranjero, aunque tengan que repetir ocho veces las elecciones, aún siendo este un derecho fundamental o le dan la confianza en el recuento a una empresa como INDRA demostradamente fraudulenta y que inflinge un claro conflicto de intereses.
No creo más en una ciudadanía analfabeta que preferiría antes quedarse a ver la tele, que tener que salir a la calle a denunciar todas estas cosas indignantes, humillantes e intolerables.
Y sí, Podemos hoy termina por quedárseme pequeño. Soy de los que está convencido de que con la corrupta INDRA robaron 1 millón de votos a Podemos las últimas elecciones pero nadie desde dentro ha querido jugarse su silla y su sueldo público para denunciarlo.
Los constantes vaivenes de lucha de poder, los guiños a una aburguesada socialdemocracia, al Zapaterismo más rancio. La renuncia a temas como la reforma Constitucional, la monarquía impuesta por decreto, a la intención de salir de una Europa injusta, insolidaria, nada democrática y corrupta o a abandonar la crítica a las practicas indecentes de la OTAN o las conductas infames de las políticas de Obama. Y tantas, tantas cosas.

He dejado de creer que votando a Podemos o a cualquier otro partido vayamos a solucionar nada. Hoy nos han vuelto a mear en la cara. Con un descaro despreciable, nos han dejado muy claras las reglas de su juego, que aquí van a mandar los cuatro de siempre, las mismas familias y que igualmente, votes lo que votes, solo van a ganar ellos. Votemos a quienes votemos siempre va a ganar la Banca. Esa que patrocina los eventos deportivos y tienen todas las acciones de los medios de comunicación con los que manipulan y difaman.

Hoy dejo de votar y, ante la impunidad y la corrupción sistémica de un sistema en el que ya no creo, ante una situación insostenible de violencia social, un sometimiento injusto, asqueroso y radical y una violación constante de derechos y de la Constitución, me ofrezco para posturas de lucha más radicales y en la calle. Por mi, desde hoy, podéis meteros las urnas por el culo, porque esta gentuza no se van a ir solitos a la cárcel a cumplir por sus delitos, no van a devolver el dinero robado, estafado, ni siquiera van a tener que arrepentirse. En este país del que me avergüenzo, se condecora al corrupto. Esta gente no se van a ir gracias a nuestras críticas en Twitter o nuestros memes ingeniosos en Facebook. Ni tampoco lo van a hacer mediante el juego de sus urnas amañadas. Como estamos viendo, cuando las leyes o las reglas no les gustan, las cambian o destituyen a los jueces y fiscales para seguir medrando y saqueando.

Adiós Podemos. Hola de nuevo, calle.

Espero que esta vez, en vez de rodear el Congreso, no nos acomplejemos y nos decidamos a entrar por la fuerza, para que la mafia que ha secuestrado las instituciones sea la que tenga que salir de una vez por todas.
Sueño con que todos los que nos hemos tenido que ir al extranjero por culpa del desfalco de quienes gobiernan y están destruyendo nuestro país, tengamos algún día un lugar decente al que regresar con nuestras familias de bien. Y yo estoy dispuesto a luchar por conseguirlo. La lucha debe volver a la calle.

Iván Sáinz-Pardo

AQUI UN VIDEO DE REGALO: "La dictadura de la estupidez": https://www.youtube.com/watch?v=2zxYG9uxnrE

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris