Facebook Twitter Google +1     Admin

SENTADO EN EL LABERINTO

laberinto.jpgSentado en el laberinto, miro a un punto fijo sin mirar, espero sin esperar y cuento los minutos, los segundos, las horas y los días con una calculadora de bolsillo.
En el laberinto, hay rosas de muchos colores, pero todas pinchan. Y hay desgraciados desparramados por los bancos, que beben cerveza de lata ya desde las siete de la mañana. Uno se levanta con desgana para ir a trabajar, con el estómago aún encogido, y se los encuentra abriendo ya la primera. A la vuelta, siguen aún en el mismo sitio, así, como si el tiempo no pasara, ebrios, alborotando como chiquillos.
Ahora cuento con mi calculadora los trabajos en los que no me gustaría trabajar y utilizo las centenas y los millares, mientras, los pájaros pían confundidos sin saberse sus propias canciones.
Aquí sentado, me gusta observar a la gente e imaginar sus vidas. Aquí sentado, me gusta imaginar a la gente y observar sus vidas. Aquí sentado, circulan delante de mí, todas esas vidas silenciosas, gentes con prisas en los bolsillos, gentes sin rostros peculiares, sin respuestas, ni mensaje.
Llueve sobre y bajo el telón gris de los días, lluvia amarga que cala desde arriba, y desde abajo. Llueven lágrimas de ciudad por los cuatro costados, y los autos sacuden su ira en tormentas ficticias, rasgando silencios. Las ambulancias y la policía de sirenas estridentes deambulan, fugaces, buscando desgracias y vidas consumidas y moribundas.
En el laberinto hay mafias rusas, mafias chinas, turcas, albanesas e italianas. Hay tantos por cientos, pizzerías, tagesmenü a diez marcos, autobuses que llegan con retraso, jóvenes prostituidos por la telefonía móvil, locales de alquiler, turcos pobres con BMWs caros, animales domésticos, kebabs, McDonalds y terrazas llenas de jarras de cerveza a cambio de monedas y billetes que van y vienen en transacciones calculadas y aburridas.
Sentado en el laberinto, cierro los ojos e intento dormir un poco, con la intención de recuperar las fuerzas perdidas. Más tarde podré seguir buscando un instante, una sensación verdadera, un pedacito de felicidad con forma de puerta de salida.

Iván Sáinz-Pardo
"Al final del arco iris"
©-N333042/00

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comLuces-D-Bohemia

La felicidad es un concepto tan prostituido como el mundo que describes...

Por cierto, a mí también me ha gustado siempre inventar las vidas de la gente con la que me cruzaba. El Metro es una mina para ese tipo de "imaginación voyeurista".

Me ha encantado tu blog. Ya nos une algo más que las polillas.

Un saludo

Fecha: 06/04/2005 06:21.


brisaenlanoche

HOla, me encanta como escribes, acabo de llegar y espero no abandonarte. Te iré leyendo todo lo que pueda.
La decepción por lo que nos rodea que reflejan tus palabras, de desesperanza, lo has reflejado muy bien.
Saludos.

Fecha: 06/04/2005 08:09.


ladesordenada

Me gusta este sitio, muchísimo. He entrado también en tu página web, pero no he tenido mucho tiempo para cotillear. Vuelvo en cuanto tenga un rato. Gracias por tu visita, Iván, me ha servido para encontrarte.
Un beso.

Fecha: 06/04/2005 11:14.


Agua

Tal vez te suene trillado pero llegue a tu espacio siguiendo la huella de tu comentario y me encontre con letras con historias por contar, he sido gratamente sorprendida...sigo por aqui

Un beso en la punta de la nariz!

Fecha: 06/04/2005 17:45.


gravatar.comLNA

ESTAS TRISTE??...
NO LO ESTÉS...YO TE CONSUELO...muakakaka...LNA

Fecha: 06/04/2005 19:04.


El Mundo de CHOI

en toda situacion hay una puerta de salida, aunq en ocasiones está escondida
Besitos salados de CHOI

Fecha: 06/04/2005 20:26.


Ivan

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Bohemia, mis polillas te saludan en mis cortos, buscalos en LINKS si te apetece y tienes un rato y las encontraras.
Brisa en la noche, acude de vez en cuando por aqui para oxigenar este bendito escondite.
La desordenada, este es tu rincón, yo ya me he adueñado del tuyo y disfruto de el muchísimo.
Agua, bienvenida, gracias, te mando un besito en la nariz.
LNA,muchas gracias por tus arrumacos, te los devolveré. Espero seguir viendote por aquí. Choi, que razón tienes, tendría que existir un acomodador con una linterna para cada uno de nuestros laberinticos problemas. Saludos a todos.

Fecha: 06/04/2005 20:39.


Sara

me han dado envidia los comentarios...no se escribir cosas tan bonitas como las q tu expresas.. me llamas la atencion :)

Fecha: 06/04/2005 21:16.


Capitán Cerumen

Estimado Iván: Un placer el descubrir este recóndito escondite, aunque para nada lóbrego. He estado leyendo alguno de tus post y continuaré haciéndolo con tu aquiescencia. Muchas gracias por tu comentario en mi bitácora y guau!, más viniendo de un escritor con obra publicada. Poco a poco iré fagocitando estos textos tuyos. Un abrazo libertario

Fecha: 06/04/2005 22:38.


Jacko

Iván, la puerta está al fondo a la derecha. No te pierdas.

Fecha: 06/04/2005 22:52.


Iván

Sara, muchas gracias. Ven siempre que quieras.
Capitán, fué una pequeña tirada y casi una autopublicación, no creas. A mi me encanta como escribes y llevo dos días rebuscando en tus antiguos post. Felicidades.
Jacko, gracias, ya encontré la puerta y estoy fuera en un bar tomandome una birra, ¿te apuntas?

Fecha: 06/04/2005 23:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris