Facebook Twitter Google +1     Admin

RATATATATA… Y GANÓ RUSIA.

20070917040125-ivan-drago.jpg

La Sexta apuesta por la euforia y sus comentaristas y presentadores comentan y celebran las victorias de los equipos españoles aún mucho antes de comenzar las contiendas deportivas. Igual te ofrecen un partido de liga en el último momento, mientras sus abogados aún tratan de hacerse o no con los derechos, como se auto felicitan y se vanaglorian de estar ofreciéndote en exclusiva la verdadera piel del oso Yogui, aunque todo el mundo sepa a estas alturas que el animal tan solo es un personaje animado. Pero comienzan de cero, en desventaja y necesitan de la audiencia, porque cada espectador cuenta, aunque haya que llegar a la sangre o se les vea el plumero y el palmeral entero. La sexta busca el espectáculo y deambulan feroces y con las fauces abiertas como un tiburón blanco en una piscina municipal.
Pero no importan las formas, ni nada de nada si al final nos ofrecen partidos de fútbol gratis, como tiene que ser, si nos retransmiten en abierto la Eurocopa de Baloncesto enterita y nos ofrecen la bendita “Futurama”. Y cuidadito y que no se despisten los de Telecinco, que por menos de nada, les arrebatan a ellos también los derechos televisivos de la Formula 1. Si se lo proponen, Alonso también ganará gritando el “Ratatatatata” y la vida del asturiano volverá a ser maravillosa, con o sin Hamilton.
El caso es que la selección española de fútbol ya no esta de moda, porque en realidad son unos niñatos ricos que nos avergüenzan con su juego mediocre, porque nos recuerdan que nuestras vidas son tan grises como sus actuaciones y sobretodo porque están dirigidos por un hombre sin palabra. “El sabio de hortaleza” no dimitió como nos prometió a todos si no cumplía con el mínimo exigido en los resultados, y ahora más que un entrenador más bien vuelve a parecer un pobre anciano, un paisanote cascarrabias, mal educado, acabado, cansado de todo, pasado de vueltas, asiéndose con verdadera desesperación y bochorno a su puesto y a su sueldo, al último tren profesional de un trayecto incierto y decadente.
Ahora lo que esta de moda es el tenis, el motor y el baloncesto, competiciones donde se nos ameniza con el tarareo habitual de nuestro himno en podios y victorias interminables en titulares multivitaminados y anfetamínicos. Lo que ahora esta de moda es la selección de baloncesto y quizás es por eso que la final contra Rusia también parece una reunión secreta de las FAES, con Acebes, Rajoi, Aznar y Gallardón en las gradas. Y todos sabemos ya que los chicos de Pepu son los mejores del mundo, y además los que mejor juegan a este deporte en toda Europa. Lo han demostrado sobradamente y ya nos hicieron vibrar en una victoria épica contra los griegos y los árbitros el otro día. Pero los dioses también tienen que ir a mear y por eso existen los malos días, incluso para Gasol. Y el equipo español jugó esta vez un partido horrendo, puntualmente, en la final. Y así salieron correteando nerviosos, acelerados y descentrados. Porque no hay que ser Pepu para saber que si se quiere ganar no se pueden fallar los tiros libres cuando quedan dos minutos, tampoco cuando queda un minuto y mucho menos fallar prácticamente todos los tiros libres que se tiran en un partido. Y suenan las metralletas porque Calderón las enchufa sin parar, pero los demás no están mucho más allá de la pose, de las circunstancias de morir en la pasividad de quedarse reducidos a la realidad de ser testigos y no protagonistas de un acontecimiento sin control. Mientras, el mismísimo Ivan Drago orquestaba sin demasiado convencimiento a una Rusia medio dormida, rácana, fallona, que únicamente se vistió finalmente con el oro porque, dentro de la mediocridad reinante, al menos fue capaz, al terminarse el tiempo, de meter un punto más que los españoles, empecinados tragicamente en no jugar a lo que saben.
Y lo cierto es que a la vez, la selección española de Voleibol si que se ha proclamado campeona de Europa, por primera vez en la historia y ganando a los rusos en la final pero, ¿a quien coños le importa realmente si ni tan siquiera lo transmitían por la Sexta?

17/09/2007 04:01. Ivan Enlazarme. RATOS DE TELE

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comTonio

De hecho, Mediapro ya tiene los derechos de la Fórmula 1 a partir de 2009. Si es que esta gente no para...

Un abrazo!

Fecha: 17/09/2007 13:09.


gravatar.comJuan

Espania perdio por culpa de ZP. Es que este tipo es el puto cenizo en persona. Y en el mitin dijo: "menos mal que ganamos a Grecia que si no tmb me echan la culpa a mi".

Pues toma.

Lo de la Sexta es el descojone pero mientras joda a PRISA, cojonudo.

(Soy el unico de este planeta al que le ha parecido Death Proof una puta obra maestra? O que Calamaro acaba de sacar el mismo disco por millonesima cuarta vez?)

"Nu ze...", ronaldo dixit.

Como me rayo.

Fecha: 17/09/2007 22:16.


gravatar.comKyrie

Si que te raLLas, si, especialmente en su acepción de botijo. Me temo que eres el unico al que un subproducto destinado a adolescentes le puede parecer una obra maestra. Que te gusta resulta evidente en alguien que disfruta provocando, marcando meada y viendo como los que te rodean corren a taparse la nariz. Todo un machote ¿eh?. ¡País!.

Fecha: 18/09/2007 00:05.


gravatar.comSisterboy

Dramática la costumbre de este pais de tirarse los pedos más altos que el culo. Por lo visto no aprendimos nada de las meteduras de pata MARCA de la casa en los días previos al partido con Francia en los Mundiales

Fecha: 18/09/2007 20:40.


gravatar.comAL

Coincido en lo del ancianete de Luis Aragonés, un hombre que dio su palabra por televisión, y que tras hacer lo de siempre... donde dije digo, digo Diego. Hay que tener poca vergüenza.

Death Proof es una joya.

Y que perdiese España ha sido una gran putada, pero bueno, ojalá quedásemos segundos en futbol. No hay que quitarle méritos a esta pedazo selección. Una pena que Pau fallase, o que el aro escupiese el balón, cuando se merecía haber entrado, y haber logrado que tras el mundial hubiésemos ganado el europeo, pero otra vez será.

ZP gafe :P

Fecha: 18/09/2007 23:23.


gravatar.comMarina khalo

Hace cosa de un mes, soñé que Pau Gasol tenía un problema de autoestima que le hacía fallar los triples. Cuando lo mencioné por la mañana en el trabajo, me miraron con sorpresa. Alguno se atrevió hacer un comentario desafortunado sobre la altura de mi autoestima (no sobrepasa el 1,68), el deseo subliminal de tocar bolas y el acierto de mis pases de pecho y picado. Admito que al principio se me quedó cara de lela. Sin café y a esas horas de la mañana, era como lanzar balón y no meterlo en canasta. Pedí tiempo muerto y marcador a cero.

Hace unos días he vuelto a tener otro sueño. Se jugaba un partido de fútbol en la ladera de una montaña. Nuestro equipo intentaba meter gol en la portería contraría (en la propia hubiese sido de necios), situada ésta en la cima. La dificultad en el ataque era quimérica y descorazonadora. La defensa, un puro descabello.
Ni deciros, que esta vez me abstendré de comentar la pesadilla en el trabajo. No por superstición. Nunca he creído en los gafes ni en los maleficios. Me da igual quien vea el partido o no. Me he prometido un “Intermedio” y una limpieza de karma como “Me llamo Earl”. Un programa y una serie que siempre me han gustado de La Sexta. El día que me dé por soñar con el rugby os mantendré informados.

Fin del partido y final de cierre. Un saludo.

Fecha: 19/09/2007 02:07.


gravatar.comJuan


KYRIE, cuanto tiempo!!!

Por favor, hay que entender las peliculas (sobre todo el objetivo del director y el producto final) antes de comentarlas.

Fecha: 21/09/2007 11:06.


gravatar.comgb

Pues yo me vi el voley. Y cuando pillo a Bender pues también decido tirarme en el sofá mirando a la caja.

Fecha: 22/09/2007 11:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris