Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema PERSONAJE DEL MES.

TERREMOTO EN LA ESTACION DE TREN

20090515171217-terremotos.jpg

Una de esas pequeñas teorías mías es que la gran mayoría de personas que tienen alguna mascota, sobretodo, tratándose de los perros, animales que necesitan de un compromiso y un espíritu de sacrificio constante por su dependencia continuada hacia el hombre, suelen ser gente generosa. Lucy, nunca había tenido un perro antes, y recuerdo haberle mencionado esta teoría en alguna ocasión cuando nos hicimos con nuestra perra Lola. Por aquel entonces también le comenté que se llegan a hacer buenas amistades paseando a un perro, relaciones crecientes gracias a los paseos y la compañía de compartir el día a día en los parques y las zonas verdes de las urbes. Lucy pudo comprobarlo y reafirmó esta teoría poco después cuando comenzamos a conocer a la gente del parque. En mi caso, ya antes que a Lola tuve a Viernes y a Break. Viernes llego a casa un viernes y se marcho un lunes. Mi hermana Ainoa y yo aun éramos demasiado pequeños, mis padres trabajaban ambos fuera de casa, la idea nunca fue buena y enseguida el bonito sueño de tener una mascota en casa se esfumó tristemente. Años mas tarde, cuando Ainoa y yo ya éramos adolescentes, Ana era ya una niña y acababa de nacer Itziar, la más pequeña de mis hermanas, me encontré en la calle un cachorro de perro de aguas abandonado y lo subí a casa. Mis padres miraron al cachorro sucio y piojoso y se negaron rotundamente y sin concesiones, pero al rato, mi madre flaqueó por un segundo y nos pidió que lo diéramos un baño primero antes que nada y después tomarían una decisión irrevocable. Sin embargo, todo el mundo sabe que la pose y la mirada de un cachorrito recién bañado es ciertamente irresistible. Break vivió a nuestro lado los siguientes 11 años.

Marcel es vecino nuestro, es alemán y tiene dos perros fabulosos, Zeus y Duna. Conocí a Marcel en el parque y me abrió la puerta de su apartamento y de su vida prácticamente desde el primer momento. Marcel vive solo desde que lo dejo con su novia cubana, trabaja en casa como programador y ambos nos hemos conocido en un momento singular de nuestras vidas. En un momento como de transición, como dos extraños que charlan despreocupados tomándose un café en medio de un terremoto. Mientras mi vida parecía derrumbarse a mí alrededor, Marcel me hizo un sitio en su sofá de casa, me ofreció un mando de la Play, un lugar debajo de la mesa donde no alcanzaban el polvo ni los cascotes, me acompañó en mis paseos con Lola, me escuchó y me ofreció su amistad.
Marcel habla muy bien el español y se ha atrevido incluso a escribir en un Blog personal en castellano, algo que yo, aun hablando digamos que bastante bien el alemán, nunca me hubiera atrevido a hacer en un idioma distinto al mio. Marcel y yo somos bastante distintos, pero nos une un sentimiento básico, tenemos algo en común, algo que nos remueve por dentro, algo que nos hace hervir la sangre, la injusticia. A mí ya me pasaba de pequeño, ese turbio e incontrolable malestar cuando algo a nuestro alrededor resulta a nuestro parecer injusto. Convivir con esto es una especie de mal incomodo y poco practico, es como vivir en la ciudad y tenerle alergia crónica a los aparatos eléctricos y a los cacharros con motor. O se aprende a dominar este sentimiento, o uno con sus actos se complica irremediablemente el día a día. Somos conscientes de que no somos ni mucho menos los únicos. Conozco mucha gente que sufre del mismo mal, al igual que esa otra epidemia silenciosa que es la de no saber decir “No” lo suficientemente en nuestras vidas o el tener cualquier fobia insensata e irracional.
Marcel es un alemanote grandullon, adicto a las sandalias y al clima mediterráneo. Tiene un buen corazón y siempre se pone rojo como un volcán cuando se putea con algún tema. Yo, a cambio, no puedo dejar de darle vueltas, atropellarme con los argumentos, de andar nervioso como un caballo desbocado cuando me excita la impotencia. Juntos hablamos de muchos temas, saciamos a nuestra manera esa inquietud social, esas ganas demagógicas y absurdas de querer salvar el mundo, esa que nos aborda a todos cuando se nos ocurre dejar por un momento de mirar al tablero sobre el que nos dicen que supuestamente se esta jugando nuestra partida. Y es que es muy jodido ver que siempre ganan los mismos que imponen las reglas, aunque se nos venda a cambio que al menos somos unos perdedores afortunados por ser de los pocos en el mundo de tener un lugar en la mesa de juego del primer mundo.

Es curioso las formas en las que hoy en día se entablan algunas relaciones fantásticas. El Internet también me ha brindado sin duda la oportunidad de entablar otras sólidas amistades. Ha sido el caso por poner un ejemplo del, siempre autentico, Jim-Box o del entrañabilisimo y querido Refo. Gracias a Internet, y hablando de corazones monumentales, también he conocido a Ruso quien, al igual que Marcel, he conocido en mi etapa final en Barcelona e inmediatamente me ha abierto generosamente la puerta de su casa, de su local de ensayo y de su círculo de amigos, el bueno de Jordi, su novia Marta, Dani y todos los demás. Lo mismo puedo decir de las fantásticas Silvia y Kris, quienes llegaron a mi vida para demostrar que, detrás del anonimato de los nicks y de los comentarios en un Blog como este, hay personas reales dispuestas a compartir momentos verdaderos.

Todas estas relaciones han sido como las de quienes se conocen y entablan una amistad durante la breve espera en una estación de tren. En estos momentos, mi tren marcha ya en otra dirección, pero quiero daros las gracias de corazón a todos dedicándoos este post de hoy. Por haber estado ahí, cada uno a vuestra manera, pero siempre de forma generosa y sincera, en un momento difícil para mí.

En esa estación dejo muchas otras cosas mas, todas ellas especiales y muy importantes y espero, deseo y creo sinceramente que no hay ningún adiós definitivo en esta vida sorprendente e inaudita mientras exista la voluntad de viajar, mientras existan los trenes, las estaciones y gente maravillosa, interesante y verdadera que poder conocer y con la que desear reencontrarse.

BLOG DE MARCEL

BLOG DE REFO

BLOG DE JIM-BOX

WEB DE "NAN ROIG" (Una de las bandas de Ruso)

BLOG DE SILVIA CASTAÑO

YANNY LEVKOFF

20080626180920-yanny-levkoff.jpg

Jenny Levkoff es un norteamericano que dejó su profesión de profesor de ingles y su país para engancharse a la primera ola hippie de los 70. Se afincó en Ibiza, pero viajó prácticamente por todo el mundo. Es un bohemio, un artista, un escultor que trabaja con gran talento la madera y que continúa viviendo bajo los principios más básicos de la filosofía hippie. Desde hace años vive alejado del mundo, en una casa medio abandonada en una deshabitada zona en medio de un bosque en San Miguel, en la isla balear. Jenny vive sin coche, sin ordenador, sin televisión, sin agua corriente y sin luz, se alimenta de frutas, de germinados y plantas que el cultiva en un huerto salvaje lleno de flores.
A Yanny lo conocimos Lucy y yo hace algo más de un año, en un viaje en el que estuve investigando y conociendo a gente como Yanny para un proyecto cinematográfico que aún no ha terminado de cuajar. Lo cierto es que se han hecho varios reportajes ya sobre Yanny y un documental del 2005 que recomiendo fervientemente de Luis Alaejos y Raúl Díez Alaejos que lleva su mismo nombre:

YANNY LEVKOFF

“Yanny no es nadie que conozcamos.
Tampoco su trayectoria personal es gloriosa.
Es espectador de un mundo al que ha renunciado.
En Nueva York, su ciudad natal, Yanny se reencuentra
con aquello que abandonó hace 40 años.
Este documental cuenta cosas sobre el miedo al paso del tiempo,
lo desconocido, la energía que empleamos en hacer las cosas
y sobre la higiene dental.”

Su hijo Anatoli que se crió a su lado, se fue de Ibiza hace un par de años y ahora vive en Barcelona. Yanny vino hace unos días a verlo a él y a arreglar de paso unos asuntos de su pasaporte. Yanny nos llamó por teléfono. Quedamos en Barcelona y le invitamos a pasar un par de días con nosotros en nuestra casa en San Cugat. Juntos hemos paseado por el pueblo, hemos charlado durante horas en la terraza, le he mostrado en la televisión algunos documentales interesantes que le apetecía ver, hemos ido a comprar cosas sanas y naturales al mercado viejo y le he ayudado a escribir y a mandarle un email a una vieja amiga suya. Yanny es un trotamundos, un vagabundo, un hippie, un tipo fascinante, una ventana hacia otro tipo de vida más allá del sistema, un sueño utópico convertido en realidad andante, una buena persona.
La foto que veís se la hizo Lucy cuando visitamos su casa en el bosque.
Buen viaje, amigo mio, hasta pronto y buena suerte.

ivansainzpardo

ISIDRO

20080222155009-pais-vasco.jpg

Isidro subió las escaleras del rellano, llamó a nuestra puerta, entró, nos saludó, se sentó en el sofá de nuestro comedor y se puso a hablar. Isidro nos contó que Marc, el hermano de Lucy que vive en la puerta de al lado de nuestro ático, ya le pareció de primeras un tío correcto y formidable y que, también, desde el primer día en que nosotros entramos a vivir a nuestro piso, nos vio y pensó que Lucy y yo parecíamos una pareja especial y diferente. Sin preguntarle, enseguida nos habló de él, de su situación personal, de su conflictiva relación de pareja, de su, también a veces, atormentada convivencia en casa. Isidro se desahogó durante dos horas, se despidió muy amablemente y bajó de nuevo las escaleras hasta su casa en el segundo piso. Isidro, con ese sencillo pero valiente gesto, esa misma tarde decidió romper con las vacuas conversaciones de ascensor, con los aburridos y predecibles saludos vecinales y entablar una relación distinta con nosotros.
Realmente debo admitir que nos quedamos algo extrañados por aquella inesperada y singular visita, que sin embargo, resultó ser la antesala de muchas otras venideras. Isidro comenzó a visitarnos con asiduidad, le gustaba hablar conmigo, pero sobretodo me consta que le gustaba hablar y disfrutaba de la complicidad con Lucy. Al poco, nuestra perra Lola ya lo recibía, cada una de las veces, dibujando alegres círculos invisibles con el rabo. Isidro se familiarizó con nuestra pequeña sobrina Gala, quien también suele pasar bastante tiempo en nuestra casa. Conoció a muchas de nuestras visitas, a nuestros amigos, a nuestras familias, compartió su día a día y sus anécdotas de trabajo como director de su hotel en Barcelona y fue así como nos convertimos en buenos amigos. Isidro siempre se mostró dispuesto a ayudarnos y lo hizo siempre que tuvo oportunidad. A veces, nos traía queso de alguna de sus visitas a su querida tierra, o nos sorprendía con una botella de cava. Siempre nos narraba alguno de sus viajes con su hijo, o nos mostraba muy orgulloso fotos de algunas de sus nietas. Casi siempre nos leía frases existenciales, citas clásicas, e incluso comenzamos Lucy y yo a pensar en él a la hora de ir a comprar al supermercado:

“Que no se nos olviden las cervezas sin alcohol para Isidro”.

Isidro era detallista, generoso, temperamental, excesivo para todo. Arrastraba una vida herida y golpeada, una situación familiar complicada, un corazón dañado y empujado por la ayuda de un marcapasos. Isidro asimilaba las victorias y las derrotas siempre con la misma pasión exacerbada y bravucona. Isidro se empeñó en compartir con nosotros un puñado de miedos y de sonrisas y nos advirtió de como los disgustos se van comiendo poquito a poco el alma. Un buen día, él nos escogió y llamó a nuestra puerta para tratar de compartir con nosotros algo más que un rellano de escalera, para tratar de mostrarnos quien era, quien había sido y quien quería ser.

Esta misma madrugada, el corazón de Isidro dejó de latir y ahora, sin poder evitarlo, es el nuestro el que late a un ritmo distinto.

Isidro, muchísimas gracias por todo, por tus visitas, por tu valentía y por regalarnos un trocito de lo mejor de ti. Desde aquí nuestro más sincero y sentido pésame a tu mujer, a tus hijos, a todos tus familiares y amigos. Querido Isidro, queremos que sepas que Lucy y yo ya te echamos mucho de menos, que para ti es hoy este escrito y también esta foto que retrata un poco de tu querida tierra vasca. Y para terminar y como a ti te gusta, un adiós y una cita:

“La vida es como un espejo, te sonríe si la miras sonriendo.”

Iván y Lucy


PLAGIO EN LA RED

20080125211927-plagiador.jpg

Una de las secciones, uno de los temas del menú de la derecha en este Blog es el de "Personajillo del mes". Una sección que suelo dedicar a gente de mi alrededor, normalmente amigos, conocidos, personas que forman parte de la película de mi vida. Es momento, porque no, de retomar esta bonita sección y esta vez lo hacemos con el individuo que pueden ustedes ver en la foto como protagonista.

Este gaditano de 28 años el martes 22 junio del 2006 decidió, como ya tantos otros antes, abrir un “Blogdeesosporqueyasesabequehayqueestaralaúltima”. Abrió en un plis plas una cuenta en “Blogger” y se puso manos a la obra, pero entonces, nuestro amiguito se encontró con una gran pregunta sobre la que no se había detenido a pensar antes: ¿Y qué cojones escribo ahora?

“No tengo un carajo que contarle a nadie”, pensó de primeras, pero esa era una respuesta sincera que no le ayudaba en absoluto en sus intenciones de mostrarle al mundo su apasionante mundo interior. Sin embargo, decidió igualmente comenzar como fuese, necesitaba un primer post, y a poder ser con un titulo ocurrente:

Ummm… “Comienzo del fin”

“Puede valer, no es el recopón”, pensó entonces, “Pero valdrá. ¿Y de que irá este? Ni idea. Pues nada, cuelgo una foto de un cantante y así, sin texto ni nada. Ya esta. !Ya soy un blogger!

Las semanas siguientes fue actualizando su Blog sin demasiado esmero, letras de canciones, algunos textos y curiosidades encontradas por ahí, pero nada, que nuestro gaditano no le terminaba de encontrar el gustito a esto de escribir en su nuevo Blog. “Necesito más visitas, más comentarios, esto es un asco”. Y el recién estrenado Blog pasó entonces por unas semanas de crisis profunda, sin prácticamente actualización alguna. Desorientado, nuestro locuaz protagonista volvió a revisar Blogs de otra gente en busca de una respuesta a la pregunta:

¿Ozu mi arma, cuál será la formula mágica?

"Claro, ya esta." "Lo que necesito es más secciones, más temas interesantes."

Y este señor descubrió y se fijó entonces en el Blog que ustedes están leyendo ahora mismo.

"Sí, este parece que funciona bien." "Me vale."

Vamos a ver, que en “El escondite de Iván” hay una sección dedicada al humorista grafico Forges llamada "Los lunes de Forges", pues yo la copio y me hago la mía propia que se llamará: "Siempre Forges". Que en “El escondite de Iván” se recupera un post mensualmente en la sección "Post rescatado", pues yo hago lo mismo y además esta vez sin cambiar ni tan siquiera de nombre. Yo también lo llamaré "Post rescatado". Y que también hay una sección en este Blog de citas propias. Estas las plagiaré directamente y solo le cambiaré el nombre de la sección: En vez de "Las tontas citas de Iván", lo llamaré "Mis citas pamplinosas" Y aqui otro ejemplo de cita robada:

"Un mundo para llorar" (ORIGINAL)

"Un mundo para llorar" (PLAGIO)

Vinieron entonces algunos viajes y excursioncillas con amigos y el Blog se animó un poco gracias a las fotos y a comentarios del tipo:

“El mundo es un pañuelo: en uno de los pub me encontré a un pive de la isla que es vecino de una amiga mia, la Eli, la típica guarrilla q se enrolla con todos los tios de la pandilla, jejejeje.“

Esta fue una época feliz. Nuestro gaditano podía ahora pasarles orgulloso la dirección a sus colegas y a sus ligues de pandilla y la cosa ya parecía cobrar sentido. Uno de esos días, uno de estos amigos suyos le comentó:

“Tío, como Blog lo tuyo pues no esta mal del todo, pero creo que con todas esas fotos de viajes lo que tu realmente necesitas es un "Fotolog", un "Flickr"“

"¿Un cualo?" Respondió nuestro personajillo.

“Un foto… es igual, mira, bebamos otra birra”.

Sin embargo, sin más viajes y juergas a la vista, ya no había más relleno facil para el Blog, así que decidió que, una vez ya robadas de otros Blogs las secciones, los temas, las selecciones de fotos y los títulos e ideas de la mayoría de sus post, ¿Porque no plagiarlo directamente todo?

Y así es como el 29 de Enero del 2007 robó y publicó bajo su autoría el mismo artículo publicado días antes en este Blog:

"Se me acabaron los susurros" (ORIGINAL)

Se me acabaron los susurros (PLAGIO)

Y como ya se había abierto la veda para el plagio masivo y sin escrúpulos la faena continuó sin descanso:

"Halloween 11M" (ORIGINAL)

"Halloween 11M" (PLAGIO)

Cuando un fiel lector de este Blog me advirtió de lo que estaba sucediendo con este tipo, me pasé por su Blog y descubrí que entre sus últimos plagios estaban mis más recientes post, incluso con las mismas fotos y todo.
Entré a advertirle de que mis escritos están protegidos legalmente por la propiedad intelectual y que, por lo que a mi respecta es muy libre de colgarlos en su propio Blog, pero no publicándolos como suyos propios, sino incluyendo mi nombre debajo y un link a la fuente original de los textos que es este Blog.
La advertencia ha servido para que este señor elimine sin ninguna explicación, disculpa o comentario los post robados en las últimas semanas, pero aún continúan publicados muchos otros plagiados durante todos estos meses.
Como sabéis existe una cosa que es el “cache de google” y aunque estos últimos plagios ya han sido borrados, aun podéis comprobar y encontrarlos aquí si queréis:

"Enero duele" (ORIGINAL)

"Enero duele"
(PLAGIO)

"El cine español y ole" (ORIGINAL)

"El septimo arte" (PLAGIO)

Y como estos ejemplos esta el Blog en cuestión de este pobre diablo lleno.

Yo estoy a favor de compartir, de divulgar, de promover, de difundir, pero con más coherencia y respeto.
“El escondite de Iván” lleva casi tres años actualizándose con material original, y en las contadas ocasiones que los materiales provienen de otras fuentes, se ha informado correctamente de ello. La única parte algo más vaga al respecto, es la selección de fotos para los post. Algunas son fotos propias y muchas otras son encontradas por la red en donde, lamentablemente, es complicado muchas veces encontrar la fuente o la autoría original. Sin embargo, no las publico nunca como mías (ni tan siquiera las que si lo son) y en el apartado "A cerca de" de este Blog advierto de ello, y pongo además mi correo electrónico a disposición de quien desee contactar conmigo en caso de que se pudiera encontrar molesto o viera algún problema en ello. Hago pública mi predisposición a retirar cualquier foto que por deseo de su autor no se desee su publicación en este Blog.

Para mi, el autoengaño de plagiar impunemente tan solo demuestra carencias creativas, morales y de autoestima y me parece de una pobreza humana alarmante. Me consta que el patético ejemplo del protagonista de este post es tan solo uno más de otros tantos, pero creo justo advertirles, a él y a los demás, de que este no es el camino correcto.

Si ustedes son autores de un Blog regular y entusiasta, les recomiendo que se paseen un rato por "Entropy in Wonderland", es bastante posible que también puedan encontrar allí alguno de sus propios post publicados bajo otro nombre.

TRES DÍAS Y NICOLÁS

20071003142815-nicolas.jpg

Adormecido me planto en el metro junto al ronroneo de las vías, digiriendo a duras penas un triste y apelmazado medio sándwich de Spanair, atravesando un trayecto espeso hacía el pasado como un cuchillo de acero atraviesa la mantequilla. Miro por la ventanilla mientras recuerdo el silencio casi absoluto de aquellos días clónicos en los que la nieve ensordecía el transito de las cosas y daba un perturbador protagonismo a mis pensamientos.
Llego al hotel Olimpia, regentado curiosamente solo por gente mayor, gente elegante. Me agrada el cuarto, descubrir esa cama empotrada tan comoda, ese olor a limpio. El Hotel se encuentra en mitad de la Hans-Sach Strasse, un conocido barrio gay cercano a Marienplatz.
Vuelvo al metro. Después cojo el tranvía. La Dachauerstrasse es alargada como una serpiente y cambia sus tiendas cada poco como si realmente mudara de piel. Pero de alguna forma todo sigue igual. Es la misma anaconda que comienza en la Hauptbahnhof y termina en Dachau. Sin embargo, a la altura de la Sandstrasse descubro que una manzana de edificios entera ha desaparecido. El aspecto es tétrico. Prácticamente parece una foto de la posguerra. Me pregunto que significa ese gigante boquete en mitad de la ciudad, pero las grúas callan, para eso es domingo.
Llego a la casa verde. Llego al Colegio Español. Alfredo me espera con un café y un amigo suyo alemán. El jardín del patio interior esta precioso, muy otoñal, muy verde, la parra muestra un color rojizo y han plantado un hermoso manzano a su lado. Hago una foto con el móvil. Sentado de nuevo en el comedor siento la extraña sensación de creer que si me decidiera a subir por las escaleras en busca del que hace poco más de de dos años era mi cuarto, me encontraría aún con todas mis cosas dentro. No hay tiempo para espejismos y recuerdos, he quedado en la Oktoberfest con Max y con Quirin. Aunque ya estuve muchas veces antes en la fiesta de la cerveza, una vez más me dejo sorprender e impresionar con la grandeza del espectacular evento. Numerosas e inmensas las carpas cerveceras, gigantes las atracciones, las norias, los ríos de gente disfrutando de la mejor y más famosa fiesta bávara. Por el camino trato una vez más de imaginarme como le puede cambiar la vida a uno el tener un Oscar de Hollywood en la estantería de su casa. Los chicos ganaron uno con su primer largometraje en cine y eso supongo que es algo así como debutar como entrenador de fútbol y ganar directamente un mundial. Una vez allí me reencuentro también con Peter Kocyla, con Stefan Holz, Dirk Ahner y algunos más. Es un poco como volver a estar en mi época en la escuela de cine. Tras una jarraza de cerveza y media docena de brindis subidos a las mesas, vuelvo al metro. He quedado con Menardi para preparar la entrevista de mañana en PRO7. Llego a las nueve y media de la noche a su casa. En la pared de su cuarto cuelga un poster de “El Laberinto de Simone”. Me ofrece un Nestea y yo descubro que estoy algo tocado por la cerveza. No he bebido tanta, pero también es cierto que no he comido nada más a parte del medio sándwich de esta mañana. Enseguida hablamos de la entrevista con Birgit Brandes, de la serie de televisión de la que se hablará mañana y me enseña algunas cintas con posibles actores para el casting.
Son más de las 12 de la noche. Estoy de nuevo en el metro. Me levanté muy pronto, casi de madrugada, para ver estrellar a Fernando Alonso su campeonato contra un muro y después poder coger a tiempo mi avión a Munich.
Están cerrando el Kebap laden que hay cerca del hotel, pero aún me da tiempo a comprarme un kebap. Según me lo estan preparando pido otro más. Estoy muerto de hambre. El segundo me lo como ya en la habitación de hotel. Me quito los zapatos. A las 9 pasará Menardi con el coche a buscarme para ir juntos a la entrevista. Pongo el despertador del móvil y me quedo dormido en la cama empotrada con el guión del capitulo piloto como almohada.

Suena el móvil. Repaso el guión y las notas del proyecto sobre la cama medio dormido. Recuerdo mi época de estudiante, los madrugones de última hora de antes de los exámenes. La ducha me sienta muy bien. Desayuno en el saloncito del hotel. El buffet es reducido pero de calidad. En el coche con Menardi continúa la charla sobre el proyecto y la entrevista. Nos entrevistarán durante esta semana a tres o cuatro para el puesto de dirección. Me entero casualmente del nombre de uno de los otros aspirantes. Es como lo imaginaba, seré de nuevo la opción más loca y arriesgada del casting. Adjetivos que no entran a menudo en la baraja del mundo televisivo.
El director elegido podrá rodar un “Testimonien”. Esto significa que podrá rodar seguramente sin cobrar un duro, con un presupuesto bajo y con muchas prisas 8 o 10 minutos del capitulo piloto como prueba para la cadena. Si gustase, se daría luz verde al rodaje en Berlín de una temporada de 12 capítulos. Para ello y como suele ser común, ya se sumarían posteriormente al proyecto otros dos o tres directores para repartirse el trabajo.
Me sudan un poco las manos. Birgit se retrasa diez minutos, eso nunca ayuda en lo del sudor de las manos, pero lo cierto es que tras saludarla a ella y pasados otros diez, ya me encuentro bastante tranquilo y seguro. Ellos beben capuchino y yo me tomo un vaso de agua con gas. Salgo adelante con mi alemán, aún a pesar de llevar más de dos años fuera de Alemania y consigo explicarme correctamente y con serenidad. Evito hablar sobre mí mismo o tratar de venderme, me consta que los otros tienen más experiencia que yo así que voy directo a mi visión del proyecto. Los personajes, la trama, donde veo el potencial, donde deberíamos según mi opinión centrar sobretodo nuestro esfuerzo, el lenguaje visual, la coherencia entre los departamentos, la importancia del casting, de una trama universal, lo que me parece más atractivo y lo que no me lo parece tanto.

La entrevista resulta amena y Menardi y yo nos vamos a comer al Munich Café. Yo me pido una ensalada con tiras de pechuga de pollo y un Apfelsaftschorle. Menardi se las ve para tratar de engullirse una hamburguesa gigante de pollo y un plato de patas fritas mientras me dice que estuve muy bien. Que le gustó mucho que me posicionara activamente y sin complejos. Se que en un principio quieren y buscan hacer algo distinto, que de verdad creen que soy el adecuado y que cuento con su apoyo y el de su productora, pero la decisión es en gran parte de la cadena. Ambos sabemos que tendrá que luchar bastante duro para conseguir lograr que PRO7 me de a mí la oportunidad de rodar el “Testimonien” y no a cualquiera de los otros. La decisión ya no depende de mí, estoy contento con mi exposición y me siento feliz.

Me despido de Menardi y voy andando hasta la Türkenstrasse. Subo las escaleras tirando de mi bolsa verde y entro algo acalorado en mi Agencia. No me pilla lejos de la nueva oficina de Sorin y Alina con los que he quedado ahora, así que me he decidido espontáneamente hacerles una breve visita y de paso informarles de mi entrevista. Nos ponemos al día y yo continúo con mi ronda de visitas.

Llego a la oficina y me reencuentro con Sorin y con Alina. Sorin lleva una camiseta de la selección de Brasil y se ha dejado el pelo largo. Esta gracioso. Me alegro mucho de verlos. Me quedaré a dormir en su casa esta noche. Leon y Lara, sus hijos vienen del colegio y también me alegro mucho de volver a verlos. Los noto bastante crecidos y disfruto viéndoles tan ilusionados y excitados con la idea de recibir en tres días a un perrito como nuevo miembro de su familia. Desde que estuvieron los cuatro en nuestra casa y conocieron a nuestra perrita Lola, Leon y Lara no han parado de presionar hasta conseguir convencer a Alina y Sorin de tener uno para ellos.
Recibo una muy buena noticia. Gracias a la mudanza Sorin ha encontrado dos cintas que sin querer me había perdido hace cinco años. Son dos videos domésticos de mi familia. Uno de ellos era la espina dorsal de mi antiguo proyecto de documental “Mi querida tristeza”, sobre mi madre, que se vio estancado de forma indefinida en gran parte por el extravío de la cinta. Para evitar problemas la pasamos enseguida a dvd y el hecho de volver a ver y redescubrir allí las imágenes me catapulta sin remedio a un estado sentimental extraño y profundo.
La casa de Sorin y Alina me encanta. Se respira un ambiente relajado, positivo y espiritual. Sorin es un verdadero manitas y además, se hace notar el buen gusto que tienen ambos en general. Alina prepara una especialidad rumana para cenar, una especie de estofado de carne y patata junto a un puré de maíz. No recuerdo el nombre de la especialidad, pero me pareció verdaderamente delicioso y no tuve reparos en repetir.
Leon toca una especie de tambor iraní para mí durante un rato. Después juego con los niños un rato a la pelota en el pasillo antes de que estos se vayan a dormir.

Sorin se ha montado un cine en casa con un proyector estupendo y un sistema de sonido verdaderamente brutal. Me lo enseña muy orgulloso. Primero charlamos y escuchamos a Paco de Lucia, luego baja la pantalla y me enseña lo bien que se ve y se oye un fragmento de “Snow Falling on Cedars” con Ethan Hawke. Ambos la vimos juntos en el cine en su día. Una fotografía sencillamente cuidada y genial. Después nos enganchamos ya con las proyecciones y nos vemos juntos “Zabriskie Point” de Antonioni. Es una locura que ese despilfarro de talento, que esa modernidad absoluta y brillante tenga ya casi cuarenta años.

Duermo en el sofa cama. Es muy cómodo. Lara me despierta por la mañana para darme un beso y despedirse de mí antes de irse al colegio. Me ducho, doy los buenos días a Alina y en la cocina hay una rosa blanca y una nota esperándome de Lara y de Leon. Es una nota de despedida, de buen viaje y con un saludo también para Lucy y para Lola. Ambos niños no pasan de los once años y ya son dos personas maravillosas. Sorin entra por la puerta con su hermano al que ha ido a buscar al aeropuerto y al que conozco por primera vez. Vive en Canada y esta de paso. No habla alemán, pero a cambio si domina el rumano, el hungaro, el ingles y el frances perfectamente y sabe algo de español. Chapurreamos el español y lo mezclamos con el inglés mientras desayunamos todos juntos. Después me despido de todos y vuelvo al metro. En la Hauptbahnhof busco una tienda con Lebküchen, Brezel y algunos dulces bávaros para llevar a casa.
No dudo en traicionar con premeditación y alevosía al sándwich mustio de Spanair cambiándolo por un Leberkäss semmel que me como en el tren camino del aeropuerto. Me mancho el jersey de amarillo con la mittelscharfsenf como no podía ser de otra forma y me lo limpio después en un baño mientras espero a mi avión.
Durante el vuelo, aprovecho un poco para escribir y apuntar algunas ideas y cosas sobre “Ainhoa” mi eterno proyecto de largometraje.
Lucy me viene a buscar al aeropuerto de Barcelona. Mi hermana Itziar y su novio Juan esperan con Lola en nuestra casa. Ambos se quedarán unos días con nosotros hasta que encuentren un lugar donde comenzar su propia aventura catalana. Me ilusiona la idea de tener a una de mis hermanas más cerca de mi vida cotidiana. Andamos todos tan desperdigados…
Mientras, la vida continúa y mi hermana Ainhoa vuelve a ser protagonista de la película de su propia vida y de la de todos en realidad. Ocurre el milagro de la vida y a Itziar y a mí nos llega a la vez un mensaje de mi padre al móvil:

“Ha nacido Nicolás”

Y así, mientras tú, querida hermanita, estabas trayendo a tu hijo a la vida, yo andaba perdido entre aeropuertos y estaciones de metro. Y te escribo aquí para felicitarte a ti y a Javi por el nacimiento de vuestro segundo hijo y contarte que estoy pensando en vosotros, en mi nuevo sobrino y en lo extraño que resulta cuando el pasado y el futuro se mezclan en un presente tan vertiginoso e incierto.

AINOA

20070613133101-ainoa-torre.jpg

Bella, por dentro y por fuera, inteligente, tenaz, práctica, bondadosa, cerebral, generosa, firme, cariñosa, mi hermanita Ainoa, con quién tan solo me separa un año y medio y que ayer celebró su cumpleaños.
Ainoa, con quien compartí mi niñez, mi adolescencia, mi juventud, mi mundo interior, mis juegos, mis amigos, mi convivencia en familia.

IVÁN Y AINOA

Hemos recorrido juntos, a veces de la mano y otras por separado, a veces como cómplices, y otras incluso como competidores y enemigos, caminos muy duros, otros maravillosos y algunos verdaderamente inimaginables.
Ainoa, gracias por abrirme la puerta, por no renunciar nunca, por estar ahí. Gracias por acogerme, por adoptarme, por comprenderme, por tu respeto, por jugar conmigo a redescubrir nuestra relación. Te quiero muchísimo, hermanita mía. A ti y a Javi, por ser como sois y por demostrar tantas veces que, además de familia, sois mis amigos de verdad.

Muchas felicidades y enhorabuena también por la inminente llegada a este mundo de vuestro próximo hijo, el que será el hermanito de mi querido sobrino Iker. Os deseo toda la suerte y la felicidad del mundo. Hoy, este post es para ti, querida hermanita.
Feliz cumpleaños.

ERASE UNA VEZ IBIZA

20070427210745-hippie.jpg

Ferdi tiene tres perros negros que parecen uno solo en distintas etapas de su vida. Ferdi tiene una rana cantarina en el depósito de agua de su casa en la colina. Ferdi es un ingeniero alemán de Kiel que se construyó su casa el solito y durante más de 9 años. Una vez dentro, descubrimos un paraíso terrenal donde escasean las líneas rectas. Hablamos brevemente de Gaudí.
Ferdi vive prácticamente de forma autosuficiente, pero no renuncia a un viejo movil ni a una linea de adsl. Comparte una estancia de su casa con unas hippies españolas que diseñan, fabrican y venden su propia ropa.
Cuando llegó por primera vez a Ibiza yo aún no había nacido. Pronto montó un bar junto a un español al que conoció una noche en una de aquellas fiestas hippies en la playa. El bar funcionó durante muchos años con el nombre de “Nada” y se convirtió, por meritos propios, en un lugar mítico para personajes conocidos, cantantes, artistas y protagonistas del sueño de Ibiza.
Saltamos, continuamente y sin pensar en ello, del alemán al español, mientras Ferdi nos sirve un vino tinto cosechado cerca de su casa.
Respiramos el aire puro de la colina, nos dejamos acariciar por la luz de una vela y por el ritmo chill out de un viejo radio cassete. Los ojos azules de Judith y el vino animan la verborrea contenida de Ferdi y la velada transcurre empapada de magia, viejas anécdotas y melancolía. Judith, de mediana edad, es como un puente entre nosotros y los 70 años de Ferdi. Ferdi nos cuenta entonces que Judith no hace tanto tiempo que fue la mujer más hermosa de toda la isla.
La salamandra de una de las paredes mostaza gira su cuello, el perro continua con su metamorfosis, las hormigas dibujan grietas en el pavimento, las abejas refunfuñan zigzagueantes en busca de su hogar y mientras, Ferdi vuelve a la mesa para ofrecernos te con miel y maríhuana de un bote de cristal.
Cae la noche y nos despedimos de Ferdi. Quedamos para el sabado en el Sansara. Bajamos el camino de piedras con el coche, mientras, yo me vuelvo a fijar en Judith. Recuerdo las palabras de Ferdi y comprendo que tiene toda la razón, Judith demuestra madurez y experiencia en su rostro, pero a la vez, no puede ocultar su naturaleza libre y el eterno e inconfundible brillo de una auténtica diosa ibicenca.

SIRA

20070402112059-sira.jpg

Cuando nos conocimos en Valladolid yo estaba más perdido que un cura en un burdel, sin saber hacia donde ir, que hacer con mi tiempo, inquieto, muy desilusionado con la Filología Alemana, resacoso, renqueante y aturdido de mi último descalabro sentimental, perdido en medio de una época de transición indefinida.
Me encanta recordarte y recordar nuestro tiempo juntos. Tú nunca me presionaste, nunca me reprochaste nada, simplemente estuviste ahí, me acompañaste, te ofreciste generosamente y todo se desarrolló con una naturalidad ejemplar. Realmente no me sentía por aquel entonces preparado para nada serio, pero tú jugaste conmigo a cada uno de los juegos a los que nos apeteció jugar, respetándonos siempre y salvaguardando la armonía de las cosas.
¿Sabes?, tengo un recuerdo precioso de ti, y te doy de corazón las gracias, por haber sido mi confidente, mi amante y sobre todo por haber sido mi amiga.
Ya sabes que siempre recuerdo aquel baile, desnudos, en aquella habitación de estudiante, al ritmo sensual y embriagador de “Sade”, y aquel paseo bajo la lluvia intensa de después, como un bautismo. Y todos y cada uno de nuestros paseos, de nuestras charlas, sentados en el Alfonso VIII. Y aquel día que salimos a emborracharnos y a bailar Rock como dos locos. Recuerdo aquel día, tumbados en la cama de tu habitación en la Residencia, habíamos estado jugando al tenis. Yo además estaba resacoso, pero tu, juguetona, cariñosa, querías mambo y yo, sonriendo, te susurré que solo nos acostaríamos si tu me quitabas las playeras. Y después llegó Alemania, aquel día en el lago, aquel verano, nuestra experiencia como Aupair, siendo vecinos con derecho a roce en aquel pueblo bábaro, aislado del mundo. Recuerdo eso y también recuerdo todo, todo lo demás.
Llegaste y te fuiste sin hacer ruido, respetuosa y dulce. Y creo que nos quisimos sin ansiedad y honestamente, cada uno de la forma en que pudimos y quisimos en aquel momento de nuestras vidas.
Te recuerdo, y cada una de las veces, inmediatamente se me pliega automáticamente una sonrisa. Sira, gracias por ello hoy, gracias por todo siempre.

XABIER

20070317002401-xabier.jpg


Hubo un tiempo en el que hacer cine aún era únicamente un sueño para mí, y lo demás a mí alrededor, era tan solo una extensa colección de trabajillos temporales en el extranjero, algunos realmente bastante mal pagados, pero sin grandes responsabilidades a cambio. En Munich hice de Babysitter, vendí vinos y quesos en una tienda de productos españoles, trabajé en un Mc Donalds, en Wienerwald, en Asado Steak y en Pizza Hut.

Recuerdo que, trabajando de camarero en Pizza Hut, conocí a unos clientes españoles que andaban de turismo y que también como yo compartían la afición por el cine. Ellos fueron los que me hablaron por primera vez de un tal Xabier.

-Es un vasco que nos encontró así, por la calle, y se animó a hacernos de guía. El tío se lo conoce absolutamente todo en Munich, dice que es guía oficial de la ciudad, y autor, y cineasta, y profesor, y… se ha venido varios días con nosotros, aunque hoy ya ha iniciado una nueva ruta turística con otra gente que conoció en el restaurante español en el que trabaja de relaciones públicas. Si quieres, te damos la dirección del restaurante.

Una tarde, me presenté en el restaurante, así sin más, y nos pusimos a charlar. Ya no recuerdo muy bien aquel primer encuentro, pero lo cierto es que hubo muchos más como aquel primero. También lo visité varias veces en su mini buhardilla en Schwabing. Como Xabier siempre cuenta, puso una línea de teléfono allí por primera vez para ahorrarme a mi un puñado de visitas frustradas a un ático sin ascensor y a casi cuarenta minutos del apartamento que compartía con mi ex novia alemana Corinna en Frankfurter Ring.

Xabier, un día, me acompañó a una entrega de premios en la Muffathalle, donde me dieron un premio por "Descanse en Paz", uno de mis cortos en video. Después, a propósito, me dio a conocer la existencia de la Escuela de Televisión y Cine de Munich y fue, además, quien me animó primero a que me presentara a las pruebas de admisión.

De los 500 que nos inscribimos y presentamos proyecto ese año, únicamente fuimos invitados a las pruebas finales 50. Al final, en el departamento de Dirección fuimos admitidos 3 estudiantes extranjeros, But, de Mongolia, Philipp Escobar, de Puerto Rico y yo, junto a otros diez estudiantes alemanes. En total formamos una clase de 13 alumnos.
Mi ingreso en la Escuela iba a cambiar mi vida por completo, pero de momento, todas las clases, los seminarios y los exámenes eran en alemán, y el espíritu de competitividad no terminaría con las pruebas de acceso. Recuerdo con desazón las clases de técnica en “bavaro” del profesor Herr Müller. Para “celebrarlo”, el día de fin de año, me rapé el pelo y me conjuré al cielo muniqués, me esperaba un primer año de Escuela durísimo.

Lo cierto es que Xabier, un día, mientras yo andaba liado editando mi primer cortometraje en formato cine "El Sueño del Caracol", me preguntó si me apetecía acompañarle a una exposición en la Escuela de Fotografía de Munich. Se trataba de los trabajos fin de carrera de la última promoción de alumnos.
Una fotógrafa de padre catalán y madre holandesa, utilizando la táctica del propio Xabier de abordar a la gente por la calle, fue quien le propuso a él participar en su proyecto fotográfico posando para ella, y Xabier aceptó. Esta fotógrafa era Lucy, quien hoy en día es mi mujer. (La foto que acompaña este post es la foto en cuestión, que acompañaba a otros 19 retratos, todos ellos a tamaño de 50cm por 60cm)
Los padres de Lucy también estaban allí y Xavier me presentó muy correctamente.

Pocos meses después, y tan solo a dos meses de estrenar "El Sueño del Caracol", cuando mi relación con Corinna, tras cinco años de noviazgo, se vino abajo, me vi en la obligación de tenerme que buscar un lugar nuevo donde vivir. En aquellos momentos, Corinna y yo vivíamos en un apartamento en Pasing, un hogar bastante mejor que aquellos tristes 25 metros cuadrados en la ruidosa Frankfurter Ring. Actualmente, Corinna aún vive en Pasing y mantenemos una buena relación de amistad. (Creo que, en realidad, mal de no volver a hablarnos, no he terminado nunca con ninguna de mis ex novias.)
También me puse a buscar otro trabajo. El supermercado en donde yo estaba trabajando en esos momentos como reponedor, ya no me pillaría cerca de casa. Entonces, fue también idea de Xabier el que yo fuese a preguntar por una habitación en el Colegio Español, una residencia con estudiantes españoles en la Dachauerstrasse.
Me llamaron del Colegio a las dos semanas de presentar mi solicitud de admisión, y entré a vivir en la única habitación libre que había por aquel entonces, un mini cuarto abuhardillado más pequeño aún que el de Xabier. A esta habitación se la conocía en el colegio como el zulo. Con una ventana en el techo con goteras. El problema de las goteras, cuando de lo que hablamos es de un espacio de menos de 6 metros cuadrados, termina por transformarse en un diluvio, en un verdadero drama en donde hay que olvidarse de dormir en la cama y hay que achicar agua hasta de dentro de la impresora cada maldito día de lluvia. Creo recordar que estuve así durante varios meses antes de que me arreglaran aquello. Después del primer año, conseguí trasladarme al segundo piso, a una habitación bastante grande y con un magnífico balcón con vistas al jardín interior.

El Colegio español ha sido mi hogar durante 4 años, allí conviví e hice muchos amigos y he podido conocer a gente realmente interesante y estupenda.
No más entrar a vivir allí, invité a todo el Colegio al completo a la Premiere de "El Sueño del Caracol", un día tal como hoy, pero hace 6 años exactamente, y también coincidiendo casualmente con el día del cumpleaños de Xabier.

Pero la gran sorpresa de esta historia fue que, cuando entré a vivir al Colegio, descubrí que aquella fotógrafa catalana-holandesa también vivía allí y, además, en mi misma planta. Su novio por aquel entonces, un escalador medio catalán y medio alemán, vivía igualmente con nosotros en otra de las habitaciones de la quinta planta.

Recuerdo que no comencé demasiado bien con Lucy, robándole, involuntariamente, su palangana de la ropa. En un rincón lleno de trastos, encontré una vieja palangana de plástico con un mono azul y unas sabanas viejas llenas de pintura. Parecía abandonada, así que yo lo vacié allí mismo y me la quedé con la intención de darle un mejor uso y ya de paso acortar mis paseos a la lavadora situada en el sótano. Lucy, sin embargo, no tardó en presentarse ante mi puerta para preguntarme si yo había visto su palangana. Yo, como podía, trataba de explicarle el mal entendido, mientras que ella, desde la puerta, miraba de reojo y con cara de muy pocos amigos su palangana con mi ropa dentro. Fue esta nuestra primera conversación. A mi, ella, me sonaba de algo, pero lo cierto es que tardamos un tiempo hasta darnos cuenta de que ya nos conocíamos, fugazmente, de aquel día en su exposición. Tardamos un poco más de tres semanas en darnos cuenta de ello y un poco menos de cuatro años en casarnos.

Xabier ha sido un buen amigo durante mi larga estancia en Munich y ha ido de alguna forma compartiendo algunos de mis más importantes proyectos profesionales y personales. Ha asistido a fiestas y a cenas en el Colegio, ha participado como actor o como guionista de proyectos para la Escuela de Cine y hemos charlado tardes y noches enteras. Xabier es un vasco bavarizado, o un bavaro vascuence, es un superviviente, un autentico cuatro por cuatro de verborrea infinita, un tipo extrovertido, sensible, cascarrabias, dicharachero, bonachón, curioso, peculiar, un sabio, un embaucador, un guía excepcional, un mujeriego, un anarquista, un artista, un soñador, un vividor, un rebelde, un bohemio, un maestro, un loco, en definitiva, un personaje realmente peculiar, auténtico, especial y entrañable, siempre dispuesto a ayudar, a ofrecerse, a crear, a compartir y a imaginar.

Querido amigo, hoy es tu cumpleaños y Lucy y yo te mandamos desde aquí un fuerte abrazo. También deseamos que te recuperes muy pronto de esos achaques tuyos, fruto de tus maratones como escribano apasionado y como el lector inquieto e insaciable que eres. Xabier, hoy, este post es enterito para ti. Muchísimas gracias por tu amistad y muchísimas felicidades.

SIMONE

20060725122203-aloha-laura.jpg

Laura Sonntag, protagonista de "El Laberinto de Simone" interpretaba en este cortometraje a una atormentada niña de 11 años, aunque en realidad cumplió 13 años durante el rodaje. (Como podeís observar aquí.)
Al finalizar este, yo le regalé una de las zapatillas que Simone utilizaba en nuestra pequeña, pero aterradora historia, y yo me quedé a la vez con otra. Prometimos guardarlas para siempre con nosotros para intercambiarnoslas solo en el caso de volver a trabajar juntos. Me encantaria. Laura fue un descubrimiento, como actriz y como persona, y realizó un trabajo realmente formidable.
Laura tiene 16 años y se ha convertido ya en una joven preciosa. Continua estudiando, actuando y en la foto podeís verla participar en un concurso de surf para jovenes en una ola artificial del rio Isar en Munich.
Simone ya no existe, !Aloha, Laura!

VIOLETA

20060131000154-ivan-y-violeta.jpg

Violeta es mi sobrina. Nació el 13 de Diciembre. Carmina, su mama, duerme la siesta en nuestro cuarto. Vinieron de visita a comer a casa. Ahora, yo duermo a su hijita en mis brazos y veo la tele sin sonido.
Afuera, la tarde murmura inquieta. Aún llueve levemente y el viento arrastra a su merced las hojas caídas de los árboles.
Lucy, a mi lado, hace las primeras pruebas con su nueva cámara de fotos. Sorbe de una taza de te y sonríe con gesto picaron. Fotografía sin parar y exclama que estoy muy mono con un bebe en los brazos. Mientras, yo disfruto de este momento de paz y juego a imaginarme, en silencio, lo que sueñan los bebes.

MI AMIGO JIMBOX

20060129034247-jimbo-en-accion.jpg


Esta sección, en un principio, debía de ser mensual, pero veo que voy prefiriendo hacerla cuando me place, a pesar de su nombre. Como hoy, por ejemplo, y esta vez le toca a mi amiguete Jimbox. (A mi me mola llamarle Jimbo.)
Creo recordar que nos conocimos chateando, o en algún foro de Internet y enseguida conectamos estupendamente. El me conocía a mí previamente de una charla que dí en unas jornadas de cine en Gijon a las que el asistió. Jimbo es un realizador de cortos amateur. Un video aficionado único, genial y divertido. Un surfer asturiano de pura cepa. Un tío estupendo.
Decidimos al fin conocernos personalmente este verano pasado, rodar algo juntos en plan guerrilla film maker (vamos, sin un puto duro y para divertirnos) y surfear.
Mi amiguete Dirk nos acompañó durante aquellos cuatro días que fueron inolvidables. Actualmente, Dirk se encarga de terminar de montar el bendito corto.
Sin duda alguna, Jimbo no pasará a la historia por multiplicar sus simpáticas apariciónes en los foros. Jimbo no pasará a la historia por su prolífica y masiva participación en festivales de cortos en Internet. Jimbo tampoco pasará a la historia por coger mejores olas que Duke Kahanamoku. Pero el bueno de Jimbo sí que pasará a la historia por engullirse, diariamente, después de cenar como un auténtico mamut, lo siguiente: Su famosa, especial y única “Argamasa”.

ARGAMASA JIMBOX

½ litro de leche entera. (Asturiana a poder ser)
3 cucharadas grandes de Colacao.
1 cucharada grande de mermelada.
12 galletas Maria
4 lonchas de queso

Se mezcla todo en un tazón, se remueve con la mejor de nuestras sonrisas y ala, pa dentro.

Advertencias:

-Puede crear dependencia psicológica.
-Para quemar semejante bomba calórica y no morir de sobrepeso en menos de un mes, se recomienda surfear como un auténtico campeón dos horitas o tres al día.

En la foto, se puede ver a Jimbo grabando el sonido de nuestras pisadas mientras subimos las escaleras en una escena del dichoso corto, acompañados de Dirk, con un micro inalámbrico pegado a una toalla y esta a su vez, a una pértiga improvisada de windsurf. El sonido lo grabamos directamente de la cámara, sí, así, a lo cutre.
Su cara nos muestra con exactitud el trágico desconcierto provocado por uno de esos momentos de terror en los que sufre falta de riego sanguíneo en su cerebro. Le pasa cada vez que le entra esa extraña hambre y no tiene acceso a los ingredientes de su invento lácteo.

Amigos, os recomiendo con verdadero fervor veros todos sus cortitos. A mí me gustan mucho y algunos están siendo premiados en distintos festivales. Su última hazaña, ser finalista del Festival nacional de cortos de la revista Fotogramas. Con los grandes.
Si queréis entrar en el fabuloso mundo de Jimbox, no tenéis más que pinchar AQUÍ.

DIRK

Dirk-en-Laguna2.jpgEste mes, evidentemente el protagonista de esta sección es ni más ni menos que mi compañero de “Voyager” y fiel amigo Dirk Soldner.
La foto se la hice en Laguna de Duero, Valladolid durante nuestro reciente e inolvidable viaje.

Nos conocimos en Munich hace ya casi ocho años. Yo aún no había entrado en la Escuela de Cine en Munich, y los dos compartíamos ya nuestra afición a los cortos y al cine. Unas semanas más tarde ya estábamos rodando juntos un corto en video: "Lautlose Grenze" (La Frontera Silenciosa). Con un presupuesto de 300 Marcos alemanes (150€) y en donde, junto con la ayuda de Corinna, por aquel entonces mi novia, nos apañamos y nos curramos entre los tres absolutamente todo. Utilizamos mi cámara de s-vhs, nada de luz adicional, el sonido directo de la cámara (menuda chapuza), una bici con carrito y una silla de ruedas para los travellings y hasta la participación del mismo Dirk como protagonista y de mi amigo Hugo Wolf y de todos sus amiguetes argentinos como extras. Rodábamos por las noches en el metro de Munich y después, me tocó estar viajando hasta Nürnberg durante varios fines de semana para poder montarlo en casa de Dirk, con un sistema de edición Casablanca muy limitado y rudimentario que pudimos alquilar a un precio simbólico. Todo, desde el principio hasta el final, hecho a mano, con ilusión, con corazón y con mucho mimo pero sin un duro. Un pequeño milagro de veinte minutos que, una vez al entrar yo en la Escuela, ya practicamente no movimos por Festivales, pero que si llegamos a presentar por todo lo alto en Valladolid con muy buena crítica, y que llegó incluso a ganar algún premio en su categoría de video. Una historia la de esta producción que realmente se merecería un post a parte.
Dirk y yo seguimos viendonos y volvimos a encontrarnos profesionalmente varios años más tarde en el rodaje de "El Laberinto de Simone", donde estuvo a mi lado como segundo ayudante de Dirección.
Después hemos continuado haciendo cosas, juntos y por separado, lo último el compartir la escritura del guión para el largometraje “La Frontera Silenciosa”, que comparte el mismo nombre que aquel nuestro primer corto juntos como pequeño homenaje. Y también el cortito guerrillero, en video y a la vieja usanza, que acabamos de grabar en Gijon con Jimbo: “La marea”. Con el que nos hemos vuelto a divertir mucho y que comenzaremos a montar en breve.

Dirk estudia Medien & Design en Nürnberg, aunque desde ayer, tiene una habitación alquilada en el centro y se va a quedar una temporada en Barcelona para poder continuar trabajando juntos y de paso hacer un curso de español.
Le animé hace unas semanas a hacerse un Blog como este y ya tiene uno donde publica sus magnificas fotos y que os animo a que lo conozcáis. AQUÍ.
Dirk también tiene otra página desde donde se pueden ver sus trabajos como director, el talentoso video clip de los “The Robocop Kraus” que se emitió en la MTV y los Spots para Calle 13. AQUÍ.

Dirk es una persona excepcional, un buen amigo, para salir, viajar, hablar, trabajar, reir y llorar, un todo terreno que se apunta a un bombardeo allá donde este la gente a la que quiere y con el que siempre se puede contar.
Revoluciona sin mover una ceja a las féminas y encandila igualmente a todo el que lo rodea con su simpatía. En contra quizás añadir que es un poco desastre, bastante despistado y desordenado. (Vamos, en esto igualito, igualito que yo)
Hemos compartido en todo este tiempo muchas cosas realmente bonitas, unas dificiles, otras divertidas y a veces también bastante surrealistas, y espero de corazón poder seguir haciéndolo por muchos años más.
Como me alegra también el saber que muy pronto podrás leer todo esto y entenderlo. Dirk, amigo, ya eres personajillo del mes en mi Blog y este es tu post.
Liebe Grusse.

ISRAEL

Israel-e-Ivan.jpgEn el mundo hay hombres buenos y hombres que no lo son.
La amistad verdadera se alimenta de una calidad humana muy especial y es un don, una virtud de la que únicamente pueden disfrutar estos primeros.

La amistad verdadera se reconoce al instante. Es más que un flechazo. Vive en nosotros de forma independiente. La amistad verdadera es un bien, una virtud, un lujo. Y por lo tanto no esta al alcance de todo el mundo. Pero a diferencia de otras muchas cosas en esta vida, la amistad verdadera no se puede comprar, alquilar, vender, prestar...

La amistad es algo imparable. La amistad es invencible cuando hay admiración mutua, respeto, generosidad, intuición, cuando se tiene fe y confianza en el otro, cuando es de verdad.
Y las amistades de verdad no se forjan, tampoco se hacen. Las amistades verdaderas nacen, suceden, ocurren.
Pero la amistad es también una oportunidad, una aventura. Un viaje. Es compartir nuestra mochila, muchas veces también nuestro espacio. Es ofrecer, entregar por placer, sin esperar nada concreto a cambio.
La amistad es como una bola de tenis, la compartimos, cada uno en nuestro lado. Va y viene, por que la amistad es un dar y recibir. La amistad es como una bola de tenis que cada vez nos encuentra en una posición distinta en la pista, por que la vida nos lleva de un lado a otro, a veces incluso nos vapulea. Y es seguir esforzándonos por estar ahí siempre esperandola en su sitio.

La amistad es una capacidad, la de poder seguir sorprendiendo cada vez. La capacidad de demostrar, ilusionar, motivar. La capacidad de dar un paso adelante, de saber estar ahí, de poder abrirse, de ayudar y aprender a compartir los momentos verdaderos.

La amistad es comunicación, espontaneidad, una palabra, un gesto. Es separarse, volver a encontrarse. Es sufrir cuando el otro sufre. Es compartir la misma sonrisa, la naturalidad de sentirse cerca a pesar de las distancias en el tiempo y en el espacio, y es poder volver a ser, sin esfuerzo, y cada una de las veces, uno mismo.

La amistad es ante todo amor. Por que en realidad las dos cosas son solo una misma.

Este post va dedicado este mes a uno de esos hombre buenos. Un amigo de verdad a quien quiero y admiro muchísimo y que además justo ahora comienza una nueva etapa en su vida. Desde este escondite, mi querido Israel, quiero recordarte lo orgulloso que me siento de ser tu amigo. Desde este rincón quiero aprovechar para felicitaros de nuevo a tí y a Carol por vuestra reciente boda, y desearos de corazón toda la suerte y toda la felicidad del mundo.
30/07/2005 16:29. Enlazarme. PERSONAJE DEL MES Hay 7 comentarios.

TALO

Talo.jpgCon este individuo inauguro una nueva sección en esta Web. Un nuevo tema de los que podéis encontrar en el menú de la derecha. Esta sección se llama “EL PERSONAJILLO DEL MES”, donde iréis conociendo a gente muy singular y que hoy estrenamos, ni más ni menos, que con mi primo Talo.
Madrileño, cosecha de los setenta, ser humano libre y jefe de recepción en sus ratos no libres. Un autentico todoterreno. Es adicto a todo lo poco imaginablemente adictivo y un verdadero yonky del resto. Divertido, ingenioso y muy flexible y tolerante. Igual le dan las fiestas de despedida, que las de cumpleaños, que los San Fermines, los bautizos o las cenas de empresa.
Se hizo un nombre en el Cole español de Munich en tan solo cuatro semanas y se comportó como un verdadero hombre en la fiesta de la cerveza. Un tío diez de los que son capaces de transformar un mero lunes de mierda en un sábado noche.
Aunque parezca mentira, la foto es reciente y además de mi boda. Justo un par de horas antes de acabar casi todos en calzoncillos bebiendonos las penultimas en el Jacuzzi del Hotel.
17/06/2005 03:36. Enlazarme. PERSONAJE DEL MES Hay 5 comentarios.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris