Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2005.

UN POST VERANIEGO

golf-y-tortuga.jpgSean Scott ha intentado hoy la proeza de mandar una bola de golf desde el lado canadiense de las cataratas del Niágara hasta el lado americano de un solo golpe. ¿Algo así se comprueba?
Pues sí. El señor Scott se ha quedado corto.
La tortuga habla francés.

PEQUEÑO NIÑO

BOMBA-NUCLEAR.jpg

A las 8:14 a.m. de un 6 de agosto como hoy, hace 60 años, los americanos arrojaron una bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. Estalló con una explosión de la magnitud de 12.000 toneladas de dinamita, y carbonizó a más de 80.000 personas de un fogonazo. Seguido, un estampido equivalente a un huracán de fuego a 800 kilómetros por hora, devastó todo a su paso en un radio de más de 3 kilómetros a la redonda, asesinando en el acto a más de 140.000 civiles. Tres días más tarde, se atrevieron con una segunda bomba que exterminó a más de 70.000 japoneses en la vecina ciudad de Nagasaki.
Desde aquel fatídico día para la historia de la humanidad, miles de inocentes han ido muriendo trágicamente victimas de las secuelas producidas por semejante acto inhumano. Más de 328.000 personas supervivientes han seguido hasta la actualidad sufriendo las consecuencias y deformidades por la radiación.
¿Esta todo justificado en época de guerra?
Los estados unidos de América ha sido el único país en la historia que ha utilizado el poder atómico con semejante funcionalidad. Además, hoy en día, continua siendo el país que más dinero invierte en la escalada militar y en la obtención, manutención y producción de armas de destrucción masiva en el mundo. Pero acusa, bombardea e invade otros paises ilegalmente. Boicotea y rechaza Kyoto. Se salta a la torera las naciones unidas, apoya y financia dictaduras y genocidios y se mea en los derechos humanos a la vez que habla de libertad, democracia, justicia y divide segun sus intereses al mundo en buenos y en terroristas.
Gracias a Dios los tiempos han cambiado y muchos van pudiendo conocer poco a poco la verdad sobre muchas de las cosas que suceden. La historia la escriben los vencedores y los poderosos, pero al final alguien siempre acaba viéndole el rostro al verdugo. ¡Shame on you U.S.A!, !Shame on you!...

06/08/2005 02:25. Enlazarme. UN MUNDO NUEVO Hay 7 comentarios.

VIAJE POR MI CUARTO

ivan-coche.jpgViajo por mi cuarto en un coche conducido por alguien que no conozco. Mientras, por la ventanilla, desde el asiento de atrás, observo el transcurrir de los días.

-¿Donde estas?

Escucho el ruido del motor y me dejo llevar, consciente de que mi cuarto es un agujero negro que lo quiere engullir todo; ese todo que existe a mi alrededor y que se presenta como un cuerpo eternamente prostituido.
El conductor detiene el coche. Sin pronunciar una sola palabra, extrae unas alas falsas de plástico del portamaletas y desaparece volando.
Todo se ha detenido a mi alrededor. Yo permanezco allí atrás, sin moverme, en silencio.
Entonces salgo del coche y me siento en el asiento del conductor. Las llaves están puestas.
Desde el techo, aleteando sin demasiada destreza, observo como el coche arranca cambiando de sentido, a trompicones, y como se aleja hasta desaparecer.
Mi sonrisa abre la puerta de mi cuarto y sale por fin al mundo exterior, como catapultada, invencible.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2005
08/08/2005 02:11. Enlazarme. LA IRA DORMIDA Hay 7 comentarios.

DAVID

Ivan-y-Abuelito.jpg

En esa época en el que los complejos amenazan con gobernar con tiranía la vida de uno, el miedo a lo desconocido se aparece siempre como un fantasma sin rostro, acechando nuestros primeros pasos hacia la adolescencia.
Eran tiempos de colegio en los que, entre curso y curso, libros, multiplos y divisiones, se dibujaba, inmortalizándose en mi recuerdo, aquel pueblo del norte, Puente Viesgo. Fue allí donde, año tras año, fueron transcurriendo la mayoría de las vacaciones escolares. Donde lentamente descubrí, con inocencia y naturalidad, el sabor de los primeros sentimientos. Allí, cada mañana de verano, entre montañas y verdes pastos, se escondían algunos de los versos que con el tiempo me iría memorizando. El amor, el miedo, la fantasía, la felicidad, la magia, la amistad…

En aquel pueblo hice muchos amigos y de cada uno de ellos recuerdo cosas diferentes. Sin embargo, hubo uno que fue durante años como un hermano mayor para mí, como el verdadero inspirador de la gran mayoria de mis sueños, un héroe de carne y hueso.
David era mi mejor amigo. David era algunos años mayor que yo y recuerdo que me fascinaba la idea de poder llegar a ser algún día como él. Podía pasar una tarde entera solo escuchándole hablar. Disfrutaba con cada uno de nuestros juegos, con sus iniciativas y con sus ideas.
Su familia pasaba las vacaciones en la casa vecina a la de mi abuela. Cada verano esperaba de nuevo, con gran anhelo, la llegada del coche de sus padres. Aún puedo recordar la emocionante impaciencia de mi espera y la enorme tristeza que sentía después con cada final de verano.
David y yo nos reíamos y nos divertíamos mucho juntos y fuimos descubriendo con nuestros juegos mil sitios llenos de magia y aventura. Hacíamos batallas de soldaditos, cabañas, arcos y flechas, carreras de coches y guerras de pistoleros. Recuerdo también hacer excursiones con las bicicletas o recoger caracoles para vendérselos después al pescadero a cambio de una propina. En otras ocasiones, sus hermanas, Ainoa, mi primo Ruben, las mellizas, todos juntos recogíamos flores y después las machacábamos con piedras para hacer perfumes y regalárselos posteriormente a nuestros padres.
Con David a mi lado, descubrí el respeto hacia la naturaleza, aprendí a saber explotar la imaginación, la creatividad, la importancia de la amistad y del trato con los demás. La gente en el pueblo y todos los demás niños lo respetaban mucho y recuerdo que mi abuelo lo quería un montón. A veces, David se levantaba de madrugada y quedaba con el abuelo para ir a ordeñar las vacas o para ir al prado a segar. Yo que era más pequeño, les acompañaba solo cuando me lo permitían. Una de aquellas veces, David nos hizo una foto a mi abuelo y a mi. Yo iba subido a la burra. Aún conservo la foto, y aunque no tengo ninguna con David, al menos me gusta recordar que en aquella el estaba allí delante nuestro.
Uno de esos veranos, especiales e inolvidables, David me volvió a decir adiós. Sin embargo, esta vez fue para siempre. Sus padres vendían la casa y ya no volverían a veranear más en Puente Viesgo.
Yo, desde el patio de la casa de abuelita, atónito y cabizbajo, observaba cómo recogían sus cosas.
De repente, los padres de David y sus hermanas ya le esperaban en el coche, pero entonces el me llamó, y yo me acerqué conteniendo las lágrimas.

-Toma, esto es para ti. Es un regalo.
Exclamó, extendiendo los brazos mientras, al mismo tiempo, se dibujaba una tierna y emocionada sonrisa en sus labios.

Al siguiente verano mis abuelos murieron en un accidente de tráfico y ya nunca nada volvió a ser igual. Con su repentina muerte, descubrí que mi padre también tenía un papá y una mamá. Recuerdo que sufrí más por él que por mis abuelos y, por primera vez, pensé que la vida no era eterna, nada de eso, ya ni siquiera me parecía tan larga.
Nosotros dejamos de visitar el pueblo con tanta frecuencia, y cuando lo hacíamos, ya nadie parecía disfrutar realmente pasando los días allí. Sentado en el patio de la casa de abuelita, me sentía tan vacío y abandonado cómo la casa de David.

Nunca más he vuelto a verlo, y ahora que ya no soy un niño, comprendo que todas aquellas lágrimas que derramé en mi cuarto, añorándole, eran las mismas que bautizaban mi actual carácter. Que aquella cajita de madera que aquel verano me regaló mi amigo David no contenía nada, pero se iría llenando lentamente con el tiempo…

Iván Sáinz-Pardo
"El sendero de la oveja negra"
N 33042/1997
R.P.I: VA-1329

NO ES UN ADIÓS

CERRADO.jpgAmigos, vuelvo por unos días a mi querida Alemania. Esta vez de visita. Pasaré unos días en Nürnberg y en Munich.
Me temo que no tendré la posibilidad de actualizar con normalidad el escondite durante un tiempo. Sin embargo, trataré de hacerlo al menos una vez a la semana y desde allí en algún lado.
Os recuerdo que hay relatos cortos muy refrescantes a vuestra derecha bajo TEMAS: “El Sendero de la oveja negra” y “Al final del arco iris” Y también la opción de visionar mis cortos abajo. (Para quien aun no los ha visto y tenga ganas)
Os deseo unas muy felices vacaciones y os dejo helados de menta y unas cervezas en la nevera. No os olvidéis de regarme las plantitas.
Bis bald und aufwiedersehen.

21 GRAMOS (Alejandro Gonzales de Inarritu, U.S.A, 2003)

21grams.jpg¿Cuanto puede pesar un culebrón?
Supongo que depende del género. Hay culebrones genuinos y puros como los venezolanos. Hay culebrones sofisticados y moralizantes como los americanos. Hay culebrones estilizados y con clase como los de Almodóvar. Y hay culebrones pretenciosos y faltos de ingenio que pretenden pesar 21 gramos exactamente.
Es licito tratar de vender un producto. Es lícito la exaltación de la acción y la trama en los trailers. Es lícito provocar con un póster llamativo. Es muy lícito buscar un titulo atractivo. Pero es aconsejable esconder siempre un poco el plumero.
En Alemania asistí a la premiere de un corto de mi escuela que me llamó la atención sobretodo por su póster. Una fotografía bellísima, con unos colores verdes y rojos saturados aludiendo descaradamente al look de Amelie. Después, el corto, no incluía ese fotograma, ni ese estilo, ni siquiera el look que vendía aquel póster de la película. Encima era penoso.
Señores, aquí sucede lo mismo. Empezar a hablar de 21 gramos, del peso del alma y de todas esas cosas, es vender algo que perdonen ustedes, no tienen absolutamente nada que ver con este soporífero dramón.
21 gramos es como pasearse y rebozarse en un charco de sangre durante más de dos horas. Simplemente hay, a mí entender, tantas decisiones de dirección y de guión tan mal tomadas, que estas estorban inevitablemente en el camino para realizar unos propósitos que en un principio parecían honestos e interesantes:

Ritmo no significa únicamente desestructuración. Iñarritu ya acusaba de una evidente falta de control del ritmo en su interesante Amores Perros. Tras un comienzo espectacular y trepidante con historias cruzadas y escenas impactantes, nos abandonaba, así sin más, a la mitad del largísimo metraje, con una única y pesadísima historia de una modelo y su perrito, durante casi cuarenta y cinco minutos. A la vuelta, cuando el autor pretendía retomar de nuevo las otras historias y unirlas todas en un supuesto final magistral, habían pasado más de tres horas, y la gente, únicamente, pensaba ya en irse a mear, en las sobras de la nevera o en llamar a la novia.
En esta otra trata de darle misterio a una historia con menos misterio que una partida de críquet, volviendo loco al personal con una estructura al estilo puzzle. Una destructuración gratuita que no aporta nada a la dramaturgia y entorpece la narración.

También se dio a conocer por esa estética videoclipera de Amores Perros. Pero aquel look que se impregnaba de forma natural en los ambientes degradados de Mexico, las apuestas con perros y los vagabundos, aquí ya no funciona tan bien. Sin embargo parece querer repetir a toda costa la formula que ya le llevara a la nominación al Oscar, sin pensar honestamente en lo que la historia en realidad necesita. La fotografía de colores saturados y la cámara en mano resulta efectivamente muy “cool” pero no ayuda, a mi parecer, en la labor de aumentar el realismo y la credibilidadal a la historia. Y como esta no da para mucho más, pues se repite el lenguaje visual una y otra vez, y vemos como la viuda mira hacia el cuarto de los niños, y después las corbatas del marido, y ahora se sienta en el lugar del accidente, y entonces mira una foto de familia, y ahora escucha por decimocuarta vez el ultimo mensaje en el móvil. Y nos cansamos de ver sufrir a una siempre (y aquí especialmente) excelente Naomi Watts, que se merece el Oscar mucho más que de sobra. Y nos cansamos de ver sufrir al personaje interpretado por Sean Penn, que no puede caer bien al publico, engañando e ignorando de esa forma a su mujer, (parece mentira señores guionistas, en este caso, señor Iñarritu) autodestruyéndose y tambaleándose por ahí sin sentido. (Mira que me gusta Sean Penn, pero quizás me harté de verle flirtear de forma tan descarada con la sobreactuación.) Lo cierto es que me costó entender del todo su drama personal. Por que en esta peli, amigos míos, hasta el apuntador tiene un trauma infantil, un oscuro pasado y un drama con forma de losa de cemento cargada a la espalda. La mujer o novia de Sean se marcha con su drama a no se sabe donde, y la mujer de Becicio del Toro, limpia los restos de accidente del coche de su marido moviendo la banderita de su propio drama (que tampoco se entiende muy bien porque tampoco se la dedica la atención necesaria) tratando de aprovechar sus segunditos de fama, mientras Benicio (estupendo), pues actúa practicamente de Benicio que para eso se le da de miedo.

Y como esto no se sostiene ni con siete actores de Hollywood luchando despiadadamente por el Oscar, pues hay un embarazo que llega ya con desgana, y una venganza poco creíble con un desenlace aún menos creíble, para rematar en un final digno de un anuncio televisivo de seguro bancario donde se nos intenta vender, ya casi en los créditos del final, la dichosa teoría de los 21 gramos.
Con 21 kilos más de aburrimiento, tras otro estiradísimo metraje de más de 120 minutos, salimos resoplando y preguntándonos quien coños quiere ver una película sin un solo gramo de esperanza.
Si 21 gramos se lleva de mi parte un aprobado raspón es únicamente por el encomiable trabajo y el esfuerzo de sus actores.
17/08/2005 18:16. Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 6 comentarios.

UNA HISTORIA (Rescatado)

telefono2.jpgJa, hallo?

Y tardan algo en responder.

-¿Eres Víctor?

Y respondo que sí, aunque no es cierto. La voz femenina del otro lado del teléfono, como dudando, calla primero durante unos instantes. Y continua:

-Te tengo que contar una historia.
Mi abuelo ha muerto hoy que cumplía setenta años. Mi abuelo era un señor bastante extraño, supongo que un poco como la mayoría de todos los abuelos de este planeta. Aunque mi abuelo llevaba treinta y cinco años sin decir una sola palabra.
Sin embargo, un día, mi abuela me contó que mi abuelo de bebé ya era un verdadero charlatán, y que hablaba hasta por los codos, y como después, de niño, la cosa empeoró notablemente.
–Tu abuelo necesitaba beber litros de agua para no desertizar su boca. Decía.
Así, de joven, mi abuelo se metió en política para poder hablar aún mucho más, y para que muchos más fueran también los que le pudieran escuchar. Mi abuela suele contar como conoció a mi abuelo hace muchos años en el sindicato. Ella también era activista, pero menos apasionada y menos habladora que mi abuelo. Mi abuela me solía decir que ser menos hablador que mi abuelo por aquel entonces, era más fácil que engañar a un chino anormal. Mi abuela también me contó que mi abuelo, al cumplir los treinta y cinco años decidió dejar de hablar en público y dejar de hablar con los amigos, y con los hijos, y también con su mujer. Mi abuelo, el mismo día en el que cumplió los treinta y cinco, decidió no hablar absolutamente nada más y dedicar la otra mitad de su vida únicamente a escuchar.
Hoy, mi abuelo, se cansó de hablar media vida y de escuchar la otra media y decidió morirse. Mi abuela ahora llora y yo no sé qué pensar.
¿Sigues ahí?

-Sí. Contesto.

-¿No tienes nada qué decir al respecto? Me pregunta ella.

-No me llamo Víctor. Respondo.

-Lo sé, no importa, mi abuelo tampoco ha muerto. Añade ella y cuelga.

Sigo escribiendo y trato de volver a mi historia, concentrarme, recuperar la inspiración. No lo consigo, sólo pienso en aquel abuelo que hablaba media vida y callaba la otra media para después morir puntualmente.
El teléfono de la chica se ha grabado en la memoria de mi móvil y marco su número.

-Ja, hallo?
¿Eres Ana?

Pregunto.
Ella responde que sí. Después calla y yo hablo:

-Te tengo que contar una historia.
Desde que aparecieron los teléfonos móviles, hace ya unos años, los he odiado. Y es que están llenando y vaciando a la vez de lógica y originalidad las historias y guiones que narran las desventuras de una sociedad irremediablemente localizable allí donde esté. Es como darle de comer a un bebé con un cucharón. Nos presionan para empacharnos de presunta comunicación. Me dan arcadas de pensar en la cantidad de pajarracos oscuros y alimañas que estamos haciendo millonarios gracias al aniquilamiento de nuestros valiosos silencios. Y estar ahí para cualquiera, al otro lado del teléfono y para cualquier memez. Vernos interrumpidos cuando amamos, cuando esperamos en la intimidad, cuando comemos o charlamos, cuando pensamos o lloramos, cuando nos evadimos, cuando nos concentramos, cuando escribimos. Es igual qué estés haciendo, es igual dónde te encuentres en este mundo, ya que siempre podrán arrancarte con exactitud de donde estés con una llamada para decirte que tu madre ha muerto.
Tú, Ana, sin embargo, eres la excepción a mi historia. Hoy, por primera vez, me alegro de tener este móvil tan pequeño como una cucaracha y capaz de casi todo. Hoy por primera vez me alegro de tener este teléfono, porque tú eres la excepción más especial y más maravillosa de toda esta historia.
¿Sigues ahí?

-Sí. Contesta ella.

-¿No dices nada al respecto? Le pregunto.

-No me llamo Ana. Responde ella.

-Lo sé, no importa, mi madre tampoco ha muerto. Añado y cuelgo.

Una vez más vuelvo a mi escritura. Trato de concentrarme, trato de recuperar la inspiración, pero mi teléfono suena de nuevo.

-Ja, hallo?

Y tardan algo en responder.

-¿Eres Iván?

Y respondo que sí, sólo que esta vez es cierto. La voz femenina del otro lado del teléfono, como dudando, calla durante unos instantes para continuar entonces:

-Iván, soy tu tía Paloma.
Lo siento muchísimo. Tu madre ha muerto.
¿Sigues ahí?

-Sí. Contesto.

-¿Qué vas a hacer? ¿Te dará tiempo a coger un avión y estar aquí mañana para el entierro? Pregunta ella.

-No me llamo Iván. Respondo y cuelgo.

Iván Sáinz-Pardo
"Al final del arco iris"
©-N333042/00
18/08/2005 01:16. Enlazarme. POST RESCATADO Hay 2 comentarios.

TROYA (Wolfgang Petersen, U.S.A, 2004)

Troya.jpg

Que emocionante es reencontrarse de nuevo con el buen cine. Héroes de los de verdad, palpables, dueños de una épica convincente, apoyada por diálogos a la medida, bellos, inteligentes. Acción trepidante, huyendo de modas visuales como el ya cansino efecto de estroboscopio que a Ridley Scott tanto le fascina (revísense las batallas en Gladiador o Black Hawk derribado, efecto heredado este, por otro lado, del genial y ya inmortal desembarco inicial de Spielberg en "Salvad al soldado Ryan")
Con efectos a favor de la trama, exaltándola, de esos que se intuyen por la majestuosidad, pero que no se ven. (Y no esa otra infografia como para reírse, véanse por ejemplo las dos primeras entregas de la nueva tanda de “Star Wars”)

Me sorprendió muy gratamente Eric Bana, después de ver su pobre actuación en la bazofia de “Hulk”, donde el ser digital manejaba mejor la mímica que este. Aquí nos enseña otra faceta bien distinta, convence y se garantiza un buen futuro caracterizando estupendamente a un Hector que rivaliza en todos los sentidos con el Aquiles de Pitt.

Sigo sin entender a quien le gusta Orlando Bloom, que de nuevo sale mal parado con una mediocre actuación, bastante teatrera, apoyada por la mala fortuna de tener que encarnar a un personaje cobardica y aniñado. Recobra fuerza y protagonismo únicamente con un arco en la mano. Como agarrándose al Legolas que le abriera las puertas en este negocio.

Peter O´toole, magnifico, con esos ojos y esa mirada que la hacen a uno agarrarse a la butaca. Me encantó la escena donde visita la tienda de Aquiles en campo enemigo.

Saffron Burrows, la pelirroja de “Starship Troopers”, aquí como Andrómana, muy guapa, muy bien, aunque de preocupante delgadez. Acompañada por una bellísima y muy correcta Helena, encarnada por la alemana Diane Kruger.

Rose Byrne es Briseida y también está muy bien, compartiendo cama con Aquiles y levantando odios entre las admiradoras más fanáticas de Brad Pitt. Y si, Brad Pitt está más cachas, más rubio y más bronceado que nunca, y el director de fotografía parece una fan más, perdidamente enamorado de él, y se regocija en demasía, sin duda, pero también nos recuerda que el canon clásico y original de la belleza viene de la antigua Grecia.
Pitt soporta como puede el abuso del contra picado y la dedicación exclusiva de casi todos los planos. Está más sobrado que nunca y se le nota bastante cómodo con un personaje, por otro lado, peligrosamente “endiosado”, y que siendo sinceros, en un principio, no parecía ser el papel más indicado para él. (Algunos se imaginaban a un guerrero más basto y más maduro) Sin embargo, Pitt se nos muestra como una de esas majestuosas estatuas griegas de los museos, pero de carne y hueso. Bello como un Dios clásico y violento como el más osado de los guerreros. Sin ser esta, ni mucho menos, la mejor interpretación de Brad Pitt, no seré yo quien arremeta contra el actor. Viniendo del mundo de la moda y los anuncios, sigo pensando que es uno de los descubrimientos más destacados en el panorama actoral hoolywoodiense de los noventa. Aunque supongo que esto será exactamente uno de los focos fundamentales de las críticas desfavorables, que las princesas y las mujeres no disfruten de más profundidad dramática, pero que todas sean bellísimas. Que Aquiles y el resto de los hombres luzcan cuerpos “Danone” y que el guión no respete del todo la famosa leyenda mitológica. Pero amigos, Petersen avisa ya debidamente en los créditos de que su película únicamente está inspirada en esta. Y las leyendas tampoco reflejan nunca fielmente la historia. Vamos, que por ahí no merece demasiado la pena entrar aunque me consta que hay bastantes coladuras. (Más grave es ver “Pearlharbour”, donde nos muestran a los japoneses masacrando sin piedad un supuesto puerto militar que más bien parece un bello mercado parisino de domingo, y los americanos, en respuesta, únicamente dicen atacar objetivos militares, en un bombardeo donde ni se mencionan los dos ataques nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki donde estos si que acabaron con la vida de cientos de miles de civiles inocentes) Por otro lado, a mi no me molesta ver a hombres hiper musculados en una época en la que muy posiblemente fuera precisamente su poderío físico la única garantía de vivir un día más.
La duración y el ritmo son adecuados, aunque bien es cierto, que la narración del final, con toda la famosa escena del caballo, es precipitado y produce cierta sensación de atropello.

Esta película va de las guerras antiguas y de sus héroes. Los dioses están presentes, pero no nos arrojan fuera de la trama, no hay pastel de nata ni las historias de amor chirrían. La historia no nos la cuentan los dioses, nos la muestran los hombres de una época que exaltaban algunos valores que hoy día parecen más bien espejismos. “Adorad a vuestros Dioses, amad a vuestras mujeres y defended hasta la muerte vuestra tierra.” Troya habla más de la fe, y no tanto de la religión, habla más de la fidelidad y del amor y no tanto del sexo, habla más del honor y la patria y no tanto del dinero ni la política.

Después de la infumable “Air Force One” y la fallida “La tormenta perfecta”, Petersen vuelve a los senderos de su mejor cine. Esta “Troya”, junto con “Das Boot”, es lo mejor sin duda alguna, y de momento, en la carrera de este director alemán. La disfruté. Para mí un notable.

Iván Sáinz-Pardo

18/08/2005 22:08. Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 8 comentarios.

NIÑOS, NO MIREIS

PAPA.jpgNunca antes esta Iglesia me produjo tanto miedo.
19/08/2005 01:47. Enlazarme. UNAS FOTOS Hay 15 comentarios.

SIN CITY (Robert Rodriguez y Frank Miller, U.S.A, 2005)

SinCity.jpg

Sin City en alemán y que poco me voy a extender esta vez.
Una auténtica experiencia esta nueva pelicula de Robert Rodriguez, que en esta ocasión, se ha reunido en la dirección con el autor del comic en el que se basa fielmente la película, Frank Miller.
Que nadie busque durante el visionado concesiones de ningun tipo o convencionalismos cinematográficos. Las leyes en las que se rige esta obra son exactamente las del mismo comic. Una estética hermanada a la del papel, hombres duros de matar, muy violentos, de frases cortas y directas y mujeres misteriosas y muy sexys. Tres historias entretenidas y contadas con un virtuismo técnico irreprochable. Un casting bien elegido, sobrio y a la altura. Emociones, sentimientos enfrentados, violencia gratuita y todo lo que se puede esperar de un comic al estilo Miller.
Lo peor quizas sea una voz en off demasiado explicativa y presente y lo forzado del resultado en la labor de unir las tres historias para tratar de respetar el ritmo fílmico. Lo mejor, la efectividad de Benicio del Toro y Clive Owen, el redescubrir al, para mí, siempre fantástico Mickey Rourke (que ya volviera con un papel genial en la también reciente y más desconocida “Spun”) Comprobar que Willis sigue en forma, excitarse y divertirse como debe de ser con las atractivas mujeres, regocijarse con la brutalidad de la acción, disfrutar con la trama y las historias, y esa sensación al final de satisfacción y de querer volver a devorar comics como antes.
Al salir llovía como en el comic. Y quise notar que la ciudad de Nürnberg se mostraba algo distinta aún sabiendo que no era cierto. Algunos ya sabreís la sensación de la que hablo.
En definitiva, un peliculón con sabor a clásico. Muy recomendable.
Y si lo dejo aquí, es únicamente con la intención de mandaros, cuanto antes y directamente, al fabuloso y completo articulo sobre Sin City que ha escrito el amigo Refo en su blog “El mundo desde el abismo”. AQUÍ.

Iván Sáinz-Pardo

20/08/2005 16:12. Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 7 comentarios.

MILWAUKEE

milwaukee.jpgAmigos, una recomendación veraniega.
Este grupo. ¿Y mola? Pues sí, y además, mi hermana Itziar pertenece a ella tocando los teclados.
Cadencias folk, melodías pop y rock de dormitorio, íntimo, de estructuras deconstruidas a base de repetición y crescendos en busca de la emoción contenida. Baterías que pesan, bajos que se arrastran, teclados que espesan, guitarras que se enredan y voces que susurran para llevarte durante 43 minutos al lugar más frío para deshelarlo por completo.

1-Dont Want more Goodbyes
2-Viernes Santo
3-Piedras
4-My road movie
5-Sin título
6-Muerte de un viajero

Para visitar su Blog: AQUÍ.

LA FRONTERA SILENCIOSA

LA FRONTERA SILENCIOSA.jpgAgosto. Llueve en Nürnberg. Escribimos sin parar.
Sevenrain se desarrolla ágilmente. Crece, grita, exige su espacio.
Los proyectos son así, manuales de instrucciones para decenas de trabajadores, trabajos en equipo moldeados por factores multi direccionales y a veces inesperados. Historias arrancadas de lo individual para alcanzar a un público general y desconocido. Historias a merced de las casualidades, circunstancias, mareas de inspiración o decisiones que se toman voluntariamente, involuntariamente o que incluso otros deben de tomar por ti.
En mi caso, veo como Sevenrain se transforma en algo voluptuoso e ilusionante, y como el traje de cortometraje ya le queda muy pequeño. Abandonada la idea del formato corto nos hemos puesto a escribir en formato largo. Como suele ocurrir, hemos cambiado incluso de titulo de trabajo. Hemos querido recuperar y homenajear uno de mis antiguos cortometrajes en video, donde trabajé por primera vez acompañado de mi amigo Dirk.
Esta nueva historia recoge en parte el espíritu de aquel cortometraje y, de esta forma, Sevenrain ha pasado a llamarse, en esta su recientísima primera versión de guión para largometraje, “La frontera silenciosa”

Por otro lado, he decidido aparcar de momento mi antiguo proyecto “Ainhoa” en algún lugar cercano y a la vista. Mientras, tomo notas para mi documental “Mi querida tristeza” y leo algunos guiones, planeo y escribo algunas otras cosas.

Me siento como un jugador en la feria de su pueblo. Retozando, victima de mi innata ludopatía. Invirtiendo mi tiempo, mi energía, todas mis fuerzas. Me siento como un jugador delante de la máquina de carreras de dromedarios. Allí perpetuado en un único fin. En donde todos los dromedarios que allí corren y que van adelantándose los unos a los otros, son míos y en donde ya ni siquiera consigo saber con certeza quien deseo que haga sonar la campana primero.
Desde detrás de mi portátil, veo llover y pienso en que seguiré trabajando duro, seguiré armándome de paciencia, me dedicaré a disfrutar de la carrera y que gane el mejor.
23/08/2005 00:58. Enlazarme. PROYECTOS Hay 7 comentarios.

MAY ¿QUIERES SER MI AMIGO? (Lucky Mckee, U.S.A, 2002)

may.jpg

“May, ¿Quieres ser mi amigo?” es una de esas películas que nos recuerdan que el terror no siempre lleva garras de acero en una mano o una mascara en la cara. El terror y la locura se encuentran mucho más cerca de nosotros, de la realidad, de nuestra pacífica y hasta a veces aburrida monotonía. May funciona bajo el método: la bestia duerme dentro de nosotros. En cada uno de nosotros hay un posible psicópata y nuestra vecina la del segundo puede ocultar un oscuro pasado o una doble vida. Para ello, Lucky McKee, nos narra efectivamente una historia presuntamente cotidiana (que sin embargo, engancha desde el principio) sobre una joven muy parecida a esas otras tantas que pululan a nuestro alrededor. La rarita de la clase, la niña tímida de la tienda de comestibles, esa extraña hermana de nuestro amigo, nuestra prima la del pueblo. Es por esto que nos montamos en un tren de cercanías y no en un tren de alta velocidad con escenas más vistas que las reposiciones de “El Principe de Bell Air” y adolescentes lelos e insoportables con superávit de hormonas y déficit de neuronas. En este tren nos encontramos con personajes bien trazados y de carne y hueso. Personajes trabajados, atractivos e incluso muy atrevidos. (La compañera de May en el veterinario en donde trabaja no tiene desperdicio) Todos ellos giran en torno al personaje de May, interpretado con muchísimo mimo y talento por Angela Bettis que logra crear un personaje que se nos muestra irresistible y original. La trama es como digo muy interesante y nos sorprende por llevar un ritmo que rompe nuestras expectativas pero que nunca nos defrauda. La transformación que sufre May y la irremediable desencadenación hacia un destino sobrecogedor, sucede por culpa de toda una serie de características y acontecimientos muy bien explicados y calculadamente reconocibles que forjan y maduran la verdadera cara del terror.

Esta es una película que coge carrerilla para empezar antes de donde empiezan casi todas las demás de su género, para después acabar además bastante más allá de donde se atrevería ninguna otra. En su día Todd Solondz, conocido por lograr llegar también muy lejos con sus saltos y por rehuir de los géneros habituales para inventarse los suyos propios, nos regaló “Bienvenidos a la casa de muñecas” (1996), (película anterior a su ácida y genial “Happyness” (1998)) que tiene mucho que ver con esta. En ella, el señor Solondz, abordaba de forma cruda y valiente, el drama de una niña fea y traumatizada, enfrentada a la más cruda realidad. La mayor diferencia entre ellas es, por supuesto, que aquella no era una película de terror.

Bueno, y al grano, que no esperéis escenas convencionales, ni gatos que se empeñan en perderse, ni sustitos efectistas, ni tampoco efectos especiales porque no hacen falta. Esta es una producción de bajo presupuesto pero además no se nota. Y no se nota, porque tiene una mucho más que correcta fotografía, una atmósfera angustiosa y embriagadora, un montaje inteligente y un final muy verdadero, y por esto mismo, aterradoramente real.

Esta es una peli que merece la pena, (de notable alto para quien ahora os escribe) y es que, amigos, si “Amelie” hubiese sido una película de terror en vez de un mágico cuento, aquella dulce francesita se hubiera llamado sin duda “May”. ¿Y la magia?, La magia negra, por supuesto, muy negra.

Iván Sáinz-Pardo

24/08/2005 00:22. Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 5 comentarios.

CALIMOCHO

Toros.jpg

Me han propuesto recientemente dar el pregón de las fiestas de este año de Laguna de Duero, en Valladolid. Un discurso institucional el día 2 de Septiembre a las 20:00 en la Casa de las artes, tras la proyección de "El Laberinto de Simone", y el pregón en la Plaza Mayor con el alcalde desde el balcón el día 7 a las 19:00, con todas las peñas debajo, canturreando y esperando para ir a visitar a la virgen de nuestra Señora del Villar.
Dirk, mi amigo de Nürnberg, y yo iremos juntos hasta Valladolid desde Munich en furgoneta, pasando primero por Barcelona.
Le cuento lo del pregón y me pregunta: (En alemán)

-¿Y que demonios vas a decir allí?

-Apuntad al alcalde.
Respondo.

-¿Cómo?

-Es que, cada año, la gente aprovecha la oportunidad para tirar huevos y para protestar sobre cualquier cosa.

-Que marrón. Oye, yo esta vez paso de correr en el encierro. La última vez casi me cago en los pantalones. Añade Dirk.

-Tío, aquella vez, tras el encierro, te perdiste. ¿Recuerdas?

-¡Buff!... Si. Que horror.
Contesta Dirk.

-Me llamaste a las seis y media de la tarde del día siguiente. Semi inconsciente, me contaste que no tenías ni idea de donde estabas. Te despertaste con una resaca mortal en el piso de alguien. Descríbeme la situación, te pedí por teléfono y tú, con voz de ultratumba, dijiste:

-Dos tías vestidas de prostitutas de los años cuarenta preparan algo de comer. Mientras, un tío de barbas juega solo a la Playstation y otro corretea en calzoncillos a mí alrededor con unos guantes de boxeo puestos. Todos hablan y gritan cosas y yo no entiendo una mierda.

-Dirk, tranquilo tío, esta vez no beberemos antes del encierro.

-Odio el cachimochio.

-Calimocho, Dirk, calimocho.

24/08/2005 00:16. Enlazarme. VOYAGER Hay 10 comentarios.

DEJAVU

IVAN-TERRAZA.jpg

Hay rachas en que los días se tornan todos iguales. Otros quedan marcados con bolígrafo rojo en alguno de nuestros sueños. Un dejavu es ser consciente de que nuestro destino ya esta escrito.

Esta mañana, mientras hablaba con Dirk sobre algunos aspectos del guión, sentí un dejavu; intenso, áspero, muy poderoso. De repente, dejé de hablar y se lo comenté. Le expliqué a Dirk que este no había sido un dejavu parecido al de otras veces. Esta vez yo recordaba perfectamente la noche en la que, incomprensiblemente, había soñado con todo ese momento en concreto, con esas palabras exactas, esa trama de un guión que aún por entonces no existía y como también le proponía a Dirk hacer unas tortillas de patata, unas ensaladas, comprar una caja de cervezas, juntar en una cena a sus amigos y leerles como postre nuestro guión en busca de un primer feedback.

La cena, la lectura del guión y la charla han durado cuatro horas.
Mañana salgo temprano para Munich y ya son casi las dos de la madrugada. Dirk, que se queda aquí en Nürnberg hasta el domingo, sale con los demás a tomarse la última y yo, sin embargo, decido quedarme en casa con la supuesta intención de hacer mi maleta. No es cierto. Es la sombra amenazante de un día tan duro como el que me espera mañana. El peso demoledor de demasiados días trabajando sin dormir lo suficiente.
Una vez más dejaré la maleta para el último minuto.
Estoy molido y me acuesto escribiendo sobre el dajavu de esta mañana. Dirk aún anda por aquí y se despide antes de salir por la puerta. Yo entonces le digo:

-Ya no me parece tan real.

-¿Cómo?

-El dejavu. Ya no me parece tan real. Es como todos los demás.

-¿Por que?

-Porque no consigo recordar haber soñado que me interrumpía a mi mismo para contártelo. No me recuerdo teniendo el dejavu.

-Quizás estés ya dentro de él.

-¿Cómo?

-Quizás únicamente estas recordando que recuerdas un dejavu.

-Entonces, Dirk, tu no estarías aquí ahora diciéndome esto mismo.

-Y es que no lo estoy Iván. No lo estoy.

Solo, en la habitación, termino de escribir este post en mi portátil y lo envío al mundo pulsando la tecla de editar.

Hay rachas en que los días se tornan todos iguales. Otros quedan marcados con bolígrafo rojo en alguno de nuestros sueños. Un dejavu es ser consciente de que nuestro destino ya esta escrito.

26/08/2005 03:37. Enlazarme. VOYAGER Hay 14 comentarios.

DER BRIEF

mcl_doreen_-_der_brief_180_.jpg

Amigos, comienza mi viaje en furgoneta así que no podré actualizar tan a menudo, pero a cambio, os dejo una sorpresita:

¿Os imagináis el cortometraje “El Sueño del Caracol” en versión video clip?

Pues no necesitáis imaginarlo, ya existe.

“La productora musical Cheyenne Records ha comprado los derechos del multipremiado cortometraje “El Sueño del Caracol” (2001) del director español Iván Sáinz-Pardo, para la recreación de un video musical de la cantante alemana Doreen.
El video, que lleva por titulo “DER BRIEF” (La carta), acaba de irrumpir en las principales listas de música alemanas, MTV2, VIVA y en el canal de televisión aleman PROSIEBEN.
El videoclip de cuatro minutos es una balada pop que respeta la misma temática del cortometraje. Una historia de amor a primera vista, una relación muy especial que no llega a consumarse.
La historia va acompañada de una letra en alemán escrita para la ocasión e interpretada por la joven cantante Doreen (ex NUPAGADI) que comienza, con esta canción y con este video, su carrera musical en solitario”

¿Y que opino yo de todo esto?

Me parece fantástico que el corto siga produciendo ganancias cinco años más tarde, y también el poder recibir la oportunidad de que su historia, aun cambiando el formato y el medio, siga de alguna forma llegando al público.

¿Y el resultado?

Juzgarlo vosotros mismos. VER VIDEO





EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris