Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2006.

EL ÚLTIMO VIAJE DEL ALMIRANTE (III)

20060610093819-campo-grande-colon-.jpg


7-6-2006
Campo Grande, Valladolid.
Foto del rodaje de "El Último viaje del almirante"

10/06/2006 09:38. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 13 comentarios.

EL ÚLTIMO VIAJE DEL ALMIRANTE (IV)

20060614120609-el-ultimo-viaje-diario.jpg

6-6-2006
“Comenzar un rodaje de cine el 6 del 6 del 2006 y querer terminarlo un martes y trece no parece augurar nada bueno. Hoy me siento un poco como Colón en su camarote, solitario, escuchando los murmullos de la mar y de su inquieta tripulación, navegando más allá de lo que viene en los mapas, lanzado a una aventura temeraria y suicida, en manos del destino, con la única esperanza de lograr alcanzar algo prodigioso. Una polilla revolotea en el balcón. Mañana comenzamos a rodar en el Campo Grande. La suerte esta echada, el cielo apunta tormenta. No soy supersticioso.”

PROXIMAMENTE: El Último viaje del Almirante “Diario de abordo”

14/06/2006 12:03. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 4 comentarios.

DIARIO DE ABORDO (Dia 1º)

20060616124756-ivan-rodaje-colon.jpg

7-6-2006

Aunque estaba planeado rodar toda la escena de la selva en Gijón, pregunté a producción por la posibilidad de transformar el Campo Grande en el San Salvador. Necesitaríamos para ello encontrar un rincón adecuado, prescindir del sonido, algunas plantas de atrezzo, dos maquinas de humo y una de agua, pero de esta forma seguiríamos la producción en Valladolid. Al final construimos nosotros mismos una maquina de agua con la ayuda de Jesús, un fontanero que nos acompañará durante todo el rodaje. Y pudimos conseguir una maquina de humo y una extraña pastilla del tamaño de un ladrillo que se trajo de Alemania Sorin, mi director de fotografía. Es una bomba plástica de humo del ejército rumano. Nos explicó que, aunque posiblemente ya estaría caducada, no perderíamos nada por probar.
Llevo más de dos semanas en Valladolid, ensayando con los actores y llevando la preproducción desde cerca. Nunca he rodado antes una historia con tantos actores, tanto dialogo y tanta puesta en escena. Y también me estreno con una historia de época. Roberto, el productor, dice que me ve muy tranquilo. Tiene razón. Me siento como un alumno con los deberes hechos. El guión esta a punto, los actores ya pueden interpretar estupendamente todo el corto de un tirón, ya tengo claro el guión técnico y en realidad me preocupan más algunos asuntos de la producción. Es la primera vez que Roberto realiza un proyecto de estas características, estamos apuntando muy alto y, definitivamente, parece haberse percatado de que son demasiados pocos en las labores de producción y que, aunque están muy ilusionados y se están dejando la piel a trabajar, serán de esperar algunos desajustes y algunos problemas.
Me preocupaba bastante por esto el día de hoy. Coordinar la maquina de agua, rodar en exteriores, controlar el humo y realizar una complicada escena con un niño que ha de actuar desnudo.
Además y de la nada nos sorprendió una tormenta tropical. Llegó, nos obligó a detener el rodaje, nos amenazó con suspenderlo y al poco, se fue y volvió a salir el sol. Todos nos mirábamos los unos a los otros, sobretodo los que somos de Valladolid. Estamos en Junio, no figuraba nada parecido en el parte meteorológico y parecía casi sobrenatural por la rapidez en aparecer y desaparecer.
No fue hoy la única experiencia surrealista. Alguien entendió mal los consejos de Sorin y, en vez de probar a encender un trocito de la pastilla del humo, la encendieron toda junta. Llegó la policía y tuvimos que desalojar la zona. Todo el Campo grande se veía sumergido en una espesa niebla que rascaba la garganta. Nunca había visto nada semejante, con una cara parecida a la de un futbolista al que le meten un gol en el tiempo de descuento, deambulé sin saber que decir. AQUÍ
No conseguimos apagar la pastilla. No había forma de acercarse y la confusión duró hasta que se apagó sola. A Quintana, que interpreta a Colón, le pilló la bomba de humo dormido en un banco. Al despertar con los gritos y verse en medio de la niebla disfrazado de época, comenzó a preguntar que pasaba y donde estaba. Roberto terminó por asustarlo gritando a su lado:

¡Ha tragado demasiado humo!, ¡Ha tragado demasiado humo!, ¡Llevaros a Quintana de aquí!

A pesar de todo conseguimos realizar lo planeado y finalmente puedo decir que ha sido un buen día. Tuvimos agua, humo y Gabriel, el niño sudamericano, deslumbró con su actuación. Me han comido los mosquitos, estoy muy cansado, pero me siento feliz y afortunado. Rodar es como bailar en un terremoto, un continuo desastre con pequeños momentos de calma y esperanza.

!!BON ANIVERSARI LUCY!!

20060618103745-lucia-fuster.jpg

He vuelto. Ya os echaba a todos de menos.
Anoche volví a Barcelona después de casi un mes en Valladolid. A tiempo para el cumpleaños de Lucy. Hoy comeremos en familia y quedaremos con los amigos para celebrarlo. Quizás vayamos también a votar como buenos catalanufos. Yo aun no se que hacer, ¿A quien se le ocurre votar sobre el Estatut durante un Mundial?
Cariño, cada año estás más linda y yo te quiero más. Muchísimas felicidades en este día tan especial. Feliz cumpleaños mi querida Fusterina.

DIARIO DE ABORDO (Dia 2º)

20060619010637-ivan-patino-y-gabriel.jpg


8-6-2006

Para hoy en el Campo Grande dejé únicamente un plano de Gabriel. Sin duda alguna el más complicado. Su madre supervisó el rodaje y me tranquilizó bastante. Hoy me tocaba remojar con la maquina de agua a un niño desnudo de 9 años y después a un hombre de casi 70. Hay que repetir la toma y el agua esta muy fría. Gabriel se portó como un valiente y tras un colacao caliente, los arrumacos de su mamá y de también gran parte del equipo, volvió a ser el de siempre. Yo estaba preocupado, su mamá me contó que el pobre, exhausto por el rodaje de ayer, no había pasado buena noche, se había puesto un poco enfermo y había vomitado y todo. El bueno de Gabriel le pidió a su mamá que no me contara nada para poder actuar hoy también como fuera. Un héroe.
Recuerdo que supervisé varios videos de niños sudamericanos y escogí a cinco. Uno de ellos, mi favorito, era Gabriel. Propuse que vinieran los cinco con sus madres a la productora. Primero hablé con los niños de un golpe y luego con los padres. La intención era quedarme con tres e ir tanteando a los padres con la idea de que su niño saliera desnudo.
Descarté a Gabriel el primero. Se comportaba como un gremling empachado de madrugada, no se tomó el casting en serio y se mostró histérico e hiperactivo. Opté por otros tres niños y propuse un último encuentro con ellos, pero por separado, con media hora de diferencia. Iván Patiño, de producción, (quien acompaña a Gabriel en la foto) se equivocó y volvió a llamar a Gabriel por error en vez de a uno de los otros tres finalistas. Decidí que ya que estaba allí sería bueno hacerle la prueba aunque fuese por no romperle el corazón a el y su madre y dejar además en evidencia a la gente de producción. A los cinco minutos, ya sabía que la búsqueda había terminado. Gabriel demostró interés y talento. Su elección me recordó a la de Laura Sonntag, mi Simone en “El Laberinto de Simone”. Cuando entró ella al casting desaparecieron todas las demás caras.

Lo cierto es que estoy contento con el casting en general, hay rostros muy interesantes y un elenco actoral importante proveniente de una gran parte del panorama teatral de Valladolid. Juan Antonio Quintana ya ocupaba el puesto de Colón al incorporarme yo al proyecto y, desde el principio, me ha orientado y me ha propuesto con sumo respeto a una gran suerte de actores a los que he podido ir escogiendo y seleccionando para los diferentes papeles.
Se que la sobreactuación y la diferencia entre los lenguajes interpretativos del cine y del teatro son nuestro mayor enemigo. Pero los ensayos y las largas charlas han conseguido afinar la nota hasta un nivel muy óptimo. Nuestra misión es recrear un ambiente intimo y personal y, dentro de muy poco, cuando empiece el rodaje en Medina del Campo, tendremos la oportunidad de poner en practica todo lo estudiado.

Hoy queríamos haber empezado con las grabaciones de la estatua de Colon, pero lo hemos dejado para última hora. Mientras, y tras terminar en el Campo Grande, nos hemos ido, en equipo reducido, en busca de cigüeñas. Las famosas cigüeñas de Valladolid.

Estamos contentos con el día de hoy, pero intentaremos, si nos es posible, volver antes de devolver la cámara a la estatua de Colon. Hoy el cielo no nos ha ayudado demasiado y no nos convence el material.

Me ha dado un ataque de pánico al visitar hace un rato el trabajo de los de arte en el patio donde rodaremos mañana. Es el patio de la Casa Museo de Zorrilla. Faltan unas horas para entrar a rodar y no solo no esta pelada la gran enredadera del muro, sino que nadie sabe como colorear las raíces de las plantas como pedí que se hiciera, ni se sabe siquiera con seguridad si nos permitirán apartar un carricoche enorme que aun esta en todo el medio.

Sorin y yo hemos decidido dejar a nuestros asistentes dormir un poco más esta noche. Dirk y Eli vendrán más tarde. Por su parte, Markus y Nicol también podrán dormir un rato más. Sorin y yo iremos a las 6:00 am a ayudar a que todo este a punto. Mañana necesitaremos además que el tiempo nos acompañe. Volvemos a rodar en exteriores y, un nublado permanente, sería algo similar a pillar quince en la quiniela.


TIC TAC (Rescatado)

20060619231817-tic-tac.jpg

Ya sabes que puedo volar y habitar los árboles como los pájaros, pero no soy un pájaro y a veces me siento solo.

-Saluda a la gente, son tu familia.
Me insiste una voz en mi cabeza.

Todo resulta tan extraño... Y les persigo, son mi padre y mi hermana. Y hay una manifestación con muchos automóviles y motos y no sé por qué protestan. Nos mezclamos con la gente. Ellos huyen de mí deprisa y se van en un ascensor. Éste vuelve de arriba vacío, y como sólo hay un botón, lo aprieto y subo. Subo en ese ascensor tan estrecho como una cabina de teléfono. Salgo y estoy dentro de un coche, por eso de que los sueños carecen de sentido, y también es muy estrecho y encuentro allí a una mujer y la deseo. Ella me desea también y sin apenas sitio, nos besamos como amenazados por un fin del mundo inminente, para acabar haciendo el amor, aún medio vestidos.
No estamos solos. Ellos están ahí. No puedo ver sus caras, pero sí puedo sentirlos, oír sus susurros.

-Dónde están mi padre y mi hermana?
Pregunto en alto.

-Has caído en la trampa, eres pájaro muerto. Me dice una de las voces. Y la mujer, hermosa y triste, va transformándose lentamente en un maniquí. Primero sus manos y después sus brazos y sus piernas.

-¡No, no, espera! ¿Qué te ocurre?
Le pregunto y ella me grita:

-¡Para, para, me haces daño!

Me mira, le cae una lágrima de cristal y me explica que, de alguna forma que yo nunca llegaría a entender, siempre me ha querido, mientras su rostro se paraliza y las voces ríen a carcajadas.
Vencido por la rabia, lloro, grito y les maldigo. Entonces me seco mis lágrimas saladas con la manga de mi jersey, a la vez que descubro una especie de tictac debajo del asiento. Mascullo una tensa sonrisa y les digo:

-No podréis cogerme nunca con ninguno de vuestros absurdos trucos. Ya de muy pequeño aprendí a explorar mis propios sueños y sé cuáles son mis facultades aquí y cómo despertar a tiempo. Deberíais de saberlo después de tantos años y no seguir insistiendo cada una de las veces.

El tictac se detiene y el coche explota. Yo salgo volando tan deprisa como un cohete, y esa sensación al volar consigue una vez más ponerme la piel de gallina. Encuentro un árbol lo suficientemente alto y me poso sobre una de sus ramas. Comienzo a escuchar el eco de mi respiración. Sin duda alguna, ya me estoy despertando.
Aún tengo tiempo de observar, una vez más, el amanecer, el horizonte de la realidad, asomándose poco a poco, tiñéndolo todo en un mar infinito de colores. Me estoy despertando y, una vez más, me siento como el héroe de uno de esos dibujos animados japoneses. Como Mazinger Z, encerrado de por vida en su mundo de papel, teniendo que luchar irremediablemente cada capítulo, una y otra vez, contra los malvados planes del malo.

Iván Sáinz-Pardo
"Al final del arco iris"
©-N333042/00

19/06/2006 23:18. Ivan Enlazarme. POST RESCATADO Hay 2 comentarios.

DIARIO DE ABORDO (Dia 3º)

20060620185412-carlos-espera-patio.jpg

9-6-2006

Redbull se ha convertido, día a día, en mi mejor aliado. Tengo que ir agarrándome a los trípodes de los focos para no salir volando. Hemos sacado de madrugada más de siete contenedores llenos de maleza y enredadera muerta. Hemos subido con cuidado y atado en la parte superior del muro la enredadera viva. Y he ayudado a pintar de color ocre las raíces que se agarran al muro. Prácticamente todos los planos apuntan al muro y queremos intentar darle más plasticidad al asunto. A parte, he pensado en un juego visual que espero funcione como deseo en el montaje. A Marcos, de arte, después de esto se le ha puesto el ojo como un higo chumbo y le han tenido que poner una inyección, yo también he tenido que recurrir tras la limpieza del muro al colirio. Maldita alergia. Hay también en la maleza muerta unas arañitas cabronas que se han enfadado y nos han destrozado las piernas. No son las únicas cabronas molestas, para poder limpiar un poco el muro del patio de la Casa de Zorrilla, (que además se sabe que dentro de pocas semanas van a derribar igualmente para remodelar y hacer una entrada nueva al museo) y permitirnos a nosotros poder rodar, nos ha tocado torear con un capullo integral del Ayuntamiento que se supone se encarga del departamento de cultura. El cretino, ha tratado a patadas a nuestra gente de producción, nos ha faltado el respeto y ha prejuzgado el corto:

-Por lo que parece, lo que vais a hacer aquí es un corto de mierda.

A mí, que fui el otro día a acompañar a Roberto y a Antonio Piedra por petición de este primero, sin saber ni quien era yo, me quiso echar sin más de su despacho, así, prácticamente sin dejarme decir una sola palabra, demostrando la educación, las formas y la sensibilidad artística de un gorrino extremeño. Os hablo amigos míos del típico funcionario frustrado que disfruta obstaculizando absurdamente, haciéndose notar, en patéticas demostraciones de poder, para tratar así de sentirse importante al menos durante un ratito al día. Un espécimen del que me consta que nadie habla bien en Valladolid. Uno de esos pobres hombres que después, a toro pasado, corren a chuparte la polla en cuanto llegan las fotos de prensa.

Hoy la metereología apuntaba cielo nublado. Sin embargo, comenzamos a rodar bajo un sol de justicia, después se nubló, cayó una tormenta, después otra, volvió a salir el sol, se volvió a nublar, granizó, cayeron rayos, volvió el sol… algo inaudito. Cuatro tormentas en un día y una de ellas de granizo… ¡En Valladolid!
No importó, pudimos con todo y sacamos el rodaje de hoy adelante.

Hemos terminado con los exteriores y eso me tranquiliza. Mañana comenzamos el rodaje en el Palacio Testamentario de Isabel la Católica en Medina del Campo. Cambiamos así el ritmo y ahora rodaremos de noche durante estos próximos tres días. Aunque queremos rodar de 19:00 a 7:00, mañana comenzaremos a prepararlo todo desde las 10 de la mañana. Nos esperan así 24 horas seguidas de curro y yo lo cierto es que ya empiezo a notar el cansancio acumulado. Hoy también nos quedamos hasta muy tarde para limpiar con la manguera las raíces y para recogerlo todo. Markus, accidentalmente, me pasó la dolly por encima del pie y, después, volviendo a colocar el carricoche del patio en su sitio, me volví a pisar sin querer con una de las ruedas el mismo pie. Esto esta siendo como un pequeño Apocalipsis Now. Omar se ha desgarrado hoy una mano con un destornillador y ha terminado en el hospital y Sorin se cayó el otro día de la Dolly con cámara y todo. Con su propio cuerpo salvó la cámara. Menudo profesional. Aquel era nuestro primer plano de todos, aún en el parque y recuerdo que Roberto, por unos instantes, se puso del mismo color que el de nuestra querida He Kyeong, nuestra simpatiquísima y linda coreana del departamento de arte y atrezzo.
Hoy fue un día brutalmente agotador, mañana será aún mucho peor. Sonríe, el cine es algo aterradoramente maravilloso.


DIARIO DE ABORDO (Dia 4º)

20060621153129-ivan-prepara-escena-lecho-.jpg

10-6-2006

Uno contiene buenamente como puede la respiración hasta que por fin sale el primer plano adelante. Cuando uno cambia de localización o de escenario, esta espera se prolonga infinitamente como una tortura china, y yo comencé a respirar hoy ya bien entrada la media noche.
Los chicos de arte han dado el do de pecho con la habitación de Colon. Estoy muy satisfecho con el resultado.
En el set hace un calor insoportable. Las neuronas se cuecen y el ambiente se torna irrespirable. Desde hoy mismo, sabemos que esto será nuestro mayor problema.
Quintana ha estado hoy realmente soberbio. Dominando su texto y sus gestos, manteniendo la energía siempre a su lado e interpretando con honestidad.
Paco también actuó hoy gran parte de su papel. Paco y yo nos conocimos hace unos años cuando interpretó la voz de Oliver en el doblaje al español de “El Sueño del Caracol”. Un doblaje que poco después decidí no utilizar y continuar con la versión en alemán subtitulada. Las voces originales eran estupendas y preferí, después de todo, no romper la magia. Paco es un actor entregado y sensible. Le quiere mucho la cámara y yo le saco cierto parecido físico a Eric Bana. Paco estuvo serio, a la altura, y consiguió emocionarme.
A última hora intentamos rodar también la escena con Andrés que aquí interpreta a Hernando, pero después de casi 24 horas sin parar, ya estábamos todos agotadísimos, destrozados, y esto, sin duda, repercutió en su actuación que quedó, a mi parecer, un tanto plana. Andrés es un actor intuitivo e inteligente. Me da rabia haber tenido que dejar su momento para lo último, así que he decidido repetirlo mañana. Estoy seguro que, recuperados y descansados, Andrés podrá darle toda esa amalgama de pequeñas angulaciones dramáticas a la que me tiene acostumbrado en los ensayos. Mañana comenzaré con él. Hoy hemos dejado demasiadas cosas para mañana y se que lo vamos a sufrir.
Tengo que por fin dormir un poco, aunque sean solo tres horas, creo que ya estoy comenzando a ver visiones. Por un momento, creo haber visto por la ventana en el patio a Quintana (Colon) toreando a Licas (Fray Hernando de Talavera). AQUÍ.

MACEDONIA DE FRUTAS

20060622011733-escondite-labios.jpg

Me gusta la sandia fresca, las nectarinas, las fresas con zumo de naranja. Me gusta El loco de la Colina, por que no esta de moda, ni él, ni las entrevistas inteligentes, ni la poesia, ni la buena música, ni la sensibilidad. El lo sabe, pero no le importa. Se lleva el garrafón y el neoanalfabetismo popular. Neoanalfabetismo es una palabra que no existe, pero a mí, esto, tampoco me importa. El odio es mentira y el amor una verdad difícil de descubrir.
No puedo evitar cambiar de canal cuando las noticias, mientras estoy comiendo, se recrean en la brutal paliza a una niña por parte de sus propios padres, o cuando insisten en narrar, como noticia de interés, el trancurso del casting de Operación Triunfo. Se buscan doce candidatos para mercadear, usar, explotar, humillar y convertir en muñecos rotos. Las flores muertas gritan ecos nausebundos tras un micrófono de alquiler. La niña fea y gorda ha adelgazado y ya tiene un videoclip en ligueros. Era más bonito antes, cuando nos cantaba eso de “La belleza interior es lo que importa”.
Nos venden que los catalanes quieren saltar a las barricadas para independizarse, pero después, resulta que no vota sobre el referéndum del Estatut ni Dios. Dios esta demasiado ocupado mandando sms a los programas del corazón. Quiere un coche nuevo de esos que regalan a pares para estrenar en el cielo el nuevo carné por puntos.
Me gusta el melón, el mango y las cerezas, mientras nos penetran con informaciones alarmistas y absurdas. Atracos, asaltos, corrupción y muerte. No existen las noticias buenas.
La selección española ilusiona pero, desde luego, tiene un himno que no es el no va más de la originalidad. Se podían haber roto el coco un poquito más. Por un pelo no hemos españolizado y plagiado el “We are the Champions”.
Los jodidos mini precios esos continúan sacándome de quicio y me jode ver un anuncio de café donde se dice que los hombres somos gilipollas y no sabemos hacer dos cosas a la vez. No me quita el sueño, pero es que, si hay algo que me molesta más que el machismo, es el feminismo, y más aún si nos lo impone una ridícula moda mercantil. ¿A que huelen las nubes? No tengo ni idea hija, pero te contaré que mi vecina la ciega no para de discutir con su hermana a grito pelao, veinticuatro horas al día, sin descanso, mientras los petardos en la calle me recuerdan que ya llega San Juan. Y escribo en mi portátil, pasando calor, junto a mi perrita Lola, pensando en que es realmente una verdadera lastima que mi vecinita no naciera muda.
Me gusta el kivi, las naranjas y las peras. Me gusta el azúcar de tus labios, y con tus besos dulces mandar la tristeza de gira internacional, para sonreír con los ojos cerrados y saltar desde el balcón de nuestros sueños. Ha llegado el verano y sabes que, a partir de esta noche, los días ya están de rebajas y menguarán sin remedio, al igual que tu chaqueta favorita, la que vestías cuando nos conocimos, al visitar el centrifugado de nuestra lavadora.

22/06/2006 01:17. Ivan Enlazarme. RATOS DE TELE Hay 16 comentarios.

DIARIO DE ABORDO (Dia 5º)

20060623134426-lecho-p-.jpg

11-6-2006

El cine no tiene glamour. Una película es un país en democracia y el director un gobernante casual en elecciones continuadas. El director es un voto, un grito debajo del agua, un trabajador social. El trabajador social nace y se hace, sin querer, entre las pausas para iluminar mentiras hasta que se transforman en verdades. Mantener el grupo unido, motivar, saber delegar el trabajo, continuar sin desfallecer, ser el único que aguanta hasta el final la mirada, que alimenta la esperanza, aunque sea fingida, de la visión de una idea, de un proyecto que atrapa instantes para dormir el ocio de gentes que no conocemos. Fue un acierto repetir la parte de Andrés. Y poner la cara, una y otra vez, para sonreír y bajarla para llorar, y tomar decisiones sin descanso, mientras el cuerpo te dice basta ya y el alma hace sonar la alarma de incendios. Andrés lo hizo muy bien, Carlos y Olga son geniales y la escena de Gigi y los suyos, aún a pesar de habernos costado bastante más tiempo de lo esperado, ha funcionado. Mi amigo Dirk aguanta a mi lado, complice, asume la responsabilidad, llevamos muchos kilómetros juntos y nos comunicamos con agilidad. Eli, mi otra ayudante, estuvo siempre dándolo todo, sin embargo hoy estuvo algo perdida, la fallan las fuerzas, como a todos, pero la maquinaria ya no se detiene para nadie, y cuando las expectativas se cumplen o cuando pasan de largo, uno se sostiene únicamente con la piel, mientras los huesos se hunden en arenas movedizas. Sandra me acompaña, cada vez, en el video combo, trabaja estupendamente y además, su carita linda y sus perturbadores escotes son la mejor cafeína del mundo. Hay un momento, amaneciendo ya, en que descubro que llevo todo el día sin mear, y al salir del set en busca del baño, descubro a medio equipo tirado por los suelos. Voy saltando cadáveres, cuerpos inertes, el esfuerzo esta siendo terrible. Mañana es el último día y tenemos planeado, según terminemos por la mañana, meternos en un coche de producción y marchar del tirón a rodar lo último a Gijón. Suena imposible. Parece irrealizable. Con las fuerzas de flaqueza hipotecadas y el Euribor visitando las puertas del cielo, recogemos por hoy. Dirk duerme ya. No se ha quitado ni la ropa. Que raro es hablar de mañana y de hoy cuando uno no sabe ya ni en el día en el que se mueve, cuando mañana es hoy y también es ayer, porque ha amanecido y no conseguimos distinguir si es muy tarde o muy pronto, mientras los pies parecen garrotes incrustados a los tobillos, humeando en la bañera.

EL SEÑOR DE LA GUERRA ( Andrew Niccol, U.S.A, 2005)

20060626182040-el-senor-de-la-guerra.jpg

Con pase de prensa a estrenar, entré a ver, en horario matinal, esta cinta sin saber demasiado sobre ella. Las películas, o llegan al espectador o definitivamente se quedan por el camino. “El señor de la guerra”, en mi caso, ha conseguido hacer mella. Me ha sobrecogido, entretenido y he disfrutado generosamente desde el primer momento.
Comienza con una secuencia absolutamente genial, que resume, durante los créditos iniciales, la intención global de su metraje. Una asombrosa subjetiva de una bala, desde su fabricación hasta que consigue arrebatarle la vida a un ser humano.
Su director, Andrew Niccol es el responsable de la inspiradísima “Gattaca”, quien escribió además “El Show de Truman” y “La terminal”. En este caso se enfrenta aquí a un guión muy complicado por su temática arriesgada y controvertida. No fueron pocos los productores americanos que salieron corriendo ante semejante proyecto, y gran parte de la financiación, ha llegado desde productoras extranjeras.
Hay varios puntos que hacían, del pretendido éxito de este proyecto, una misión casi imposible:
Una trama que flirtea con el documental, a pesar de ser mera ficción y que, a la vez, consigue apabullar en el apartado visual. La mezcla de ambos formatos nunca es tarea fácil y el resultado, cuando funciona, es algo que, a mí, personalmente, me maravilla.
De temática parecida, pero como mero documental, nos llegó hace más de un año la estremecedora e imprescindible "La pesadilla de Darwin".
Otro punto muy difícil es lograr salir airoso de una trama orientada por una voz en off. Supongo que las criticas negativas podrán llegar precisamente en este punto. A mi parecer, en este caso funciona, al menos no desentona y no chirría, que ya es bastante.
Otro apartado es el de tratar de lograr la empatía necesaria con un protagonista que es un verdadero hijo de puta despreciable y sin escrúpulos que no duda un segundo en pisotear, comprar y vender hasta su propia familia para conseguir encumbrarse en un oficio, tan moralmente respetable, como es el del tráfico ilegal de armas y la financiación de guerras y masacres en medio mundo. Este personaje es Yuri Orlov (Nicolas Cage), un personaje inspirado en cinco personajes supuestamente reales que aquí son uno solo. Un ucraniano victima del sueño americano, que ya una vez en el New York de los ochenta, consigue transformarse en un multimillonario poderoso y respetado gracias a su talento en el mercadeo negro internacional de armas. Un personaje atroz y destructivo capaz de mover montañas con solo pestañear y al que reconocemos enseguida, porque representa a esos hombres blancos de los que ya nos advirtió antes Michael Moore en sus libros y en sus documentales. Y precisamente lo que nos aterra es realmente sentir esa extraña empatía hacia el personaje, y poder llegar a entender sus motivaciones y sus argumentos:

“Las tabacaleras también mercadean con la muerte y no son perseguidas” “Y si mi negocio no es en la actualidad lo suficientemente ilegal como para detenerme, es porque quien hacen las leyes en el mundo son mis mejores clientes o mis jefes” “¿Qué más da?, si yo desaparezco, vendrá inmediatamente otro en mi lugar”

Y así, Yuri, cuando, aterrorizada, su mujer, una modelo internacional que el mismo se preocupó de comprar como si de tan solo el diamante de una joyería de lujo se tratara, le pide que por favor abandone de una vez por todas el negocio, este le responde:

“No puedo, porque esto realmente se me da muy bien”.

Y también nos reconocemos inmediatamente en ella, en la mujer de Yuri, (Bridget Mohynahan) prostituida por los lujos, por el dinero, por lo material, y a la vez por la soledad y el desconsuelo, por la miseria de mirar hacia otro lado para no ver la verdad. Algo totalmente reconocible para una sociedad consumista, materialista y capitalista como la nuestra, donde se nos atolondra para no mirar hacia las partes del mundo que sufren a nuestra costa. Y luego esta el hermano de Yuri, (Jared Leto) encarnando el papel del otro lado de la moneda de esta sociedad moderna, de ese idílico “American Dream”, como muñeco roto, adicto a las drogas, testigo y partícipe del negocio sangriento de Yuri. Tan millonario, tan corrompido como él e igual de vació por dentro. Y ese elitista mundo de poder y de lujo exacerbado entra en contraposición con el retrato de un tercer mundo desamparado, putrefacto y hambriento, victima de las guerras, de las enfermedades y de la miseria. Victimas de sus propios dictadores, clientes de excepción de ese mercado negro y del expolio globalizador de las multinacionales occidentales.
Ethan Hawk interpreta, en esta ocasión, a un policía de la Interpol que, incansable, trata de perseguir y detener a Yuri. Una especie de pepito grillo que simboliza nuestra conciencia moral, una especie de bicho raro, impotente en su tenaz lucha por una causa perdida.

Habrá quienes quizás vean aquí una película lenta o aburrida. Para mí, se trata de una obra arriesgada, reflexiva, virtuosa, necesaria y realmente fabulosa. La música esta cuidada, el guión funciona, aún a pesar de no llegar a la talla de "Scarface" o de "Goodfellas", y la factura visual es mucho mejor que notable, repleta de simbologías y de humor negro. En definitiva, una de las mejores películas que he podido ver en los últimos años. Un agradable descubrimiento con un único pero, no haberla hecho yo.

26/06/2006 18:16. Ivan Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 8 comentarios.

DIARIO DE ABORDO (Dia 6º Final)

20060627161145-colon-estatua-noche-ivan-.jpg

12-6-2006

La señora que lleva la pensión en la que estamos alojados, se ha empeñado en echarnos de allí a las 12. Lamentablemente hubo desde producción un error en la reserva. Nos hemos derrumbado a las 9:30, con lo que esto supone más una tortura real que una mera pesadilla. Contábamos con dormir, al menos hoy, hasta las dos para poder así afrontar medianamente este maratón que supone rodar hoy todo el día y toda la noche para, por la mañana, conducir del tirón hasta Gijón y terminar de rodar allí. Mal comenzamos, pero esto no es todo. Una hilera de focos se ha caído sobre una mesa de atrezzo y ha producido un destrozo importante.
Hoy he tenido que improvisar bastante, buscar soluciones para ahorrar algunos planos y concretar la escena final de Colon.
Una vez más, estiramos el rodaje hasta el límite. Licas y Quintana estaban exhaustos por el esfuerzo y encima, tuvimos que rodar la escena de Licas casi al final. Tuve que proporcionarle colirio para los ojos porque el pobre no podía ya ni abrirlos. No ha sido nada fácil hacer entender a tanta gente del teatro la forma de trabajar en el cine. Aunque el director de más mano a unos departamentos que a otros, uno no puede hacer feliz a todos a la vez. Yo trato de conseguirlo, en la medida de lo posible, pero esto ya se aprende en el primer rodaje. Todos tratan de lucirse en su propio departamento, a veces sin preocuparse demasiado del resto, y el director, mientras, tiene que equilibrar la balanza para que todo funcione coherentemente en el producto final. Reconozco que, esta vez, a favor de las actuaciones y lo visual, he vuelto un poco locos a Pika, a Pincho y a Nico, los maestros del sonido directo. La postproducción de sonido será más agria de lo esperado, pero este tipo de decisiones también corren a cargo del director.
Y al terminar, ya de día, mientras recogemos todo, son mis ojos los que no se mantienen abiertos ni con palillos. Sorin, Markus, Nicol y Dirk estan hechos unos zorros, y hasta Ivan Patiño, que era el que se supone que tenía que venir descansado para llevarnos en furgoneta hasta Gijon, nos confiesa estar hecho papilla.
Está lloviendo a mares, la carretera no esta bien, parte del atrezzo que pedimos para la playa tampoco esta preparado, ya es martes y trece y yo me pregunto si, de verdad, con las cosas como estan, merece la pena intentarlo. Si al menos hubiéramos podido dormir un poco… Y deambulo como un zombi parapléjico, sin ni siquiera las fuerzas mínimas como para entender que la decisión es mía y que los demás, mientras, esperan. Concéntrate y piensa. Tomemos un café. No puedo más. Tengo que dormir. Me meto en un coche y me escondo en el asiento trasero. No, espera… ahora no puedes dormir… Aún no.
Salgo… sigue lloviendo. Dirk se ha dormido sentado en un bordillo. Le coloco un casco de soldado español de la época en la cabeza y ni siquiera se entera. Concéntrate… buff… estoy agotado, tengo que dormir… pero hay que tomar una decisión… piensa, Iván, piensa… ¿Qué hacemos? Los créditos podrían ir en otro sitio, de todas formas ya tengo casi 20 minutos de corto y tendré que dejarlo en 15 minutos. Piensa… a ver…

Finalmente encuentro una solución. No iremos finalmente a Gijón y todos me lo agradecen como si hubiera evitado un genocidio, un suicidio colectivo. Hemos terminado. Deberíamos estar contentos, gritar de alegría, pero hasta eso se ve irremediablemente pospuesto. Soy un conejo sin batería. Hoy soy yo quien duerme con la ropa puesta.

Al día siguiente, nosotros por nuestra cuenta nos volvimos a levantar muy pronto para intentar volver a grabar la estatua de Colon. Hasta las diez no se llevaban la cámara y aprovechamos hasta el último minuto. Hoy el cielo esta mucho mejor. Somos insaciables.

Sorin y sus chicos han hecho un trabajo formidable. Volver a trabajar a su lado, como ya hicieramos hace seis años en “El Sueño del Caracol”, ha sido una de mis satisfacciones principales. Con Markus asistiéndole en la cámara y con Philipp, mi compositor habitual, encargado, una vez más, de la banda sonora, esto vuelve a ser bastante parecido a entonces.

Hablé con Rober y con Victor del bar “La piedra” y decidí invitar a todo el equipo a un par de rondas de Mojitos. Así que nos volvimos a juntar casi todos de nuevo.

Roberto estuvo un tiempo analizando y pensando en distintos formatos para este proyecto, desde 35mm, a Super 16mm o incluso HD. Al final ha preferido elegir el Betacam digital con un adaptador para opticas de 35mm, con la intención de, posteriormente, hincharlo a formato cine. Yo ya he probado otras veces con 16mm, 35mm, Super 35, Cinemascope, pero esta es la primera vez que pruebo el digital profesional. Ha sido una experiencia muy interesante. En realidad hemos iluminado y trabajado exactamente igual que siempre. Encuadrar, iluminar y trabajar profesionalmente es, a mi parecer, el 75% de un acabado de cine, independientemente del formato.

Esta ha sido realmente una producción de excepción y muy peculiar. Hemos rodado en museos, en exteriores, en Valladolid y en Medina del Campo, una historia de época, con más de 15 actores y un presupuesto ajustado. Producción provenía en gran parte de fuera de Valladolid, de Ponferrada en su mayoría. Yo vivo actualmente en Barcelona, y el equipo de cámara se ha desplazado desde Nürnberg y Munich. Parte del equipo técnico y alquileres se han traído de Ponferrada, Madrid y la Coruña. En Valladolid no hay estructura ni empresas dedicadas al cine y los viajes a Madrid han sido realmente interminables.
Gran parte del equipo, al igual que Roberto, se enfrentaban por primera vez a una producción de estas características y desde aquí, tengo que felicitar por todo lo alto a todos por su estimable esfuerzo y por su fantástico trabajo. Roberto, Gonzalo, Ana, Arancha, Iván, Omar y Eva. Toda una familia volcada en un proyecto común. Y el apoyo vital de Antonio Piedra, Emiliano desde Medina, y la ayuda espontánea y generosa de mis amigos Nacho y Víctor. Taxistas, claquetas, producción, atrezzo, en fin, chicos para todo. Y decorando, pintando el sueño, David, Marcos, Emma, Angel, Jorge, He Kyeong, mi queridísima Nati y todos los demás. También a Pika, Pincho, Nico, poniendole voz a corto y a la guapísima de Nieves y Jhon, desesperándose los muy pobres cada vez que maltratábamos el vestuario de alquiler, pero siempre a punto para darle estilazo al personal. Y Chus, Leticia y Paco maquillando, peinando, retocando, buscando soluciones siempre con una sonrisa, siempre atentos, amables y dispuestos. Y a todos los actores, a los que, en gran parte, ya he ido nombrando en este diario. También a todos los técnicos, a Luís y a sus chicos, y a todos los colaboradores, espónsores y participantes en este proyecto, a todos, de corazón, muchísimas gracias.

Y ahora, a editar y a hacer el último esfuerzo con la postproducción, para terminar de darle forma a este cortometraje del que os seguiré informando desde aquí. Saludos a todos.

VACÍO MUNDIAL

20060628093748-mundial-escondite.jpg

Caída la venda roja y amarilla de los ojos, apaciguado el estruendo de la euforia, aparecen las sirenas, el grito perenne de ecos alquilados, el trabajo mal pagado, las hipotecas, la voz del jefe y el café amargo con leche desnatada. Sentados en un parque, saboreando el hurto, el divorcio, el sobrepeso, la calamidad de las deudas pendientes, la resaca de haber enterrado la cabeza cual avestruz con cada “A por ellos”. Ese nudo en la boca del estomago, esa respiración pesada de aire que no alivia. Y delante nuestro, dos pasos atrás, rodeándonos, los cobradores y los fantasmas. A nuestro lado, descubrimos de repente la meada del perro en el suelo, las plantas mustias, gente a la que apreciamos y gente a la que no. La ropa sucia, las camisas sin planchar, los libros cerrados, los plazos de la tele con TDT, los platos sin fregar, el ego roto, la fractura, la agenda repleta de obstáculos, la vida en obras, estancada en la M-30.
Y algunos buscarán descendencia en Brasil o en Alemania, para prolongar la mentira:

-¿Francisco donde vas con esa camisa amarilla?

-¿Mari, tu tío Eulalio, el de la tienda de frutas, no era Brasileño?

-No, Francisco, tío Eulalio no era brasileño.

-¿Portugués?

-No, Francisco, tío Eulalio era gitano, de Las Delicias.

ÚLTIMA HORA: BILBAO Y SAN SEBASTIAN BOMBARDEADAS

20060630030259-bilbao-bombardeo.jpg

Estado de máxima alerta en España. Tras únicamente un día desde que el presidente del Gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, comenzara oficialmente el dialogo con la banda terrorista de E.T.A, y como respuesta al secuestro de esta misma noche, del soldado francés Dominique Deneriaz por dicha banda, el gobierno galo ha comenzado una ofensiva militar contra el País vasco. Las ciudades de Bilbao y San Sebastián han sido bombardeadas por más de media docena de misiles causándose cuantiosos destrozos y contándose por centenares las personas muertas. El ejército francés amplía, en estos mismos momentos, su ofensiva. Helicópteros y tanques franceses, tras ocupar en tan solo cinco horas el País Vasco, ya se encuentran, en estos momentos, ocupando el Ministerio del Interior español en Madrid. El gobierno francés afirmó, tan solo hace una hora, en un comunicado especial, que no detendrá la ofensiva, ni retirará sus tropas hasta recuperar al soldado secuestrado por la banda extremista y hasta neutralizar al partido del gobierno del presidente Zapatero, al que acusa de estar actualmente colaborando con los terroristas.

Esta noticia no es cierta, pero algo muy parecido sí que esta ocurriendo en Palestina. Allí se vulneran los derechos humanos, se invade, se asesina y se arremete ilegalmente contra población civil e inocentes. La comunidad internacional, ni condena, ni actúa, ni mueve un dedo.
¡Basta ya!

30/06/2006 03:02. Ivan Enlazarme. UN MUNDO NUEVO Hay 9 comentarios.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris