Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2006.

MILWAUKEES EN BARCELONA

20060501153629-mil.jpg

Los Milwaukees vinieron a Barcelona. El concierto del sábado en la sala Castelló se suspendió pero, por la tarde, quedamos con ellos en el parque de la Ciudadela. Mi hermana Itziar, que toca los teclados, ha visitado Barcelona por primera vez. Estuvimos un rato con Juan y con ella paseando y tomando algo. Nos llevamos también a Lola que disfrutó como una enana descubriendo nuevo mundo, persiguiendo palomas y revolcándose en las jardineras.
Ayer, domingo, tocaron por la noche en Montornes del Valles, en el III Montornest Fest, junto a “Waiting room”, “Muzak”, “La célula durmiente”, “Lost incide”, “Twisted nails” y “Lithium”. Llegamos tarde pero a tiempo de disfrutar de algunas de sus nuevas canciones y de las antiguas durante casi una hora. La guitarra de Juan estaba algo alta en comparación con el resto, lo que además ensordecía algo su voz, pero el grupo sonaba bastante bien y se nota que va cogiendo confianza y soltura.
Me sorprendió también la energía y la voz desgarradora de los Twisted, el desparpajo del cantante de La Célula, solo y a la guitarra, llevándose los aplausos el solito, ya que los otros miembros de su grupo, repentinamente, se vieron obligados a dejarlo en la estacada. Los Waiting se encargaron de romper el hielo siendo los primeros. Los Muzak se debieron de salir de todos los mapas y la gente no dejaba de comentarlo. Bebidas, bocadillos, tatuajes de borrachuzo y a retulador por 50 céntimos y unos músicos y un público entregados.
Lucy y yo hicimos unas cuantas fotos, nos tomamos algo con toda esta gente y desaparecimos inmediatamente en cuando alguien se acercó a la cámara y nos comunicó que: VER FOTO

CACHÉ Y SIMONE

20060502105723-cache-y-simone.jpg

“La compañía Cameo Media, saca a la venta y distribuye en alquiler la película "CACHE" de Michael Haneke con el cortometraje "El Laberinto de Simone" de Iván Sáinz-Pardo como material extra”

La película de Haneke ganó en el 2005 en Cannes los premios al Mejor Director y el Premio de la Crítica FIPRESCI. En la Academia de Cine Europeo cosechó 5 premios, incluyendo Mejor Película, director y mejor actor.
El cortometraje, reúne, a su vez, más de medio centenar de premios internacionales entre los que destacan los primeros premios en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas 2004, el Festival de cine de Alcalá de Henares 2003, el Festival de cine independiente de Elche 2003, en el Santa Fe Internacional Film Festival (USA) o el primer premio en el Schocking Shorts Awards 2003 en Munich.

Más información AQUÍ.

02/05/2006 10:57. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 8 comentarios.

MIS PREMIOS

20060503004822-gomaespuma.jpg

Tengo mis debilidades, mis pequeñas cosas, como todos, y pensaba en estos momentos que, si hoy tuviera que elegir o dar premios simbólicos a alguien, sería algo parecido a esto:

Mejor humorista: Gomaespuma
Mejor cantante: Un pingüino en mi ascensor
Mejor equipo de fútbol: El Atlético de Madrid
Mejor libro: Héroes de Ray Loriga
Mejor película: E.T El extraterrestre

Si, lo se, si esta selección la analiza un psiquiatra me descuartiza, pero es así. Mañana elegiría otro cantante, otra peli, claro que sí, pero de momento, me gusta sentirme como un heroe, me ilusiono con los nuevos fichajes y la intertoto, espio a mi vecina de enfrente, me siento como un extraterrestre y hoy, deseo y voy a dedicar este post a Juan Luis Cano y a Guillermo Fesser, los mejores y más talentosos humoristas que ha parido este país.
Sus sketches continúan regalándome sonrisas, buen rollo y complicidad.
Gomaespuma, de corazón: ¡Gracias!
ESCUCHAR

!!BARSA CAMPIÓ!!

20060504003831-barcelona.jpg

Un título de Liga merecido y justo. Futbol de primera clase, juego en equipo, regularidad, superioridad, espectáculo y colorido. Muchas felicidades a todos los cules. !Y ahora a por la Champion!
Mientras, una demostración visual de que el Barsa provoca la excitación real de sus fans. VER

LA BICICLETA NARANJA

20060504123408-ivan-en-oviedo.jpg

A veces, mi suerte parece torcida.
Recuerdo que una vez tuve una bicicleta naranja. Su manillar también había nacido torcido, así que rodaba siempre en direcciones tan torcidas e inesperadas como mi vida.
Los niños no lloran, decía el abuelo, pero yo necesitaba llorar bastante a menudo.
Antes todo era diferente, mi bicicleta naranja era la más rápida del mundo. Yo pedaleaba deprisa, muy deprisa, buscando y burlando la velocidad. Mi bicicleta naranja era como un regalo divino y montado en ella, yo me sentía invencible y valiente como un héroe con superpoderes al que las caídas no le dolían.
Ahora ya no soy un niño, no lloro casi nunca y tampoco tengo ya mi bicicleta naranja. Sigo adelante y, a pesar de los moratones acumulados de todas las caídas, sigo siendo feliz. Ahora vivo como un héroe retirado y sin superpoderes. La vida, poco a poco se endereza, pero lo cierto es que ahora, aunque hay menos curvas, la velocidad de algunas cosas sí que consigue asustarme.

Iván Sáinz-Pardo
"El sendero de la oveja negra"
N 33042/1997
R.P.I: VA-1329

ESCORTO 2006

20060510114204-logoescorto.jpg

En este país, en cada ciudad y en cada pueblo, hay dos bares y una peluquería por calle, encierros en las fiestas patronales, un certamen de poesía y al menos otro de cortometrajes.
Supongo que el número de festivales no es tan importante para nuestro cine como la calidad de estos. No es tarea fácil conseguir mejorar cada año y destacar entre tantos. Y es por esto mismo, que se produce una selección natural y terminan por desaparecer muchos de ellos.
Este post va dedicado al nacimiento de un nuevo festival, el I Festival de Cortometrajes de El Escorial (ESCORTO’06).
El singular y apasionado cortometrajista Raul Cerezo y Diego López Cotillo (Adirce) llevan muchos meses trabajando con ilusión y tratando de sacar este festival adelante que, ahora, al fín comienza a vivir su propia historia. Me han invitado a participar como uno de los miembros del jurado y al parecer, también podré compartir las deliberaciones con otros amiguetes como Refo o Daniel Sánchez Arévalo, a quienes siempre me alegra poder volver a ver.
Quién ya ha sido jurado de algún festival de cine puede narrar cantidad de anécdotas curiosas, al igual que quien ha paseado alguno de sus cortometrajes por el plantel festivalero nacional también es capaz de recordar muchas otras historias. Historias alegres, tristes, graciosas y surrealistas. A mí, tras recorrer con mis cortos muchos de estos festivales, y como además me encantan las historias de todo tipo, ahora me ilusiona poder participar, por primera vez, en uno de estos festivales desde el otro lado.
A todos los que tengáis algún trabajo y os apetezca, os animo fervientemente a participar y paso a informaros formalmente sobre las condiciones y las bases de este festival que se celebrará entre el 14 y el 16 de Septiembre en Madrid.

El Ayuntamiento de El Escorial, a través de sus Concejalías de Cultura y Juventud, y Adirce Cortometrajes (Asamblea de directores de cortometrajes españoles), con la colaboración de la Agencia del Cortometraje Español (ACE), crean Escorto: el I Festival de cortometrajes de El Escorial. El evento se celebrará del 14 al 16 de septiembre de 2006.
El fin principal de este festival es valorar la calidad cinematográfica por encima de todo, obviando cualquier tipo de factor externo y siempre trabajando desde la humildad.
Podrán participar todas las obras de menos de 30 minutos de duración, independientemente del formato en que hayan sido filmadas. Paralelamente a esta sección oficial, habrá una sección especial en la que podrá participar cualquier obra de duración límite 180" (3 minutos), de temática libre.
El formato de proyección en el festival será DVD. Las obras se proyectarán en La Casa de Juventud de El Escorial y serán seleccionados 20 trabajos a concurso en sección oficial y las que se crean oportunas en la Sección Especial (dependiendo de las obras qué se reciban).
Para poder participar deberá remitirse con fecha límite de recepción el 21 de Julio:

- Un DVD de cada obra.
- Un CD promocional en el que se incluya: sinopsis, ficha técnico -artística, biofilmografia del director, 2 fotografías de la película (300 dpi), fotografía del director, fotocopia del DNI de la persona o entidad que realiza la inscripción del cortometraje y material informativo del cortometraje (cartel, press-book…).
- La ficha de inscripción Escorto debidamente cumplimentada, indicando en que sección participa se podrá descargar de la web del Festival www.escorto.es
- Cartel del cortometraje impreso (los carteles de los cortometrajes seleccionados se expondrán en el festival). No es obligatorio.
Enviar material a la siguiente dirección:

ESCORTO´06
I Festival de cortometrajes de El Escorial
Casa de la Cultura
28280 El Escorial- Madrid

BAJO LA NOCHE ABIERTA

20060510142628-bajo-la-noche.jpg

Hoy busqué sobrevivir a mi destrucción y sin pretenderlo, me vendí a la necesidad de volverte a encontrar.

Esta noche perseguiré las huellas intactas de nuestras caricias, retomaré el recuerdo de aquellas mentiras oportunas y consentidas.
No te olvidaré nunca. Decías. Pero ya no estas aquí, y únicamente queda la mirada atrás, arrastrándose a gatas por el pasado. Por nuestro pasado juntos, cuando jugábamos a la autodestrucción, al derroche, regocijándonos felices en el letargo de nuestro propio fin, cuando nos amamos sin pensar demasiado. Y recuerdo aquel silencio antes del adiós, como pálida catarata de extraños murmullos, y cada una de tus palabras exactas, calculadas, desangrándose por mi cuello inclinado.

Buscándote, bajo la noche abierta, sonrío una vez más al recordar instantes como aquellos, en los que, para bien o para mal, compartí felicidad y agonía, los últimos momentos verdaderos de un ángel caído.

Iván Sáinz-Pardo
"El sendero de la oveja negra"
N 33042/1997
R.P.I: VA-1329

SEVILLA HAS A SPECIAL COLOUR

20060511002057-sevillaganafinalcopauefa.jpg

Un 4-0 merecido y justo. Enhorabuena por hacer historia deportiva, por conquistar Europa a lo grande. Felicidades a los sevillistas y a todos los amantes del futbol. Y a TVE también por ofrecer el futbol en abierto.

LA MAREA (Buscando atrezzo)

20060512020048-ivan-y-jimbo-localizan.jpg

Este fin de semana pasado volvimos a la playa de la Ñora, en Gijón. Esta vez faltó Dirk, pero Lucy y yo nos encontramos allí con Jimbo, Laury y Nando. Esta vez, la disculpa perfecta para volvernos a ver, fue la de grabar un par de planos que aún se supone que nos faltaban para terminar nuestro cortito de presupuesto cero "La Marea".

-Como mola esta playa. Oye, necesitaríamos lluvia, por eso del dramatismo. ¿Cómo lo ves?

-Ummm… esta tarde lloverá fijo.

-Y también una tabla de Surf rota.

-¿Rota?...

TODO SEA POR EL BIEN DEL CINE ESPAÑOL. PINCHAR AQUI

(O AQUÍ)

12/05/2006 02:00. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 6 comentarios.

UN VUELO A MUNICH

20060513104719-munich.jpg

Regresar al escenario donde mi vida protagonizó un capitulo de casi diez años, me produce siempre una sensación extraña en el pecho. Volver a Munich resulta, cada una de las veces, una experiencia muy especial. Trataré de aprovechar este pequeño viaje de trabajo también para quedar con Dirk y volver a ver a un par de amigos.
Lucy esta en Sitges desde ayer por trabajo, y como estaremos por unos días fuera los dos, acabo de dejar a Lola con nuestra vecina Mari. Mari es una ferviente seguidora del Español, tiene una perra casi tan viejita como ella misma, un patio enorme y un huerto precioso. Mari se ha alegrado mucho de quedarse con Lola y yo, mientras, no he podido evitar ponerme triste al regresar solo a casa para hacer la maleta. Sí, amigos, es cierto, los del Atléti somos unos BLANDOS.



VOLAR

20060517135058-inseln.jpg

Volar estresa mucho. Cargar con las maletas y esa sensación todo el tiempo de que perderemos el avión. Mirar continuamente el reloj y comprobar, compulsivamente, una y otra vez que el DNI y nuestra tarjeta de embarque no han desaparecido como por arte de magia de nuestro bolsillo. Pagar a regañadientes casi tres euros por un café con leche y tener que llevarte las maletas contigo hasta para ir al retrete.
Comprobar que existe una ley no escrita que dictamina que, de existir la posibilidad de tener un bebe a bordo, lo han de sentar siempre por tu zona, para que así este nos amenice con sus berridos histéricos nuestro viaje. Y no, no podrás de todas formas dar una cabezadita, porque para evitarlo, esta además esa estridente campanita que anuncia cada mensaje de micrófono a un volumen de infarto de miocardio.
A la ida, nos abrochamos el cinturón pensando en un abanico de posibilidades, en nuestras expectativas frente al viaje, en todo lo que planeamos hacer allí donde nos dirigimos. Desde nuestro asiento, sobre esa butaca donde nos aprietan molestamente las rodillas contra el asiento de delante, vemos pasar al resto de la tripulación en busca de sus asientos. Por fin respiramos hondo y jugamos a nuestro juego favorito. Especular con la posibilidad de adivinar quien será el que termine por sentarse a nuestro lado. Y es así como nos volvemos a fijar en el pivón aquel que ya descubrimos antes en la cola de embarque. Ese pedazo de mujer que ahora se dirige por el pasillo en nuestra dirección buscando su número, y pensamos:

-¡Aquí!, ¡aquí!, ¡aquí!…

Hasta que lamentablemente pasa de largo nuestra posición.
Entonces comenzamos a bajar un poco el listón y pensamos que esa morena tampoco esta nada mal.

-¡Aquí!, ¡aquí!, ¡aquí!…

Y se sienta cuatro filas delante de nosotros.
Bueno, pues, espera… quizás esa otra que viene por allí detrás… Es bastante fea pero, pero… pero vaya par de domingas.

-¡Aquí!, ¡aquí!, ¡aquí!…

Nada, no hay suerte y parece que ya no queda nadie. Entonces, aparece al final del pasillo esa señora gorda, sonriente y sudorosa, embutida en una camisa de flores prácticamente empapada.

-¡Aquí no!, ¡aquí no!, ¡aquí no!…

Y cuando pasa de largo, somos nosotros quienes sonreímos y quienes nos quitamos el sudor de la frente. Estamos tan ensimismados en nuestra entupida lotería, que ni tan siquiera nos hemos dado cuenta de que un tipo lleva detrás nuestro un buen rato esperando pacientemente, rogándonos para que lo dejemos pasar y ocupar el asiento.
Con el misterio solucionado, ya solo queda comprobar que nuestro nivel de ingles aún sigue amodorrado en algún rincón oculto de nuestro cerebro, comparando los textos dobles en ingles y español de esa revista que encontramos frente a nuestro asiento. Mientras, ignoramos la coreografía de seguridad de la azafata, ya que total, todo el mundo sabe que aprender todo esa parafernalia de la mascara y del chaleco salvavidas tiene, en el caso de un accidente aéreo, tanto sentido como un curso de paracaidismo en el Titanic.

Después, uno ya, durante el despegue, piensa como cada una de las veces, en la muerte. En todo lo que aun no hemos hecho, en que pasaría si algo pasara mal y nos estrelláramos. Uno no puede evitar rememorar todas esas películas de catástrofes, o todo eso de lo del 11 de Septiembre. Por nuestra cabeza circulan imágenes como el de la turbina destruyendo la habitación de Donnie Darko, motores ardiendo, cabinas desgarrándose y asientos saliendo disparados por el aire como en “El Club de la lucha”. Que horror, pensamos y nos agarramos bien al apoyabrazos, mientras recordamos la escena de aquel avión bajo la tormenta cayendo en picado en esa peli donde Tom Hanks, después, termina por convertirse en un naufrago.
El avión coge altura, todas las cosas se hacen pequeñitas desde la ventanilla y el bebé que hay sentado delante tuyo comienza a llorar.
¿Quien dijo que volar es estresante? La película esa del naufrago nos ha salvado definitivamente el vuelo. Ahora tenemos dos horas enteritas para poder fantasear e imaginarnos completamente solos en una isla perdida con aquel pivón despampanante de antes.
El tipo que viaja sentado a nuestro lado tose y se extraña un poco al descubrirnos allí, con los ojos cerrados y esa extraña sonrisita.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2006

17/05/2006 13:50. Ivan Enlazarme. LA IRA DORMIDA Hay 6 comentarios.

CAMPEONES

20060518031542-etoo.jpg

Felicito al Barsa por una temporada memorable. Hoy tocaba lluvia, emoción, y remontada épica para una noche histórica.
Felicidades a todos los aficionados del barsa y a los amantes del fútbol en general. Me alegro mucho, me gusta el fútbol y he seguido el partido con atención, aunque, por otro lado, me revuelve la idea de imaginarme a alguien, ingles o español, pagando hasta un millón de las antiguas pesetas por una entrada. Joder, se que esto es demagógico y patético, pero no puedo evitar pensar en ello, ni tampoco puedo evitar joder este post en plan aguafiestas. Lo cierto es que me siento raro cuando observo que se ofrece a eventos como este toda una serie de programas especiales en los medios y una cobertura exacerbada de más de media hora en los telediarios, acompañando otras noticias sobre la alarma de hambruna en África, las pateras, la miseria, la pobreza, el analfabetismo y las guerras en más de medio mundo, que solo pasan de refilón o son directamente ignoradas. Que la peña se movilice de esta forma, comiéndose hasta 30 horas de autobús para asistir a un partido, o que se concentren cientos de miles de personas con el motivo de celebrar una victoria, o para mamarse hasta las patas en un macrobotellón, me parece cojonudo. Pero no deja de producirme un cierto desasosiego, que aún no consigo ordenar muy bien, el pensar en que podrían existir otras movilizaciones que, de momento, parecen impensables pero mucho más necesarias. El pensar en la cantidad de cosas sin duda más importantes por las que merecería la pena luchar y reivindicar, y en todas esas cosas que serían realmente necesarias cambiar.
Creo que escuché el otro día que Ronaldinho gana 48 euros por minuto. Sus zapatillas de marca se fabrican a sueldos de menos de un euro al día. Esta noche el Barsa es un merecidísimo campeón de Europa, mientras, en el mundo, algo va muy mal.

AMOR DE VERDAD (Rescatado)

20060519013449-amor-de-verdad.jpg

Nada me indicó el camino a seguir, pisaba en falso.
El mundo estaba formado por montañas de sal y morfina; subir, subir, tenía que seguir escalando…
Pero yo siempre volvía a lo mismo, mientras la soledad y el hastío de verme estúpidamente ensimismado en mis propios pecados, convertía en ruinas mi vida. Adormilado en mi lago de frustración, sintiéndome como el monstruo del Lago Ness, invisible ante mi propia existencia, conocí a la chica rubia. Después entendería que ella solía relacionarse únicamente con tipos asiduos de la “Beauty”, pero esa noche fue el Jaco quién se presentó en mi apartamento con una sonrisa millonaria y con la chica rubia y una amiga suya colgadas del brazo.
Como era de esperar, aquella noche se escapó por la puerta habitual, la de atras: Alcohol, farlopa, whisky, unos porros y al final terminé bajandome en la parada equivocada y follandome a la amiga.

Pasaron dos años y las cosas parecían haber tomado un insólito rumbo. El Jaco había aparecido muerto meses atrás en Carabanchel de treinta y siete puñaladas. Treinta y siete días antes, le habían metido en la cárcel por degollar a un gitano en una reyerta. Del Jaco me quedaron muy pocas cosas. Entre ellas mi regalo de cumpleaños. Una pistola Taurus PT-100 de calibre 40.
Mientras, llevaba ya casi trescientos setenta días viviendo con la chica rubia. Su amiga follaba estupendamente, pero yo estaba idiotamente enamorado de aquella mujer rubia tan bella y perfectamente imperfecta. Su cariño, sus atenciones, su compañia, de alguna extraña forma que nunca llegaré a entender, conseguía mantenerme en una especie de paz negociada conmigo mismo. Ella era la protagonista de una Era floreciente en la historia de una civilización tan muerta como la mía.
Ya se sabe que quien se casa con la heroína no tiene amantes, pero yo la amaba de verdad, o al menos eso pensé siempre. Ella era una puta, una ramera, aunque eso sí, de las caras; esas putas de diseño a las que, primero, hay que emborracharlas de champán francés y llevarlas a un buen restaurante, para que, después, te hagan en un hotel de cuatro estrellas exactamente lo mismo que una vulgar fulana en un misero motel. Pero lo que también es cierto es que, de todas las putas, esta era la más hermosa, y lo que es aún mucho más importante, tenia estilo. Y claro, todo el mundo sabe que no hay nada más arrebatadoramente irresistible que una puta con mucho estilo.

Los meses a su lado transcurrían deprisa y los días se deslizaban entre el sabor salado y placentero del sexo, entre las conversaciones perezosas del hachís y el vértigo de la aguja. Pero aquellos meses de autodestrucción acumulaban montañas de sal, sal y soledad compartida supurando nuestras heridas. Cada noche discutíamos de nuevo. La droga deja de ser tu compañera cuando no la veneras. La droga te traiciona cuando dejas de creer en tus propias mentiras. La droga sabe a insatisfacción cuando te recuerdan quién eres realmente. La droga dirigia con rigidez impecable la orquesta de nuestros días y de nuestras noches y nuestras discusiones bailaban siempre al ritmo de una composición maldita.
Aquella noche, ella me llamó yonky de mierda, me dijo que era un muerto de hambre, escoria. La pateé en la cara y en el cuerpo, le fracturé dos costillas. Después me presenté en el hospital, la quería.
Sin embargo, una vez más, prometimos no volver a discutir, mientras ella olisqueaba esas flores que había traído conmigo. La besé despacio y ella me dijo que era un maldito cabrón, pero que me amaba y no podía evitarlo. Mientras encendía un cigarro, le pregunté si creía realmente que mi mundo era de verdad. Ella, con su cara morada me hizo abrir los ojos:

-Toda tu vida es una farsa, yo soy también de mentira, tu vida es únicamente un depósito de agua contaminada con enormes peces multicolores.

Pasamos otros seis meses juntos, chapoteando en nuestro charco de conformismo y mentiras.
Ella decía haber dejado la prostitución, pero yo sabía que se lo seguía haciendo con algunos de sus antiguos amiguitos de la “Beauty”. Mi polla de proletariado le sabía a poco, mi apartamento de alquiler, mis trabajillos temporales, mis manías, mis costumbres simples y primitivas, hasta mi droga era para ella la droga de los pobres. Yo lo dejaba pasar todo como si en realidad no supiera nada, pero cada vez que ella volvía a repetirlo, yo sentía un desgarro mayor, una mediocridad amarga y visceral, un extenso vacío.
Ella no podía renunciar al placer del lujo y del dinero, pero me amaba y por ello regresaba a casa cada una de las veces, transformándose para mi, fingiendo ser feliz con las cosas que a mi me hacían feliz. No sabía que nuestro amor nos destruía más que el veneno diario de la dosis.
Ella la coca y el éxtasis y yo el costo y la heroína, ella el champán y yo la cerveza, ella la televisión y yo los libros, ella el marisco y yo la carne… Prefería discutir a diario, los insultos, los puñetazos a aquel silencio en la cama, aquella mortal indiferencia.

Una mañana, al despertar, me la volví a encontrar una vez más sentada en el water, desnuda, con el cañón de mi regalo de cumpleaños metido en su boca; ella solía hacer cosas así a veces, para llamar mi atención y recibir mi consuelo. Estaba despeinada, ahogada en lágrimas, con el rímel corrido, fruto de toda una noche sin dormir, y me volvió a repetir que si me seguía acercando a ella, apretaría el gatillo.
Los años, las drogas y nuestra relación la habían deteriorado notablemente, pero seguía siendo una mujer increíblemente hermosa, una puta con estilo, la mujer que yo quería, aún así, en aquellas circunstancias.
Me acerqué a ella muy lentamente, como solía hacer otras veces.

-Tranquila, shsss… tranquila.

La miré a los ojos mientras ella, dócil e indefensa como una chiquilla, me devolvía una mirada destruida.

-¿Me quieres? Me preguntó entre sollozos.

-Sabes que sí, pero ahora devuélveme la pistola ¿vale?…

Agarré despacio la pistola con una mano, ella la sujetaba todavía con las dos manos y mantenía el cañón apuntando a su boca.

-Me quieres, lo sé, pero te pregunto si me quieres de verdad.

Y nos acorralaron los minutos de silencio y miseria más largos de nuestras vidas. De rodillas, en frente de ella, finalmente respondí:

-No llores más mi niña. Nuestro cielo es un vientre oscuro de estrellas rotas. Nuestros días y nuestras noches son sonrisas de seda tejiendo el velo que encubre la cara del gran impostor. Ese impostor, mi vida, soy yo, ese es mi jodido destino. Ese cabrón vacío de alma soy yo mismo. Pero te quiero, te quiero de verdad.

Me di una ducha para quitarme de encima aquel amasijo de vísceras sangrientas. Me metí un pico, y al tumbarme de nuevo sobre la cama, cerré los ojos y llorando en silencio, prometí no volver a preguntarme nunca más sobre lo ocurrido.

El mundo estaba formado por montañas de sal y morfina. Subir, subir, tenía que seguir escalando…

Iván Sáinz-Pardo
"El sendero de la oveja negra"
N 33042/1997
R.P.I: VA-1329

19/05/2006 01:34. Ivan Enlazarme. POST RESCATADO Hay 6 comentarios.

EL ÚLTIMO VIAJE DEL ALMIRANTE (II)

20060520010059-el-ultimo-viaje-del-almirante-bocetodormitoriocolon.jpg

Hoy, hace 500 años, murió Cristóbal Colón en Valladolid.
Hoy mismo, vuelvo a sentar el culo en un avión. Esta vez, vuelo a Valladolid y emprendo aquí el viaje que me llevará a rodar, en un par de semanas, "El último viaje del Almirante". Un cortometraje de ficción que relata, como ya os comenté en otro post, algunos de los hechos acaecidos durante las últimas horas de vida del descubridor.
Con este estupendo boceto de David Temprano, donde ya se recrea el espacio que nos servirá para escenificar el lecho de muerte, me despido de todos vosotros por unos días. Actualizaré el “Escondite” si tengo la oportunidad y me es posible, aunque no puedo prometer nada.
En los comentarios de este post, abajo, seguiremos mientras en contacto si así lo queréis, e iré contándoos un poquito más sobre esta pequeña aventura. Saludos. Nos leemos.

20/05/2006 01:00. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 28 comentarios.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris