Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2007.

PRETTY WOMAN (Rescatado)

20070802193907-pretty.jpg

Te pregunto por que eres puta. Y tú te vistes con apatía. Observo tus piernas interminables, tu carita perfecta. Se que te lo preguntaron millones de veces, que otros jugaron antes a disfrazarte de Julia Roberts. Pero, mientras yo me pongo las zapatillas y tú te guardas los euros, te lo pregunto así, sin más y sin saber muy bien porqué. Te pregunto por que alquilas tu parcela a cualquiera, si a mí me gustaría ser para siempre su único habitante. Y entonces tú me miras, sonríes en silencio y me respondes que en realidad te sientes como el libro de una biblioteca, que estas llenita de páginas manoseadas y marcadas, de momentos tatuados y manchas de distintas naturalezas. Que eres como un cuento que siempre llega tarde, cuando los niños ya duermen, un cuento de adultos en boca de todos, un secreto desgarrado.

Ya una vez abajo en el bar, un tipejo en chándal y con pinta de obrero búlgaro sube tras de mí las escaleras en tu busca.
Llueve. El frío de la calle me sacude la cara. De camino a casa aprieto los dientes, esquivo los charcos y pienso en la última vez que robé un libro de una biblioteca.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2005

02/08/2007 19:39. Ivan Enlazarme. POST RESCATADO Hay 7 comentarios.

UN BLOG DE CINE

20070805113657-ivan-sainz.jpg

Supongo que escribir en un blog durante un largo periodo crea una especie de dependencia, de convivencia con un hábito nuevo que, irremediablemente, entra a formar parte de nuestras vidas. Como cualquier actividad frecuente y regular, esta se ve sometida a veces a reflexiones personales y necesarias.
Alguien que visita este blog con frecuencia me comentaba el otro día:

“Es curiosos que a pesar de tu profesión, tu blog no sea un blog especializado y meramente de cine como los habituales."

Es cierto. El escondite no es un blog de cine, es tan solo un blog personal, es una especie de diario online. Mi blog no es exclusivamente de cine porque el cine es tan solo una pequeña parte en mi vida. No escribo únicamente sobre temas relacionados al cine porque mis preocupaciones, mis inquietudes, mis sueños y mis pensamientos son variados y caóticos y el cine es tan solo una herramienta más en un garaje mental demasiado anárquico.

Mi familia, los amigos, la gente que me rodea no son gente de cine, ni siquiera se ven una película semanalmente, ni mensualmente, incluso dudan y tienen que hacer memoria si se les pregunta cual fue la última película que vieron en una sala. La mayoría de ellos no entienden lo que diferencia el formato de cine del formato video y creen que el salto de eje es un juego regional para niños. Lo cierto es que, para su realización personal y para su día a día, esto tampoco tiene ninguna importancia.

Me considero un director de cine afortunado, casual, quizás porque a los 25 años aún no sabía que hacer con mi vida o porque mis ambiciones y mis motivaciones también fueron siempre confusas y variadas. Para afrontar esta profesión eficazmente hay que mantener la confianza en uno mismo, el ego y la autoestima a niveles muy importantes y por eso muchas veces es complicado mantenerse al margen y con la cabeza en su sitio y evitar que la vorágine no condicione nuestro estado emocional y el curso natural de nuestras vidas. Me he esforzado mucho, he trabajado muy duro para llegar hasta aquí, pero lo cierto es que me niego a condicionar y a reducir mi felicidad y mi realización personal a una sola meta basada en algún tipo de éxito profesional o social.

Cuando en la soledad de mi cuarto coreografiaba a mis soldaditos de plástico, juegos que me acompañaron casi hasta los 14 años, cuando organizaba y dirigía como hermano mayor a mis tres hermanas en las actuaciones que inventábamos para nuestros padres cada fin de año, cuando sentados sobre toallas imaginábamos mi hermana Ainoa y yo aventuras en balsas sobre mares invisibles, o cuando escribía mis primeras historias, grababa sketches con un radio cassette, o ya grababa con una cámara domestica prestada mis primeros videos, no pensaba estar haciendo cine. Ahora mismo, tras mis estudios de dirección, mis cortometrajes en cine y con mis proyectos para largometraje flirteando en el aire, tampoco lo pienso. No tengo cámara de video, tampoco cámara de fotos, no compro ni colecciono dvds compulsivamente, no devoro literatura especializada, ni soy fan acérrimo de ningún comic en concreto. No soy un erudito del cine ni me considero un cinéfilo, no domino la historia del cine, ni controlo el cine clásico, no me prodigo en festivales de cine, ni en ambientes de moda. Nunca quise compartir en una tira las aventuras de Spiderman, me concentré en soñar y en creer ser el mismo Spiderman. Me cabreaba transformándome en una bestia color verde como “La Masa”, por las noches volaba en mis sueños como Superman, en el recreo agitaba palos como si fueran espadas pensando en “El Jabato” o en “El Capitán Trueno”.
Recuerdo que mi madre, tras mi "shockpostE.T el Extraterrestre” (shock generacional), al descubrir mi habitación repleta de fotos de Spielberg y constatar además que yo había cambiado los "Mortadelos y filemon" y las aventuras de “Los cinco” por ”El cine según Hitchcock” de Truffaut, se sentó conmigo en mi cama y me explicó que, para ser director de cine, había que ser un hacha en el colegio, sacar sobresalientes en matemáticas y estudiar después al menos tres carreras universitarias. Cuando mi madre me volvió a sentar delante de mis deberes y salió de nuevo por la puerta de mi cuarto, se llevó consigo y de golpe mi sueño de llegar a ser cineasta. No se si tiene o no que ver, pero muchos años después, en el 97, tras abandonar, desmotivado y desorientado, la carrera de Filología Alemana y tras la repentina muerte de mi madre, animado probablemente también por el visionado tardío de la casera y genial “Clerks” de Kevin Smith, grabé de forma instintiva mi primer cortometraje en video, “Apretón Mortal”. Poco después descubrí que Spielberg no era ningún intelectual, ni siquiera había terminado una carrera universitaria y me fui agarrando cada vez con más fuerza a ese hobby hasta conseguir recuperar la ilusión, madurada, real, de contar historias detrás de una cámara. Mi padre, a pesar de lo arriesgado de mi situación profesional y laboral, me apoyó incondicionalmente y sin dudarlo y entonces, entendí que, si mi madre me había arrebatado bruscamente aquel sueño entonces, de niño, fue con el sabio propósito de emplazarme y ayudarme a labrar un camino que me ofreciese posibilidades practicas y reales de reencontrarme con ese y con todos mis sueños después.

Hoy escribo este post que no se si va de cine o no, en este blog que no se si va de cine o no, pero con la misma ilusión por comunicarme, por evocar imágenes y provocar sentimientos que cuando estoy detrás de una cámara.
Y termino así, pensando en que, en realidad, los sueños son un poco como los alimentos frescos del supermercado, que se pueden comer y disfrutar ahora o dejarlos caducar y estropear. Sin embargo, también y si lo queremos, se pueden congelar en el frigorífico y reservarlos para más adelante. Lo importante es, en cualquier caso, ocuparse siempre de ellos.

EN ROJO ETERNO

20070808131726-rojo-eterno.jpg

La serpiente vomitó otra serpiente. Abrí los ojos. Recordé tarde el lugar de la trampa y la mañana se tiñó de lágrimas rojas. Se repetían las noches ingratas y yo me olvidé pronto de traerme las alas. Nada más lejos de un milímetro, dos segundos y una sola mirada para no cambiar absolutamente nada. Todo a mi alrededor comenzó a deshacerse en una digestión eterna. Cerré los ojos y la serpiente vomitó otra serpiente.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2007

08/08/2007 13:17. Ivan Enlazarme. LA IRA DORMIDA Hay 2 comentarios.

LA MIRADA CIRCULAR

20070810181613-la-mirada-circular.jpg


-¡Joder tío, no te estás enterando de nada!
No entiendo como puede haber gente que se lea de pe a pa el periódico. Con todas esas desgracias. Yo sólo lo hojeo durante cinco minutos y acabo harto de tanta mala noticia.

Sebastián le da una calada a su cigarrillo y continua hablando. Ánthony le escucha sin demasiado entusiasmo, a la vez que pasa las hojas del Bild en busca de la sección de deportes.

-Lo cojonudo sería tener cada uno su periódico particular, con cabida solo para las buenas noticias que uno quiere leer, con el horóscopo siempre a favor y el parte meteorológico anunciando un tiempo de puta madre. ¿No crees? Así, al menos, la felicidad nos duraría cinco minutos al día.

-¡Basler se ha lesionado para todo un mes!
Exclama Ánthony sin prestar demasiada atención a las palabras de Sebastián.

-¡Que le den por el culo, al Bayer lo que le sobran son jugadores!

Ambos quedan en silencio. Ánthony arroja el periódico a un lado del banco en el que se encuentran los dos sentados. Saca un cigarrillo y lo enciende. Ambos observan la fuente de piedra que hay delante de ellos. Allí dos hombres hacen fotos a una señora de melena rubia y nariz afilada. Ella sonríe y posa, masajeándose el pelo, parece divertirse mientras los dos hombres, van buscando distintos planos y posturas y le van indicando.

Sebastián mira por un momento a Ánthony.

-¿Alguna vez?...

Y la frase se queda ahí, interrumpida en el aire. Esta vez es Anthony quien mira a Sebastián.

-¿Qué?... ¿Alguna vez qué?

-No sé, se me ha olvidado lo que te quería preguntar.

El despacho se queda en silencio unos segundos.

-Bueno, no está mal, pero no me jodas que acaba ahí.

-Sí, acaba exactamente ahí. ¡Es genial!, ¿verdad?

Jonás sonríe, excitado por la expectativa del momento, algo acalorado después de la lectura de su guión.

-Es una jodida mierda Jonás, es una jodida mierda y no me digas que has estado siete meses perdiendo el tiempo con esta patraña.

Federico había sido durante diecisiete años su editor y se puede decir que técnicamente su amigo, pero lo cierto es que su rendimiento como escritor había disminuido de forma alarmante desde lo de su divorcio y la reacción de su jefe no era de extrañar.

-Mira Jonás, vamos a hacer una cosa, hoy tengo mucho que hacer. Márchate a casa, deja aquí el guión y vuelve pasado mañana.
Yo, mientras, voy a tratar de pensar en algo. Ya hablaremos entonces.

Jonas abandona el despacho sin hacer ruido, conoce bien a Federico.
Ya una vez dentro del metro, una anciana que va sentada a su lado le da unos golpecitos en el codo. Jonás, dando un pequeño bote, regresa de sus divagaciones.

-Perdone señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

La señora continúa hablando sin que a Jonás le dé tiempo a reaccionar.

-Le voy a poner un ejemplo, si yo fuese su tía y usted mi sobrino y quisiera hacerme un regalo, ¿qué me regalaría?

Jonas vacila, algo aturdido, sonríe sin saber qué decir.
La mujer le devuelve amablemente la sonrisa y espera unos instantes la respuesta de Jonás. Una vez más, cuando éste ya se dispone a decir algo, la señora continúa diciendo:

-¿Sabe? Nunca me han gustado las plantas, pero todo el mundo me regala plantas.
Todo empezó hace casi cuarenta años. De recién casada, muchos de nuestros familiares y amigos, por alguna extraña razón, coincidieron en regalarnos una planta. Los regalos de boda suelen ser regalos caros así que aquellas plantas eran plantas enormes, muy caras o incluso exóticas. De esa forma, nuestra nueva casa en vez de un hogar como el de los demás, fue pareciéndose más bien a un jardín botánico o a un invernadero.
Al principio, traté de descuidarlas y olvidarme de ellas a propósito. No me hubiera importado que se hubiesen muerto todas, pero claro, la gente venía con frecuencia a visitarnos y ellos siempre preguntaban por su planta.
Poco a poco, para cuidar tantos tipos de plantas distintas, tuve que ir comprando algunos libros especializados. Los vecinos y todo el resto de la gente que fui conociendo desde entonces pensaban que yo era una apasionada de la botánica, de las plantas y las flores. Lo cierto es que, como digo, siempre las he odiado y sin embargo, he tenido que regarlas, cuidarlas y hasta hablar con ellas. Imagínese que mi marido, que en paz descanse, y yo, nunca pudimos irnos de vacaciones y verano tras verano, nos tocó quedarnos encerrados en nuestro piso, en la ciudad.
A partir de aquel momento hasta ahora no he recibido un solo regalo en mi vida que no sea tierra, fertilizantes, tijeras de podar, regaderas, libros de jardinería o alguna más de esas malditas plantas. Las vecinas, todavía, cada año, me siguen dejando sus plantas en mi casa cuando se van de vacaciones. Al contrario de lo que todo el mundo cree, aborrezco las plantas con toda mi alma, y no me importaría que todas las plantas del mundo fuesen de plástico.

En ese momento, cinco personas vestidas de paisano entran en el vagón y comienzan a pedir los billetes.

-Deutsche Bahn, inspección, ¿puede enseñarme su billete por favor?

Tobías se quita los cascos y revuelve sus bolsillos de mala gana sin decir una sola palabra. Finalmente, encuentra un carnet de color verde y se lo entrega a una señora de gafas que lo examina con aburrimiento.

-¿Monatskarte...? Ummm... Está bien, gracias.

Tobías vuelve a ponerse los cascos y continua observando a la señora del asiento de al lado que aún habla sin parar, y al señor de barbas, que la escucha, visiblemente aturdido, y sin decir una sola palabra. Al quitarse los cascos para buscar su Monatskarte, ha escuchado un poco de la conversación. La señora, según parece, lleva un buen rato dándole el coñazo sobre no sé que asunto de regalos, plantas y botánica. Pero el hombre aprovecha la interrupción de los controladores, se levanta y se despide, la siguiente parece ser su parada.
La señora se queda sentada con una media sonrisa en la cara, parece haber quedado satisfecha después de la conversación.
Frankfurter Ring queda atrás, la próxima parada es Milbertshofen y Tobías, a la vez que sube el volumen de su walkman, bosteza abriendo mucho la boca. Una joven de mirada lánguida y aburrida ocupa ahora el asiento de aquel señor de barbas.
Al lado de Tobías hay otra señora, esta parece bastante mayor, de mirada solemne y porte distinguido y arrogante. Parece una figurita de cera, pegada al Ibertren con una gota de Loctite en el culo. Está ahí, colocada como una pieza de museo, con sus ricitos blancos asomándose por debajo del sombrero y su bolso color café con leche. Viste una camisa con motivos dorados, a juego con el bolso, y desprende ese olor a sudor y a perfume de vieja.
Tobías apoya la cabeza al respaldo y comienza a relajarse con el traqueteo de la máquina. La luz, sesgada, a través de las ventanillas, va moldeando lentamente las formas a la vez que, con su tintineo, se crea la magia de un baile infinito de luces y sombras. Alrededor de la cabina, al ir atravesando la oscuridad de los túneles, el aire parece hervir y cobrar vida propia, transformándose en un mar de cálidas corrientes y hedores intestinales.
Al fondo, la figura de una joven con un bonito vestido de flores y el murmullo sordo de una pareja. Estos discuten afanosamente. Él medio calvo y con los cuatro pelos de detrás de las orejas recogidos en una ridícula coleta. Ella menuda, fea y tetuda, baboseando sin ganas la vainilla de un helado de cucurucho. Ambos permanecen de pie, agarrados a una de esas barras metálicas que siempre se llenan de huellas dactilares y de sudor de manos.
Ya únicamente faltan dos paradas para Hauptbahnhof, cuando por fin la chica del vestido de flores parece fijarse en él. Jörg ha estado durante casi todo el trayecto mandándole miraditas cargadas de intención sin ningún resultado visible hasta este preciso momento en el que ella lo descubre sin demasiada ilusión.
La joven es realmente bonita, labios carnosos, dentadura perfecta, es sumamente atractiva, como un anuncio de neón. Sus caderas venden moda de pasarela, su pelo champú con acondicionador, el escote de su vestido, cigarrillos americanos. Es un anuncio andante y parece también vender cara su atención.
Ésta es su parada así que se levanta con elegancia y abandona el vagón sin mirar a nadie. Con una de esas miradas perdidas y llenas de misticismo que se quedan vagando en la mente de uno durante minutos.
Jörg la observa desde el cristal de la ventana en busca de alguna buena oferta, pensando que sería capaz de ahorrar durante toda su vida, para poder comprar todo lo que ella ofrece.
Ella se agacha y se quita un zapato, así de forma natural y elegante, como lo haría una estrella de cine. Jörg queda hipnotizado, a la vez que siente como un escalofrío le recorre la espalda. Por un momento, le vienen a la memoria algunas imagenes de antiguas películas de Sofía Loren.
La joven se apoya sobre el suelo con el pie descalzo y se deshace del otro zapato. Las puertas dan un bufido, se cierran y el metro comienza a moverse de nuevo. La joven, al otro lado del cristal, echa a andar, descalza, contoneando sus caderas, con los zapatos de la mano. Jörg la observa hasta que desaparece junto con el alicatado de baldosines verdes, las escaleras mecánicas y el resto de la estación. El vagón se sumerge de nuevo en la oscuridad de los túneles y Jörg, ligeramente perturbado, permanece con su cabeza apoyada en la ventanilla.

Quince minutos más tarde entra en un café. Al fondo, sentado en una mesa pequeña y redonda, encuentra a Ánthony que le hace una seña con la mano.

-Eh, tío, ¿que tal?

-Bien, bien, ¿llego muy tarde?

-No que va, yo también he llegado tarde. Llevo aquí sólo cinco minutos. ¿Me traes las cintas?

-Sí, las tengo aquí. Te las he grabado anoche que por fin tuve un rato.

-Muchas gracias.

El Café se encuentra en el centro de la ciudad y en pocos minutos se ha llenado de gente. Jörg y Ánthony han terminado sus cervezas y continúan hablando:

-Bueno, pues resulta que cuando está eligiendo un cepillo de dientes, nota que el individuo ese que tiene a su lado se revuelve de forma extraña en el pantalón. Y cuando mira en esa dirección, se encuentra con que el pavo tiene la polla fuera. Sí, tío, en el supermercado.

Ánthony rompe a reír a carcajadas.

-No tío, no te rías, a mi no me parece gracioso. A mi novia un pervertido le ha enseñado la polla.

Ánthony, se limpia las lágrimas, y tratando de calmar su risa, dice a continuación:

- Bueno, un exhibicionista le ha enseñado el rabo a tu novia en la sección de droguería de un supermercado, ¿no?, bueno, bien, ¿y qué tiene eso de malo?, tampoco es un drama ¿no?

-Joder macho no te enteras de nada. ¿Es que no te das cuenta de la impotencia que siento al respecto? No consigo pensar en otra cosa.

-Jörg, creo sinceramente que estás exagerando. No creo que sea para tanto. Lo cuentas como si por ello tu novia te fuese a dejar o como si se te hubiese muerto alguien.

-Ánthony, tío, esto es algo serio. Si no puedo evitar que mi novia sufra este tipo de percances, ¿qué especie de novio soy? Al igual que ayer le ha ocurrido esto, mañana la puede violar un mendigo, o vete a saber.

-Vamos hombre, no me jodas, una cosa no tiene que ver con la otra. No es lo mismo un exhibicionista que un mendigo violador.

-Sí, ya, ¿pero qué jodido mundo es éste en el que no puedes dejar tranquilamente a tu novia, a tu hermana pequeña o a tu madre ir solas de compras o a dar un paseo al parque sin que un puto pervertido las acose con su polla enferma de enfermo mental?.

-Escucha Jörg, si en este país somos al rededor de ochenta millones de personas las que convivimos juntas, al menos la mitad somos tíos. Eso significa que no puedes obsesionarte con tratar de controlar que cuarenta millones de rabos permanezcan dentro de sus cuarenta millones de braguetas. Bueno, y a todo esto, ¿tu novia cómo lo lleva?.

-No, si ella apenas le da importancia...

-Oye Jörg, mira, no te preocupes más por esto ¿quieres? Gracias por lo de las cintas. Me tengo que ir, he quedado para ir al Imax y ya se me está haciendo algo tarde.

-Bien, vale, yo también me tengo que ir, hoy ensayo con el grupo.

Ambos salen del café y se despiden. Ánthony acelera el paso y consigue llegar al Deutsches Museum con el tiempo justo. Sebastian ha sacado ya las entradas y le esta esperando en la puerta. Ambos entran en la sala.

Tras la película, Sebastián y Ánthony deciden sentarse en un banco.
El Otoño empieza a hacerse notar, y los días, comienzan a ser cada vez más cortos. El Isar, crecido por las lluvias, arrastra la hojarasca dorada y las ramas desprendidas. Las nubes parecen engordar y apelmazarse formando un preñado manto de lana ennegrecida. El sol parece tener prisa por marcharse y en pocos minutos barre el horizonte tiñendo el cielo de heridas violetas.

Ánthony hojea un periódico y Sebastián, después de comentar algo a cerca del documental, enciende un cigarrillo.

-Menudo día más asqueroso he tenido hoy. ¿Sabes lo que pienso?, creo que existen tres tipos de días, al igual que existen tres tipos de casi todas las cosas. Existen refrescos grandes, medianos y pequeños. Semáforos en verde, naranja y rojo. Camisetas S, M, y L. Existen las buenas clasificaciones, los aprobados y los suspensos. Y por lo tanto, también existen tres tipos de días. Los días buenos, los días normales y los días de mierda.
Bueno, pues hoy he tenido un día de mierda. Bueno, el documental no ha estado mal, ¿no? …

Ánthony, sin desviar la vista del periódico, contesta de forma automática:

-Sí, los días de mierda son una mierda.

Sebastián continúa hablando concentrado en sus divagaciones, sin tomar en cuenta la escasa atención que le presta en esos momentos su amigo:

-Y pienso que los días buenos necesitan de los días de mierda y al contrario y que ambas clases de días se respetan así mismos aún a pesar de ser tan distintos. Y claro, dentro de estos tres tipos de días existen a su vez tres subclasificaciones. Porque los días buenos pueden ser días buenos, días muy buenos, o días de puta madre. ¿No crees?

-Sí, sí, de puta madre.

-¡Joder tío, no te estás enterando de nada!
No entiendo cómo puede haber gente que se lea de pe a pa el periódico. Con todas esas desgracias. Yo solo lo hojeo durante cinco minutos y acabo harto de tanta mala noticia.

Sebastián le da una calada a su cigarrillo y continua hablando. Ánthony le escucha sin demasiado entusiasmo a la vez que pasa las hojas del Bild en busca de la sección de deportes.

-Lo cojonudo sería tener cada uno su periódico particular, con cabida sólo para las buenas noticias que uno quiere leer, con el horóscopo siempre a favor y el parte meteorológico anunciando un tiempo de puta madre. ¿No crees? Así, al menos, la felicidad nos duraría cinco minutos al día.

-¡Basler se ha lesionado para todo un mes!

Exclama Ánthony sin prestar demasiada atención a las palabras de Sebastián.

-¡Que le den por el culo, al Bayer lo que le sobran son jugadores!

Ambos quedan en silencio. Ánthony arroja el periódico a un lado del banco en el que se encuentran los dos sentados. Saca un cigarrillo y lo enciende. Ambos observan la fuente de piedra que hay delante de ellos. Allí dos hombres hacen fotos a una señora de melena rubia y nariz afilada. Ella sonríe y posa, masajeandose el pelo, parece divertirse mientras los dos hombres van buscando distintos planos y posturas y le van indicando.

Sebastián mira por un momento a Ánthony.

-¿Alguna vez?...

Y la frase se queda ahí, interrumpida en el aire. Esta vez es Ánthony quien mira a Sebastián.

-¿Qué?... ¿Alguna vez qué?

Sebastián, por un instante, siente como si el tiempo frenara su marcha.
Su cuerpo se estremece y su rostro palidece en uno de esos instantes en que la vida parece perder su temporalidad ordenada y lineal y pensamos haber vivido ya anteriormente, en realidad o en sueños, un momento concreto y no escogido de nuestro presente actual. Su sangre parece detener su curso y trás el Deja vu, percibe algo así como una revelación.

Sebastián gira su cabeza en dirección a la de Ánthony, y mirándole profundamente a los ojos, continúa preguntando:

-¿Alguna vez, estando entre dos espejos, has probado a mirarte fijamente a los ojos?

Iván Sáinz-Pardo
"Al final del arco iris"
©-N333042/00

UN TERREMOTO

20070813021845-terremoto.jpg

Se ha hecho sentir el domingo por la mañana y aunque lo cierto es que yo en Barcelona no me enteré de nada, lo han calificado con un 5,1 que es, por otra parte, lo que solía sacar yo más o menos de media en mi época de instituto.
Las reacciones en toda España no se han hecho esperar y yo os he escogido con cariño un par de comentarios publicados por los ínternautas del noticiero online "20 Minutos" al respecto. Relatan la experiencia vivida durante los segundos del temblor. Son comentarios verídicos y textuales, con sus faltas y su estilo propio. No tienen desperdicio, y es que “Spain is diferent”:

-“El terremoto me ha tirado la figurita de un barco de coral que me trajo mi cuñada de Mallorca. Estaba hasta las narices de la orterada con su pegatina de "souvenir" y a mi parienta le encantaba. Gracias terremoto”

-“Yo he notado una vibración que ha levantado las sabanas de la cama pero creo que no ha sido el seismo. Ayer cené coliflor, dieta sana.”

-“Aquí (Barcelona) tampoco lo hemos notado, será que con los ruidos de los generadores, los cortes de luz, los trenes de cercanías etc...ya el terremoto lo llevamos hace días…”

-“Ha sido ETA. Exigen a ZP que Ciudad Real pertenezca al Pais Vasco”.

-“Yo he sentido una ligera vibracion de mis pelotas”

-“Que putada mas grande. Estaba metiendome un bastoncillo hasta lo más profundo del oido en ese preciso instante... espero que puedan coserme el timpano”

-“Cuando he notado que se acababa el mundo he salido a follarme a todo lo que se veía. Mi vecina se ha llevado la peor parte. Y luego resulta que era un temblorcito de mierda. A ver como le explico esto al juez...”

-“En Toledo se ha caido una torre de 27 plantas”

-“Yo estaba en la cama follando y mi mujer haciendo el desayuno”

-“!!!España se rompe !!!!”

-“Me senti como la niña del exorcista, que buena sensación”

-“Osea, que lo que sentí no fué un orgasmo...”

-"¡Yo cuando me desperte me he tirao un peo que se me han secao hasta los ojos!"

FÁBULA ECONÓMICA

20070814130258-dinero.jpg

Por generaciones la gente utilizó el sistema del trueque. Un hombre mantenía a su propia familia proporcionando todas sus necesidades o bien se especializaba en un comercio particular. Los bienes excedentes de su propia producción, los intercambiaba por los excedentes de otros.

En cada comunidad un gobierno simple había sido formado para cerciorarse de que las libertades y los derechos de cada persona fueran protegidos y que no se forzara a ningún hombre hacer cualquier cosa contra su voluntad por ningún otro hombre, o cualquier grupo de hombres.

Éste era el único propósito del gobierno y cada gobernador era apoyado voluntariamente por la comunidad local que lo eligió.

Sin embargo, el día del mercado era un problema que no podían solucionar. ¿Valía un cuchillo una o dos cestas de maíz? Valía una vaca más que un carro... etcétera. A ninguno se le ocurría un sistema mejor.

Entonces Fabian, el orfebre, anunció: "tengo la solución a nuestros problemas del trueque, los invito a todos a una reunión pública para mañana"...

EL DINERO

El día siguiente sobre un gran escenario en la plaza de la ciudad, Fabian explicó a todos el nuevo sistema que él llamó "dinero". Dijo: "El oro que uso en ornamentos y joyería es un metal excelente. No se deslustra ni se enmohece, y durará muchos años. Fundiré un poco de mi oro en monedas y llamaremos a cada moneda "un dólar".
Él explicó cómo trabajarían los valores, y que ese "dinero" sería realmente un medio para el intercambio - un sistema mucho mejor que el trueque.
Uno de los gobernadores preguntó, "algunas personas pueden encontrar oro y hacer las monedas para sí mismos", él dijo: "eso sería de lo más injusto", Fabian tenía preparada la respuesta.
"solamente las monedas aprobadas por el gobierno pueden ser utilizadas, y éstas tendrán una marca especial estampada en ellas". Esto parecía razonable y fue propuesto que se le de a cada hombre un número igual de monedas.
"Sólo yo merezco la mayoría," dijo el fabricante de velas, "todos utilizan mis velas". "no", dijo el granjero, "sin alimento aquí no hay vida, nosotros tenemos que tener la mayor cantidad de monedas"... y la discusión continuaba.

Fabian los dejó discutir por un rato y finalmente dijo, "puesto que ninguno de ustedes puede llegar a un acuerdo, yo sugiero que cada uno obtenga la cantidad que requiera de mí. No habrá límite, a excepción de su capacidad de devolverlas. Cuanto más dinero cada uno obtiene, más debe devolver al final del año.

INTERES

"¿y qué pago recibe usted?" la gente le preguntó a Fabian.
"puesto que estoy proporcionando un servicio, es decir, la fuente de dinero, me dan derecho al pago por mi trabajo. Digamos que para cada 100 monedas que ustedes obtienen, me devuelven 105 por cada año que ustedes mantienen la deuda. Los 5 serán mi pago, y llamaré a este pago, "interés".
No parecía haber otra manera, y además, el 5% parecía poca cantidad para un año.
Fabian no perdió un minuto. Él hizo monedas día y noche, y al final de la semana ya estaba listo. Hizo cola la gente para entrar en su tienda, y después de que las monedas fueran examinadas y aprobadas por los gobernadores el sistema comenzó. Algunos pidieron solo unas pocas monedas y se fueron a intentar el nuevo sistema.

PRECIO

Encontraron que el dinero era maravilloso, y pronto valoraron todo en monedas o dólares de oro. El valor que pusieron en cada cosa fue llamado un "precio", y el precio dependió principalmente de la cantidad de trabajo requerida para producir el bien. Si tomaba mucho trabajo el precio era alto, pero si era producido con poco esfuerzo el precio era bajo.

LIBRE COMPETECNCIA

En una ciudad vivía Alan, que era el único relojero. Sus precios eran altos porque los clientes estaban ansiosos de pagar para obtener uno de sus relojes.
Después otro hombre comenzó a hacer los relojes y los ofreció en un precio mas bajo para conseguir ventas. Alan fue forzado para bajar sus precios, y luego todos los precios se vinieron abajo, de modo que ambos hombres se esforzaran en dar la mejor calidad en el precio mas bajo.
Ésta era la libre competencia genuina.

DEUDA

Al fin del año, Fabian salió de su tienda y visitó a toda la gente que le debía las monedas. Algunos tenían más de lo que pidieron prestado, pero esto significaba que otros tenían menos, puesto que solo había cierto número de monedas distribuidas inicialmente. Los que tenían más de lo que pidieron prestado devolvieron lo prestado mas 5 adicionales cada 100, pero de todos modos, luego de devolver sus monedas, tuvieron que pedir prestado nuevamente para poder continuar.
Los otros descubrieron por primera vez que tenían una deuda. Antes de prestarles más dinero, Fabian tomó una hipoteca sobre algunos de sus activos, y cada uno salió una vez más a intentar conseguir esas 5 monedas extra que siempre parecían tan difíciles de encontrar.
Nadie se dio cuenta, que en el conjunto, el país nunca podría salir de su deuda hasta que todas las monedas fueran devueltas, pero, aunque se devolvieran todas las monedas, estaban siempre esos 5 adicionales en cada 100 que nunca habían sido puestos en circulación. Nadie mas que Fabian podía ver que era imposible pagar el interés - el dinero adicional nunca había sido puesto en circulación, por lo tanto a alguien siempre le faltaba.
Era verdad que Fabian gastaba algunas monedas, pero él por sí mismo no podía gastar tanto como el 5% de la economía total del país. Había millares de gente y Fabian era solamente uno. Por otro lado, él seguía siendo un orfebre viviendo una vida confortable.

BANCO

En la parte posterior de su tienda Fabian hizo una caja fuerte y la gente encontró conveniente dejar algunas de sus monedas en ella como depósito de seguridad. Él cobraba un honorario pequeño dependiendo de la cantidad de dinero, y la cantidad de tiempo que permanecía con él.

Él daba al dueño de las monedas, un recibo por cada depósito.
Cuando una persona iba a hacer compras, no llevaba normalmente muchas monedas de oro. La persona le daba al comerciante uno de los recibos de Fabian, según el valor de las mercancías que deseaba comprar.
Los comerciantes reconocían el recibo como genuino y lo aceptaban con la idea de llevarlo luego ante Fabian y recoger la cantidad apropiada en monedas. Los recibos pasaron de mano en mano en vez de transferir el oro en sí mismo. La gente tenía completa confianza en los "recibos" - y los aceptaban como si fueran las monedas de oro.
Después de poco tiempo, Fabian notó que era bastante raro encontrar que alguna persona le pidiera realmente sus monedas de oro.

DEPOSITOS BANCARIOS

Él pensó: "aquí estoy en la posesión de todo este oro y sigo teniendo que trabajar duro como artesano. No tiene sentido. Hay docenas de personas que estarían contentas de pagarme el interés por el uso de este oro, que esta depositado aquí y que sus dueños raramente reclaman.

PRESTAMOS

"Es verdad, el oro no es mío - pero está en mi posesión, que es todo lo que importa. Ya no necesito hacer más monedas para prestar, puedo utilizar algunas de las monedas almacenadas en la caja fuerte".
Un día, un préstamo muy grande fue solicitado. Fabian sugirió, "en vez de llevar todas estas monedas podemos hacer un depósito en su nombre, y entonces le daré varios recibos al valor de las monedas". El prestatario convino, y se fué con un manojo de recibos. Él había obtenido un préstamo, sin embargo el oro permanecía en la caja fuerte de Fabian. Después de que el cliente se fuera, Fabian sonrió. Podía tener la torta y encima comerla también. Él podría "prestar" el oro y todavía mantenerlo en su posesión.
Los amigos, los extranjeros e incluso los enemigos necesitaron fondos para realizar sus negocios - y siempre y cuando podían asegurar la devolución, podían pedir prestado tanto como necesitaran. Simplemente escribiendo recibos Fabian podía "prestar" tanto dinero como varias veces el valor del oro en su caja fuerte, y él ni siquiera era el dueño del dinero en ella. Todo era seguro siempre y cuando los dueños verdaderos no pidieran su oro y la confianza de la gente fuera mantenida.

ASIENTOS CONTABLES

Él mantenía un libro mostrando los debitos y los créditos de cada persona. De hecho, el negocio de préstamos demostraba ser muy lucrativo.
Su posición social en la comunidad aumentaba casi tan rápidamente como su riqueza. Él se estaba convirtiendo en un hombre de importancia, él requería respeto. En materias de finanzas, su palabra era como una declaración sagrada.

SISTEMA BANCARIO

Los orfebres de otras ciudades se hicieron curiosos sobre sus actividades y un día lo llamaron para verlo. Él les dijo que era lo que hacía, pero tuvo mucho cuidado en remarcar la necesidad de mantener el secreto.
Si su plan fuera expuesto, el esquema fallaría, así que acordaron formar su propia alianza secreta.

Cada uno volvió a su propia ciudad y comenzó a operar como Fabian les había enseñado.

CHEQUES

La gente ahora aceptaba los recibos como algo tan bueno como el oro en sí mismo, y muchos recibos fueron depositados para mantenerlos seguros de la misma manera que las monedas. Cuando un comerciante deseaba pagar a otro mercancías, él escribía simplemente una nota corta dirigida a Fabian en la que le mandaba transferir el dinero de su cuenta a la del segundo comerciante. Le tomaba a Fabian solamente algunos minutos para
ajustar los números en el libro.
Este nuevo sistema llegó a ser muy popular, y las notas con la instrucción de transferencia fueron llamadas "cheques".

BILLETES

Tarde una noche, los orfebres tuvieron otra reunión secreta y Fabian les reveló un nuevo plan. Convocaron el día siguiente una reunión con todos los gobernadores, y Fabian comenzó. "los recibos que nosotros emitimos han llegado a ser muy populares. Sin duda, la mayoría de usted los gobernadores los está utilizando y los encuentran muy convenientes". Los gobernadores asientieron. Estaban de acuerdo, pero se preguntaban cuál era el problema. "bien", continuó Fabian, "algunos recibos está siendo copiados por falsificadores. Esta práctica se debe parar".
Los gobernadores se alarmaron. "¿qué podemos hacer?" preguntaron.

Fabian contestó, "mi sugerencia es: primero que todo, hagamos que sea el trabajo del gobierno el imprimir nuevas notas en un papel especial con diseños muy intrincados, y entonces cada nota se firmará por el principal gobernador. Las notas las llamaremos "billetes". Los orfebres estaremos felices de pagar los costos de la impresión, pues nos ahorrará mucho del tiempo que pasamos escribiendo nuestros recibos".
Los gobernadores razonaron, "bien, es nuestro trabajo proteger a la gente contra falsificadores y su consejo parece ciertamente una buena idea." Acordaron entonces imprimir los "billetes".

La idea sonaba bien, y sin pensarlo mucho, imprimieron una gran cantidad de nuevos y flamantes biletes. Cada billete tenía un valor impreso sobre el - , , , etc. Los pequeños costos de impresión fueron pagados por los orfebres.

Los billetes eran mucho mas fáciles de transportar y rápidamente fueron aceptados por la gente. A pesar de su popularidad, estos billetes eran usados sólo para el 10% de las transacciones. Los registros mostraban que el sistema de cheques era usado para el 90% de todos los negocios.

RESERVAS DE ORO

"En segundo lugar", dijo Fabian, "algunas personas han hecho excavaciones y están haciendo sus propias monedas de oro. Sugiero que emitan una LEY, para que cualquier persona que encuentre pepitas de oro deba entregarlas. Por supuesto, será pagado con billetes y monedas".

AHORRO

La siguiente etapa del plan comenzó. Hasta ahora, La gente le estaba pagando a Fabian por guardar su dinero. Para atraer mas dinero a la caja fuerte, Fabian se ofreció a pagar a los depositantes un 3% de interés sobre los depósitos.
La mayoría de la gente creía que él estaba prestando ese dinero a los deudores al 5%, y su ganancia era el 2% de diferencia. Además, la gente no le preguntó mucho, ya que obtener el 3% era mucho mejor que estar pagando para depositar el dinero en lugar seguro.
La cantidad de ahorros creció, y con el dinero adicional en las bóvedas, Fabian podía prestar 0, 0, 0 hasta 0 por cada 0 en billetes y monedas que mantenía en depósito. Él debía ser cuidadoso de no exceder este factor de 9 a 1, ya que una persona de cada diez, le requería retirar el depósito para usar su dinero. Si no había suficiente dinero disponible cuando alguien se lo requería, la gente hubiera comenzado a sospechar, ya que las libretas de depósito mostraban exactamente cuanto habían depositado.
Mas allá de esto, sobre los 0 en asientos contables que Fabian había prestado escribiendo cheques él mismo, podía demandar hasta de interés, (45=5% de 900). Cuando el préstamo más los intereses eran devueltos (5), los 0 se cancelaban en la columna de debitos y Fabian se guardaba los de interés. Por lo tanto, él estaba mas que contento de pagar de interés sobre los 0 depositados originalmente, los cuales nunca habían salido de la bóveda. Esto significaba, que por cada 0 que mantenía en depósito, era posible obtener un 42% de ganancia, mientras la mayoría de la gente pensaba que el sólo ganaba el 2%. Los otros orfebres estaban haciendo la misma cosa. Creaban dinero en el aire, sólo firmando un cheque, lo prestaban y encima le cargaban interés.

CREDITO

Es cierto, ellos no estaba haciendo billetes, el Gobierno imprimía los billetes y se los entregaba a los orfebres para distribuir. El único gasto de Fabian era el pequeño costo de impresión. Sin embargo, ellos estaban creado dinero de "crédito", que salía de la nada y le cargaban intereses encima. La mayoría de la gente creía que la provisión de dinero era una operación del Gobierno. También creían que Fabian estaba prestando el dinero que alguien mas había depositado, pero había algo extraño: ningún depósito decrecía cuando Fabian entregaba un préstamo. Si todos hubieran tratado de retirar sus depósitos al mismo tiempo, el fraude hubiera sido descubierto.

EMISION

No había problemas si alguien pedía un préstamo en monedas o billetes.
Fabian simplemente le explicaba al Gobierno que el incremento de la población y de la producción requería mas billetes, y los obtenía a cambio del pequeño costo de impresión.

ALGO ESTA MAL

Un día, un hombre que solía pensar mucho fue a ver a Fabían. "Esta carga del interés está mal", le dijo. "Por cada 0 que usted presta, está pidiendo 5 en devolución. Los extra no pueden ser pagados nunca ya que no existen. Muchos granjeros producen comida, muchos industriales producen bienes, y así hacen todos los demás, pero sólo usted produce dinero."

PODER ADQUISITIVO

"Suponga que existimos sólo dos empresarios en todo el país, y que nosotros empleamos al resto de la población. Le pedimos prestado 0 cada uno, pagamos en salarios y gastos y nos quedamos con de ganancia (nuestro salario). Eso significa que el poder adquisitivo total, de toda la población, es + multiplicado por dos, esto es 0.
Pero, para pagarle a usted, nosotros debemos vender toda nuestra producción por 0. Si uno de nosotros tiene éxito y vende todo lo que produce por 5, el otro hombre sólo puede esperar obtener . Además, parte de los bienes no pueden ser vendidos, ya que no quedaría más dinero en manos de los consumidores para comprarlos.
Vendiendo por , el segundo empresario todavía le debería a usted y sólo podrá pagarle pidiendo más prestado. Este sistema es imposible".

El hombre continuó, "Seguramente usted debería emitir 5, esto es 100 para mi y 5 para que gaste usted. De esta manera habría 5 en circulación, y la deuda puede ser pagada".

GURU FINANCIERO

Fabian escuchó en silencio y finalmente dijo, "La Economía Financiera es un tema muy profundo, amigo, toma años de estudio. Déjeme a mí preocuparme por estos asuntos, y usted preocúpese por los suyos. Usted debe volverse más eficiente, incremente su producción, baje sus gastos y conviértase en un mejor empresario. Siempre estaré dispuesto a ayudarlo en esos asuntos".
El hombre su fue sin estar convencido. Había algo mal con las operaciones de Fabian, y el sentía que su pregunta había sido contestada con evasivas.
Sin embargo, la mayoría de la gente respetaba la palabra de Fabian - "Él es el experto, los otros deben estar equivocados. Miren como se desarrolló el país, cómo se incrementó nuestra producción - mejor dejemos que él maneje estos temas".

HUELGA

Para pagar los intereses sobre los préstamos que habían pedido, los comerciantes tuvieron que elevar sus precios. Los asalariados se quejaron de que los sueldos eran muy bajos. Los empresarios se negaron a pagar mayores salarios, diciendo que quebrarían. Los granjeros no podían obtener precios justos por su producción. Las amas de casa se quejaban de que los alimentos estaban muy caros.

Y finalmente algunas personas se declararon "en huelga", algo de lo que nunca se había oído hablar antes. Otros habían sido golpeados por la pobreza, y sus amigos y parientes no tenían dinero para ayudarlos.
La mayoría había olvidado la riqueza real alrededor de ellos - las tierras fértiles, los grandes bosques, los minerales y el ganado. Sólo podían pensar en el dinero, que siempre parecía faltar. Pero nunca cuestionaron el sistema bancario. Ellos creían que el gobierno lo manejaba.

La situación económica empeoró. Los asalariados estaban seguros de que los patrones estaban teniendo mucha ganancia. Los patrones decían que los trabajadores eran muy vagos y no estaban haciendo honestamente su día de trabajo, y todos culpaban a todos los otros. Los Gobernantes no pudieron encontrar una respuesta, y además, el problema inmediato parecía ser combatir la creciente pobreza.

AYUDA SOCIAL

El Gobierno emprendió entonces esquemas de beneficencia e hicieron leyes forzando a la gente a contribuir en ellos. Esto hizo enojar a mucha gente, que creían en la vieja idea de ayudar al vecino voluntariamente.
"Estas leyes no son más que un robo legalizado. Sacarle algo a una persona, contra su voluntad, mas allá del propósito para el cual se usará, no es diferente de robar".

Pero cada hombre se sentía indefenso y temía ir a la cárcel si no pagaba. Estos esquemas de beneficencia dieron algún alivio en principio, pero al tiempo el problema de la pobreza se agravó nuevamente y más dinero era necesario para la beneficencia. El costo de los esquemas de beneficencia se elevó más y más y el tamaño del Gobierno creció.

La mayoría de los gobernantes eran hombres sinceros tratando de hacer lo mejor posible. A ellos no les gustaba pedir más dinero de su pueblo (aumentar impuestos) y finalmente, no tuvieron otra opción que pedir prestado a Fabian y sus amigos. No tenían idea de cómo iban a hacer para devolverlo. La situación empeoraba, los padres ya no podían pagar los maestros para sus hijos. No podían pagar doctores, y las empresas de transporte estaban quebrando.

SERVICIOS PUBLICOS

Uno por uno, el gobierno fue forzado a tomar estos servicios por su cuenta. Maestros, doctores y muchos otros se convirtieron en servidores públicos.
Muy pocos estaban satisfechos de su trabajo en el Estado. Recibían un salario razonable, pero perdieron su identidad. Se convirtieron en pequeños engranajes de una maquinaria gigantesca.
No había espacio para la iniciativa personal, muy poco reconocimiento para el esfuerzo, sus ingresos eran fijos, y sólo se ascendía cuando un superior se retiraba o moría.

IMPUESTOS

Desesperados, los gobernantes decidieron pedir el consejo de Fabian. Lo consideraban muy sabio y parecía saber cómo resolver asuntos de dinero.
Fabian los escuchó explicar todos sus problemas, y finalmente respondió, "Mucha gente no puede resolver sus problemas por sí mismos - ellos necesitan a alguien que lo haga por ellos. Seguramente ustedes estarán de acuerdo que la mayoría de la gente tiene el derecho a ser feliz y a ser provista con lo básico para vivir. Uno de nuestros grandes dichos es "Todos los hombres son iguales" - ¿No es cierto?"

"Bien, la única manera de balancear las cosas es tomar el exceso de riqueza de los ricos y darla a los pobres. Introduzcan un sistema de impuestos. Cuanto más un hombre tiene, más debe pagar. Recojan los impuestos de cada persona según su capacidad, y dén a cada uno según su necesidad. Las escuelas y los hospitales deben ser gratuitas para los que no puedan permitírselos".

DEUDA PUBLICA

Él les dio una larga charla sobre grandes ideales y acabó diciendo:
"Oh, a propósito, no se olviden que me deben dinero. Han estado pidiendo prestado por mucho tiempo. Lo menos que puedo hacer para ayudar, es, como una atención para ustedes, que sólo me paguen el interés. Dejaremos el capital como deuda, solo paguen el interés".
Salieron, y sin hacer mucho análisis sobre las filosofías de Fabian, introdujeron el impuesto graduado sobre la renta - cuanto más usted gana, más alta es su imposición fiscal. A nadie le gustó esto, pero, o pagaban los impuestos o iban a la cárcel.
Los nuevos impuestos forzaron a los comerciantes nuevamente a subir sus precios. Los asalariados exigieron salarios más altos lo que causó que muchas empresas cerraran, o que sustituyeran hombres por maquinaria. Esto causó desempleo adicional y forzó al gobierno a introducir más esquemas de beneficencia y más seguros de desempleo.

SUBSIDIOS

Se fijaron tarifas y se implementaron otros mecanismos de protección para resguardar algunas industrias y que se mantuvieran dando empleo. Algunas personas se preguntaban si el propósito de la producción era producir mercancías o simplemente proporcionar empleo.

CONTROLES

Mientras las cosas se ponían peores, intentaron el control del salario, el control de precios, y toda clase de controles. El gobierno intentó conseguir más dinero con un impuesto a las ventas, aportes patronales, aportes salariales y toda clase de impuestos. Alguien observó que en el camino desde la cosecha del trigo hasta la mesa de los hogares, había cerca de 50 impuestos sobre el pan.
Los "expertos" se presentaron y algunos eran elegidos para gobernar, pero después de cada reunión anual aparecían sin soluciones, a excepción de la noticia de que los impuestos debían ser "reestructurados", pero siempre, luego de las reestructuraciones la suma total de impuestos aumentaba.

Fabian comenzó a exigir sus pagos de interés, y una porción más grande y más grande del dinero de los impuestos era necesaria para pagarlo.

POLITICA

Entonces vino la política partidaria - la gente discutía sobre qué partido político podría solucionar lo mejor posible sus problemas.

Discutieron sobre las personalidades, idealismo, los slogans, todo excepto el problema real.

Los consejos deliberantes estaban en problemas. En una ciudad el interés de la deuda excedió la cantidad de impuestos que se recaudaron en un año. En todo el país el interés sin pagar siguió aumentando - se cargó interés sobre el interés sin pagar.

PODER REAL

Indirectamente Fabián tenía tal control sobre el gobierno que ellos estaban obligados a seguir sus instrucciones. Él solía jactarse: “Déjenme controlar el dinero de una nación y no me importa quién haga sus leyes”. No importaba mucho qué partido fuera elegido para gobernar, Fabián tenía el control del dinero, la sangre vital de la nación.

INSTITUCIONES DE CREDITO

Después de persuadir a algunos de los gobernadores, instalaron una institución que llamaron "Reserva Central del Dinero". Ni siquiera usaron su propio dinero para hacer esto; crearon crédito contra una parte de los depósitos de la gente. Esta institución parecía regular la fuente del dinero y ser una institución perteneciente al gobierno, pero extrañamente, no se le permitió a ningún gobernador o servidor público ingresar a la Junta Directiva.

El gobierno dejó de pedir directamente a Fabián, pero comenzó a utilizar un sistema de Bonos contra la Reserva Central de Dinero. La garantía ofrecida era el rédito estimado de los impuestos del año próximo. Esto estaba en línea con el plan de Fabián: alejar las sospechas de su persona y dirigir la atención hacia una aparente institución del gobierno. Detrás de la escena él todavía estaba en el control.

PODER GUBERNAMENTAL

El gobierno obtuvo el dinero, pero el interés fue cargado siempre en cada préstamo. Más y más se gastaba en esquemas de beneficencia y seguros de desempleo, y no pasó mucho tiempo antes de que el gobierno encontrara difícil incluso, pagar el interés; sin hablar del capital. Pero todavía había gente que se preguntaba: “El dinero es un sistema hecho por el hombre. Seguramente puede ser ajustado para ponerlo al servicio de la gente, y no que la gente esté al servicio del dinero”. Pero cada vez había menos personas que hacían esta pregunta y sus voces se perdieron en la loca búsqueda del dinero inexistente para pagar el interés.

Los gobiernos cambiaron, los partidos cambiaron, pero las políticas de base continuaban. Sin importar qué gobierno estaba en el “poder” , la meta final de Fabián se acercaba más y más cada año.

ILUSION DE TENER

Las políticas de la gente no significaban nada. La gente pagaba impuestos al límite; no podían pagar más. Maduraba el momento para el movimiento final de Fabián; 10% del dinero todavía estaba en forma de billetes y monedas. Esto tenía que ser suprimido de manera de no despertar sospechas. Mientras la gente utilizara dinero en efectivo, estaría libre de comprar y vender como quisieran; la gente tenía cierto control sobre sus propias vidas. Pero no era siempre seguro llevar billetes y monedas; los cheques no eran aceptados fuera del país. Por lo tanto se buscó un sistema más conveniente.

Fabián tenía de nuevo la respuesta. Su organización le dio a cada uno, una tarjeta plástica que mostraba el nombre de la persona, la fotografía y un número de identificación. En cualquier lugar donde esta tarjeta fuese presentada, el comerciante telefoneaba a la computadora central para controlar el crédito. Si tenía crédito, la persona podía comprar lo que desease; hasta cierta cantidad. Al principio, a la gente se le permitió gastar una cantidad pequeña de crédito, y si esto se pagaba dentro del mismo mes, no se pagaba ningún interés.

CONTROL DE LA INFORMACION

Gradualmente, mucha de la riqueza real del país fue comprada o controlada por Fabian y sus amigos y con ello vino el mayor control sobre la gente. Sin embargo, el control no era todavía completo. Sabían que la situación no sería segura hasta que cada persona fuera controlada.

La mayoría de la gente que se oponía al sistema era silenciada por presión financiera, o sufría el ridículo público. Para lograr esto, Fabian y sus amigos compraron la mayoría de los periódicos, T.V. y las estaciones de radio. Luego seleccionaron cuidadosamente a la gente para operarlas. Muchas de estas personas tenían un deseo sincero de mejorar el mundo, pero nunca se dieron cuenta cómo los utilizaban. Sus soluciones se ocuparon siempre de los efectos del problema, nunca de la causa.

Había varios periódicos - uno para el ala derecha, uno para el ala izquierda, uno para los trabajadores, uno para los patrones, etcétera.

No importaba mucho en cual usted creyera, siempre y cuando usted no pensara en el problema real.

Resumen del Texto: "Quiero toda la tierra más el 5 por ciento"
Por Larry Hannigan, Australia

PROGRAMA DOBLE DE TERROR 2007 (Christopher Smith, Jonathan King/ Reino Unido, Nueva Zelanda)

20070816140318-programadoble.jpg

DESMEMBRADOS (SEVERANCE) Christopher Smith, Reino Unido, 2006

El viaje de un grupo de trabajadores de una compañía de armas inglesa a Hungria para fomentar el sentimiento de trabajo en equipo y el compañerismo corporativista, se transforma en una terrible pesadilla. La propuesta de partida es atractiva para después conseguir volver a poner a media docena de personajes incautos, estereotipados y muy reconocibles en las manos de un asesino sadico, cruel y sin escrúpulos, es decir en la propuesta de siempre. Ya que difícilmente se puede ser original a estas alturas y tras quince partes de “Viernes 13”, otras tantas de “Halloween”, las sagas de “Screem” con todas sus imitaciones y tras las aún más recientes “Saw”, “Hostel”, “Turistas” y compañía, el intento de desmarcarse de todas estas otras anteriores llega directamente en la mezcla de géneros. La genial y también inglesa “Shaun of the Dead” (Zombies Party) mezclaba humor con genero zombies, en esta, Christopher Smith también combina ciertas dosis de humor negro con, en este caso, el terror escabroso, realista y brutal que suele ser habitual en esta nueva moda de películas de miedo en las que occidentales de turismo son finalmente masacrados con inimaginable sadismo.
“Severance” funciona. La película se toma muy en serio la parte de terror y no descuida la parte cómica. Da bastante miedo, es muy sangrienta, consigue mantener el ritmo y la tensión constantemente permitiendonos además respirar un poco e incluso hacernos soltar una carcajada con los ya comentados gags. Inteligente propuesta que consigue entretener, sorprender y acertar en su conjunto.


OVEJAS ASESINAS (BLACK SHEEP) Jonathan King, Nueva Zelanda, 2006

Obligatoriamente hay que dejarse el cerebro en casa y además acudir en compañía al cine para poder disfrutar de la proyección de esta película. No es capaz de sorprender o de mostrar originalidad en ningún momento y consigue aprobar porque más o menos ofrece lo que promete, aunque siempre sin ir más allá de imitar con un talentoso descaro películas del mismo genero.
Jonathan King ha renunciado al miedo y al suspense y a apostado por el gore tradicional con tintes cómicos, por lo que podremos disfrutar del desparrame de visceras, de las mutilaciones y reírnos con algunos momentos jocosos, pero sobretodo podremos comentar y reírnos (para eso lo de ir acompañados) de lo mala que es en si la película.
También, si nos cansa, podemos jugar a tratar de acertar a que otra película nos recuerda esta escena y en donde ya vimos esta otra, porque lo cierto es que “Las ovejas asesinas” resulta bastante aburrida en numerosas ocasiones a pesar de su comedido metraje. Referencias explicitas a la genial y también neozelandesa “Braindead” de Peter Jackson, momento de pelea y hélice de avión a lo “Indiana Jones” y así una tras otra.
Ovejas asesinas parte de una idea cachonda a la que no se le saca ningún partido y que posiciona al producto final como una mera anécdota, una película más de serie B del montón.

Iván Sáinz-Pardo

16/08/2007 14:03. Ivan Enlazarme. CRITICAS CINE Hay 2 comentarios.

"ALMIRANTE" SELECCIONADO EN EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE CALGARY, EN CANADA Y EN EL INTERNATIONAL SHORT FILM FESTIVAL IN DRAMA, GRECIA

20070817124958-el-ultimo-viaje-del-almirante-ivan.jpg

"El último viaje del Almirante" ha sido seleccionado para participar en la competición oficial del Calgary International Film Festival 2007, en Canadá. El festival se celebrará del 21 al 30 de Septiembre.

Igualmente ha sido seleccionado en el "International Short Film Festival in Drama", en Grecia, que se celebrará del 16 al 22 de Septiembre.

El cortometraje continúa con éxito su gira por festivales internacionales y nacionales y también ha sido recientemente seleccionado para participar en los siguientes festivales de cine:

- VI Certamen de Cortometrajes “EL PECADO 2007”, celebrado del 7 al 11 de Agosto en Llerena, Badajoz.

- Muestra de la Diputación de Valladolid "Veladas en los castillos" 2007. Una muestra itinerante de cine y música que se celebra durante los meses de verano en algunos de los castillos más representativos de la comunidad vallisoletana. Los castillos elegidos son: Castillo de Torrelobatón, Castillo de Montealegre, Castillo de Villafuerte de Esgueva, Castillo de Íscar y Castillo de Portillo.

- X Certamen Nacional de Cortometrajes "CIUDAD DE ASTORGA", que se celebrará del 1 al 9 de Septiembre.

- XII Certamen Nacional de Creación Audiovisual de Cabra (Córdoba), que se celebrará la semana del 10 al 16 de septiembre.

- Muestra Audiovisual Luso-extremeña "El mes más corto" 2007, Muestra itinerante en la que proyectarán los cortometrajes seleccionados durante cinco semanas en las ciudades de Cáceres, Mérida, Badajoz, Trujillo y Lisboa.

ACTUALIZACIÓN:

- Seleccionado en la VIII edición del Festival de cine de Pamplona. Se proyectará el lunes dia 1 de Septiembre en la sección a competición "Alternatif" a las 20:00 horas en Cines Carlos III (calle Cortes de Navarra nº 7). En esta sección se adaptan además las proyecciones de todos los cortometrajes seleccionados para personas ciegas y personas sordas.

- Seleccionado en el Certamen Internacional de Cortometrajes "ART NALÓN" 2007. El festival se celebrará del 3 al 26 de Octubre en Langreo, Asturias.


17/08/2007 12:49. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 7 comentarios.

SOBRE LA PAZ

20070820163737-la-paz.jpg

"La paz es un invento genial aún por inventar"

Iván Sáinz-Pardo

LA MAREA VENCE EN EL VI FESTIVAL DE CORTOMETRAJES "PLAYA DE MONCOFA", CASTELLÓN

20070820164747-lamarea-poster-nuevo.jpg

El cortometraje "La Marea" se ha alzado con el 1º Premio al mejor cortometraje en la sección video del VI Festival de Cortometrajes "Playa de Moncofa", en Castellón.
Los cortometrajes "Elena quiere" de Lino Escalera y "Mensajes de voz" de Fernando Franco han sido los ganadores del 1º y 2º premio del formato en 35mm. El festival se ha celebrado en la ciudad de Moncofa del 13 al 19 de agosto.

"La Marea" también ha sido recientemente seleccionada en la 2ª Edición del Festival "HELLinFILM" en Albacete y en el II Festival de cortometrajes de El Escorial (ESCORTO), en Madrid. Con tres nominaciones, el cortometraje optará a los tres premios principales de la selección oficial a concurso. El festival se celebrará del 5 al 8 de Septiembre.

ACTUALIZACIÓN: "La Marea" participa en el "Festival de Cine Surfari Surf Film Festival 2007" que se celebrará durante los días 24 y 25 de agosto en la ciudad de Ferrol.

20/08/2007 16:47. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 6 comentarios.

LLAVE A NINGUN SITIO

20070827032149-la-llave.jpg

“La locura es una llave hacia la verdad, la vida una puerta sin cerradura”

Iván Sáinz-Pardo

JUGANDO A LOS SOLDADITOS...

20070829031231-soldaditos2.jpg


... con el mundo entero como patio de recreo.

PATRICIA

20070831021707-patricia.jpg

Patricia me gusta, aunque ría tonta y gratuitamente las casi siempre estiradísimas gracietas de su compañero de programa televisivo Ángel Martín. Me gusta Patricia, aunque salga con un cantante de moda o se peine como un león electrocutado para salir en la tele. Y yo me pregunto:
¿Es rosa y telebasuresco un programa que vive de mofarse y humillar a quienes se mofan y humillan a los protagonistas del mundo rosa y telebasuresco?
Supongo que sí, pero me gusta Patricia, cuando sus hipnotizantes y payasescas muecas consiguen espabilar una sonrisa en mi rostro de siesta y cuando a la vez con la suya consigue endulzar esos cafetitos diarios de después de comer.

31/08/2007 02:17. Ivan Enlazarme. RATOS DE TELE Hay 12 comentarios.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris