Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2007.

VOYAGER (Rescatado)

20070502014658-italia-azul2.jpg

Italia es un ciempiés haciendo zancadillas, un festín para vampiros con invitados de plástico, una ciega asesina besándote en los labios. Yo soy un monstruo azul saliendo de un mar cenagoso.
Guardé la respiración allá abajo durante demasiado tiempo por si todo esto llegara a ser un secreto. Pero tú mirabas hacia otro lado.
Francia será fugaz y áspera como una explosión. Como el recuerdo del impacto entre dos estrellas que quizás nunca estuvieron allí.

LEER VIAJE COMPLETO

02/05/2007 01:46. Ivan Enlazarme. POST RESCATADO Hay 5 comentarios.

LA VIDA NO PERDONA...

20070504122753-paquirrin.jpg

...pero sí que olvida.

04/05/2007 12:27. Ivan Enlazarme. UNAS FOTOS Hay 10 comentarios.

UN TROCITO DE MADRID

20070508012533-madrid2.jpg


Salta la alarma y yo doy vueltas como un perro buscando su rabo y encontrando su sitio. Camino por Serrano, telefoneo por Colón. Ondea una bandera gigante para un país minúsculo, en un mundo ridículo y bajo el cielo estrellado de un instante para olvidar. Un paseo en moto y ensalada mixta para dos en Santa Ana. Calor de noche veraniega para el furor etílico de los erasmus. Dos locas sudamericanas adictas a chueca y a los cuartos oscuros discuten frente a un semáforo, en un alarde de exhibicionismo y amaneramiento espectacular. En un banco, un joven le mete la lengua hasta el esófago a su novia, mientras que a la vez, sopesa y abarca, sin ningún disimulo pero con ejemplar concentración, sus pechos adolescentes y puntiagudos. Un hombre invidente se deja guiar por su retriever y esquiva eficazmente a una rubia espectacular que me mira a los ojos y me sonríe al pasar frente a mi, mientras repite a voces por el movil que el completo son 250€ y que con su amiguita la rusa, las dos, 400€.
Un chino me ofrece un bocadillo y una copia de Spiderman 3, grabada en video a escondidas en una sala de cine. Un borracho vagabundo, en el portal, me pide dinero. Yo le doy un euro que tintinea en mi bolsillo y una sonrisa cansada. El, agradecido, acerca su rostro al mío y me susurra:

-“Hay veces que las cartas nunca llegan a su destino, al igual que hay momentos en que la vida es tan triste como las vistas a un patio de luces. A veces nuestra vida parece inútil como una caldera averiada, como esa ropa ajena tendida bajo el olor a fritanga de los días densos e inciertos. Pero no olvides que siempre hay un ratito al día, en cualquier lugar del mundo, en el que también somos capaces de sentir un trocito de verdad como nuestra.”

HOY HACE DOS AÑOS...

20070514145811-ivan-y-lucy-ceremonia-y-ros.jpg

... que hicimos una promesa.
Hoy volvería a hacerla.

NUEVO PREMIO PARA EL ALMIRANTE

20070515104714-colon-detalle.jpg

"El último viaje del almirante", que se estrenó en la última edición de LA SEMINCI de Valladolid, acompañando las celebraciones del 500 aniversario de la muerte del descubridor en la antigua capital española, acaba de recibir el premio especial del jurado a la mejor calidad artística en los premios Florian Rey de las XII Jornadas de cine "Villa de la Almunia de Doña Godina, Zaragoza.

15/05/2007 10:47. Ivan Enlazarme. PROYECTOS Hay 6 comentarios.

DIOS NO INVENTÓ EL OVERBOOKING

20070516031721-escondidos.jpg

Lo he comprobado. No consigo no cabrearme en los aeropuertos. Ese atractivo lugar de trámite como cepo de patitas de clase turista, como oasis contaminado para animales sedientos o mal heridos. Esa orgía del consumo enfermizo e irresponsable, ese centro comercial disfrazado de puente aéreo.
Todas las sorpresas en los aeropuertos odian ser buenas.
Desde antes de ayer, cobran un extra de un euro para entrar en las dependencias del aeropuerto de Madrid. Como lo oyen. Usted saca su billete de metro y al llegar allí, le obligan a hacer cola para sacar un nuevo billete si quiere poder entrar.
Yo saco mi nuevo billete y le pido explicaciones a una señorita que tan solo me ofrece un panfletito. Ya una vez dentro y subiendo las escaleras mecánicas lo leo. En el panfleto no hay rastro de motivo alguno, explicación o de algún porqué, es tan solo una raquítica información del metro de Madrid que se limita a recordarme que hay que pagar ese extra que ya he pagado. Y un joven a mi lado exclama:

-¡Puto Gallardón!

Otra mujer, tras de mí en la escalera, le dice a su marido:

-Estos, cada día nos vienen con una nueva, te lo tengo dicho Ricardo, es culpa nuestra por votarlos.

Unos alemanes también maldicen en un perfecto Hochdeutsch.
Entro en la oficina de información al cliente del metro. Pregunto allí, pero nadie consigue darme una respuesta. La gente se agolpa a reclamar.
He perdido el papelito con mi localizador, tendré que olvidar el auto checking y esperar en la cola para facturar.
Esta vez voy con tiempo de sobra así que no importa. Los pasajeros del vuelo anterior al mío, despotrican delante de mí contra las azafatas. El problema se llama Overbooking. Mi vuelo parece estar a salvo. Muestro mi D.N.I, la chica sonríe y me dice:

-Ha tenido mucha suerte, es el último asiento. Su vuelo, a partir de usted, también tiene overbooking. Llevamos así todo el día.

Observo a los que esperan detrás de mí en la cola, vaticino stress, cabreos y hojas de reclamaciones con el logo de Spanair, pero me largo sin dar pistas.
Me bebo mi botellita de agua delante de la puerta de seguridad.

-No se han inventado aún los explosivos potables, ¿verdad señora?

-No.

-O sea, que con pegarle un traguito aquí delante de usted, ya podría pasar mi aguatita al avión, como sucede con los vuelos alemanes ¿verdad señora?

-Me temo que aquí no.

Me quito el cinturón, me saco el movil, las moneditas, saco el portátil y paso por debajo del detector de metales. Los chicles “Orbit” pitan por su envoltura. Llevo “Trident”, todo bien. Pero un guardia civil me pide que le acompañe y yo le digo que podríamos irnos a comer juntos si quiere, pero que son casi las cuatro y tengo un vuelo inminente. El guardia civil me mira sin saber que decir, mientras yo abro mi maleta. Directamente saco el neceser e igualmente lo abro. El examina lentamente el desodorante, la pasta dentrífica, el botecito de crema hidratante. Yo se que todo contiene un máximo de 100 ml y, efectivamente, me dan el o.k.
Me voy sonriente, en el fondo me siento violento, irritado, por el descaro de todas estas nuevas leyes absurdas, capitalistas que nos imponen y nos venden en nombre de nuestra seguridad.
Enseguida descubro que podía haberme ido a comer tranquilamente con el picoleto. Hay retraso. Una hora de momento. Llamo a Lucy para avisar del retraso y voy a la puerta indicada. Una vez allí, me siento. Saco un libro y comienzo a leer. De reojo controlo la puerta. La han cambiado. Me dirijo a la puerta 67 con mi bolsa y mi maleta de mano. Llego y me siento. Saco el libro y continúo leyendo. De reojo controlo la puerta. La han cambiado. Me dirijo a la puerta 54 con mi bolsa y mi maleta de mano. Esta casi al otro lado del aeropuerto. Llego y me siento. Saco el libro y continúo leyendo. Ya no soy capaz de concentrarme en el libro. Lo guardo. Pienso en lo que haré por la tarde. Pienso en tomarme un baño, después pienso en secuestrar el avión amenazando a la azafata con mi punzante lapiz de tomar notas. Entonces pienso en la estupidez humana. Termino pensando en comer algo. No estoy dispuesto a colaborar en la orgía del consumo irresponsable e injusto. Entonces decido contraatacar imaginándome un decálogo. Prometo cumplirlo y hoy será el primer día.

DECALOGO DE IVÁN PARA LOS VIAJES EN AVIÓN

1-Te esforzarás por buscar siempre la opción de compra más económica posible.

2- Cuatro son suficientes por ahora, te esforzarás por evitar perder más aviones llegando antes al aeropuerto para evitar imprevistos.

3- Evitarás, siempre que sea posible, utilizar una maleta que no pueda ser de mano y que obligue a pasar por el tedioso, arriesgado y largo trámite de facturar.

4-Comentarás a los de seguridad siempre y cada una de las ocasiones, que las nuevas medidas de seguridad impuestas son mera política comercial y una humillante e injusta gilipollez.

5-En ningún caso, salvo peligro de muerte, comprarás nada en las tiendas y comercios del aeropuerto. Ni bebidas, ni comidas, ni prensa. NADA.

6-En caso de de existir algún problema, reclamarás SIEMPRE, verbalmente y utilizando las hojas de reclamación.

7- No consumirás nada por lo que haya que pagar dentro del avión.

8- Mantendrás las reglas y apagarás siempre el movil para cooperar en simbolizar una fraternidad pacífica y prospera.

9- Te comprometes a cumplir con las ocho anteriores reglas y punto.

10- En caso de crisis de fe, prescindir de todas las reglas anteriores y comprometerse a cumplir al menos con la numero 9.

Una vez en el avión, sabes que la gente a tu alrededor, han pagado menos, más, lo mismo, mucho más o mucho menos que tú, para un vuelo y un asiento como el tuyo. Las tarifas, las tasas, las comisiones, Internet, agencias, las subcontratas, todas unidas en comunión para no permitir que quedemos plenamente contentos y satisfechos, para dejar de creer y bendecir la justicia del precio justo. Y precisamente en un lugar en el que por la física nos advierten de posibles problemas de circulación y de deshidratación, te niegan un vasito de agua, o aquel zumito o mini bote de coca cola. Las azafatas ya no son atentas, guapas, no reparten amabilidad, ni la prensa. Son meras camareras del Vips reconvertidas a la aeronáutica pestilente del comercio turista. Odio ser tratado como turista. Soy un viajero cobarde e insensato, pero no un turista.
Deshago la maleta pensando en quienes van escribiéndonos todos esos decálogos que dirigen y guían nuestras vidas y en como serán las suyas propias. De la mía disfruto sobretodo de los puntos y seguidos; punto y seguido.


COCO

20070519054616-coco.jpg

Bellísimas formas se apoderan de mí esta noche, cuando el silencio es fértil y poderoso. Cuando el silencio habla por los dos, tú te muestras tan linda y yo te añoro aún antes de tus ausencias.
Invencibles los temblores de la pasión inesperada y el descubrimiento, cuando la noche graba nuestros nombres en sus mensajes estelares y nos premia con sus fragancias absolutas. Y el mar está aquí con nosotros, abrazado a la brisa que lo mece y le da vida, lamiéndonos de espuma y sal los pies descalzos.
La luna le susurra al mar un cuento, y tú y yo mi amor, somos los protagonistas. Porque nuestro pasado y nuestro futuro son la carne que nos ciega y nos acorrala, devorando así a dentelladas nuestro presente, nuestros nombres, nuestra cordura.

Bellísimas formas se postraron ante mí, y algo me detuvo. Parecido al miedo a pensar que quizá todo fue demasiado sencillo. Quisiera haberte tenido conmigo mucho antes. Quisiera no haber arruinado mi alma tan temprano. El viento ahora no nos susurraría amargos e injustos alegatos sobre nuestra infelicidad, y tú me preguntas:

-¿Sobrevivirás al infinito de mis lágrimas?

Y yo te besaré entonces, para devorarte como se devoran los animales, en silencio, ausentes de racionalismo y falsa poesía.
Nuestra verdad no nos pertenece. Nuestra verdad vive tan lejos de nosotros como lo hacen la tierra del cielo. Nuestra mentira no nos pertenece. Nuestra mentira son centímetros de carne entrelazada. Nuestros labios curtidos por el mar se buscan a ciegas. Yo me pregunto si eres mía, y tú, mientras, sólo puedes mirar hacia dentro, porque tu alma es un balcón con patio interior y muchas vecinas para espiar.

Cierra tus ojos y siente el escalofrío de caer lentamente. Te hará llorar. Llorarás, llorarás sin motivos. Llorarás sin saber muy bien porqué, y tu piel y mi piel, serán la piel de un mismo Dios. Siéntete música, canción de cuna, porque en realidad únicamente somos notas y acordes de la vida.

Bellísimas formas nos descalifican y nos restan arrogancia.
Sé que la luna es el ombligo de la noche y los lunares las estrellas de tu vientre hinchado. Porque, ¿sabes?, sólo deseo hundirme en tu vientre, acercarme a él y abrazarme a su miedo, a su inocencia, a esa fragilidad que nos une y nos separa.
No quiero discutir más contigo, malvender y ridiculizar más nuestros secretos. No sé quién nos enseñó a conspirar contra nosotros mismos, a traicionar nuestras promesas e ilusiones. Quiero cerrar los ojos y aprender a vivir de nuevo, y quiero que sea a tu lado y al de nuestro hijo.

Bellísimas formas se nos escapan, como la arena entre los dedos de un gigante, y nuestras carencias nos fatigan. No entiendo cómo pude hacer de ti, mi amor, mi enemiga.
No dormirá la noche si su cuento le llena de espantos, no dormirá la noche sin eternidad ni pactos. Pactemos pues una tregua, bebamos de nuestras grietas, construyamos juntos un templo de esperanza que nos enseñe el camino del no enfrentamiento.
Quizá nuestro amor nunca llegue a ser perfecto o infinito, como tampoco lo es el mar, acotado por orillas y montañas. Quizá tu vientre tierra, tu vientre agua, tu vientre fuego, tu vientre amor, recoja todo lo que el tiempo nos ha permitido reunir en la comunión de nuestras solitarias almas. Nada es fácil para ti, nada es fácil para mí, pero lo nuestro no puede morir si en el fondo nos amamos como lo hacemos. Unas pocas semanas más y nuestra ansiedad se consumirá por sí sola. Unos cuantos días más y nuestros ojos permitirán que nos volvamos a ver como antes.

Bellísimas formas y un nuevo pretexto para amarte, porque en realidad es lo único que deseo hacer. Porque la vida no entiende de estrategias anónimas, todas son personales y con nombres propios. Todas ellas son válidas cuando la misión principal es la felicidad.

Aquí junto al mar, mi amor, sellemos una tregua que nos permita respirar, no quiero vagabundear más en nuestro fracaso. Y tu me preguntas qué es lo que pienso, y yo guardo silencio y te beso despacio, mientras siento que estos instantes que nos rodean, esta noche, este mar y esta brisa atemporal, con su complicidad, nos han devuelto la visibilidad en el camino hacia la ternura y también una especie de esperanzadora plenitud.
Y tú me preguntas qué es lo que pienso, y yo únicamente consigo pensar en mi amor verdadero hacia ti y hacia nuestro hijo, mientras te observo tan preñada y tan hermosa, y al oído, te susurro:

-Mi amor, volvamos a casa.

Iván Sáinz-Pardo
"Al final del arco iris"
©-N333042/00

HEROIN

20070522141317-heroin.jpg

Perder el control era el consomé en el menú de mi catástrofe. Los barrotes eran invisibles, las alarmas silenciosas, la cárcel de oro macizo.
De plata el pecho, forjado, para resistir en la urbe. Con las hienas rondando los días de la semana, con esos viernes de derrumbe, esos sábados a cámara lenta y esos domingos lights.
De bronce una risa, contagiosa, irresistible. Y temernos a nosotros mismos y a nuestra convivencia con nosotros mismos en esos ratos de los que casi siempre huimos. Y un café para despertar del sueño de no soñar con más que ser feliz soñando.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2007

22/05/2007 14:13. Ivan Enlazarme. LA IRA DORMIDA Hay 3 comentarios.

YO NO SOY UN ETARRA...

20070526025813-jm-aznar.jpg

...pero a pesar de todo lo que DIGA el señor del bigote, me consta que el Domingo no votaré a la derecha de este país.

Ah, ¿Y que el PP busca y apuesta por un cambio?

Pues trás tres años de pataleo, violencia verbal y una política ciertamente patética, destructiva, partidista y absurda, podian optar por comenzar a realizar una oposición respetuosa, digna, honesta y algo más humana. Sería el más positivo de todos los cambios.

Amigos, feliz fin de semana y voten lo que ustedes buenamente deseen, pero voten, que aquí, hasta hace muy poquito, votar en libertad y en democracia aún era tan solo un sueño, un lujo irrealizable.

UNOS SE ABSTIENEN...

20070528035602-elecciones-forges.jpg

... y otros votan a distancia.

LA PREGUNTA DEL MES

20070530052701-guerra-de-sexos.jpg

Una nueva sección para este nuestro bendito escondite.
Preguntas del millón, cuestiones chorras y curiosidades varias.
Comenzamos con lo siguiente, imaginense:

Llaman a la puerta de su casa, se presenta la muerte con su tenebroso albornoz azabache, su amenazante guadaña y una voz profunda que le dice que esta usted más muerto que Saddam Hussein.
Cuando recupera de nuevo el aliento (de muerto), curiosamente, le propone lo siguiente:

Tiene opción a volver a la vida en una única reencarnación humana más y puede además elegir volver a repetir el género o cambiarlo.

¿Que preferiría usted ser, hombre o mujer? ¿Repetir la experiencia o probar con el género opuesto?


565.000 MILLONES

20070531101301-irak.jpg


El delirio que supuso catalogar como voto a ETA los no emitidos a favor del PP, no se tomó, a tenor de los resultados, en serio. Y es que, a parte de una memez, es de una mala fe imponente pretender que los 14 millones de españoles que no votaron a listas populares tienen el gusano pro etarra circulando por su aparato digestivo.
Las carpetas que archivan los derrapes y salidas de tono del ex presidente Aznar están repletas. La indigencia moral que supone condicionar de ese modo a los ciudadanos puede tener la misma demagógica respuesta por parte de sus contrarios políticos.
Al mismo nivel de penuria intelectual rebajaríamos el debate si tachamos de voto pro guerra de Irak al que vote al PP.
Durante el lodazal político del próximo marzo podríamos insistir que ningún dirigente popular ha pedido perdón por aquella carnicería, y por lo tanto votar al PP sería avalar el medio millón de muertos resultante, pero eso sería retorcerse en el disparate y muy poco serio. Seria populista recordar que, cuando Aznar creyó descubrir el modo de pasar a la historia, ensució las manos de los que votaron al PP.

Sería electoralista la advertencia de que votar al PP es votar a los que apoyan un gasto desmedido que ya supone 42 veces más, que lo que se necesita para eliminar el hambre en el mundo, sería demagógico tachar al votante popular, como alguien que encuentra acertado reventarse 4 veces el presupuesto de la Unión Europea en apuntalar la pesadilla irakí, sería de mala fe, asignar al elector popular la impresión de ver conveniente que en esa matanza se utilice el presupuesto necesario para vacunar a todos los niños del mundo 95 veces consecutivas, sería populachero enlazar la papeleta del Partido Popular con la visión oportuna y adecuada de que, en ese Vietnam del siglo XXI, se estén enterrando los dólares que acabarían 6 veces con la deuda externa de los 10 países más endeudados del mundo. Es de una claridad incómoda establecer esas similitudes pero no se debe eliminar la opción del contrario bajo el determinismo fácil de “o conmigo o con el diablo” porque algunos todavía amaestran escorpiones.

“Aquellos que voten al PP estarán votando a los que han destinado 565.000 millones de dólares a una guerra ilegal e inservible que ha supuesto la muerte y miseria de forma indiscriminada a casi un millón de iraquíes”.

¿A que parece una amenaza ridícula?, ¿o tal vez no?

Marc Vidal
www.marcvidal.cat





EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris