Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2011.

EL VILLANO EN EL ESPEJO

20110602185959-villano-espejo.jpg

Soy un villano dentro de una pecera. Mi buena suerte es un aburrido traje gris en un circo de promesas multicolores y salvajes. Convierto los atajos en laberintos, hago aviones de papel con las instrucciones para vivir. Colecciono amigos en la recamara de mi pistola. Desayuno promesas, ayuno los miedos y ceno tan solo acompañado de un chaleco salvavidas.

Sin ti estoy cansado de hacer pactos, de inventar remiendos, de tapar agujeros y pintar bajo la lluvia con tiza las soluciones diarias a tu ausencia.

Si tú no estás, mi mundo no merece ser destruido. ¿Porqué no claudicar? Me pregunté delante del espejo. El villano en mi respondió: “El villano es aquel que resiste”.

Soy un héroe dentro de una pecera. Los dioses corretean por el jardín persiguiendo mi alma asustada. Me vuelvo invisible siempre que tú apareces. Mi super fuerza se esfuma cuando tus palabras me alejan de ti. Siempre que intento mirarte te quemo sin quererlo con mis rayos X. Si tu no estás mi piel se vuelve de Kriptonita y la inmortalidad una condena. Cada mañana miro con recelo el traje de colores y la capa asomar en el cubo de la ropa sucia. Hoy quise volar hacia ti y me descubrí pájaro de pajarería.

Si tu no estás, mi mundo no merece ser salvado. ¿Porqué no claudicar? Me pregunté delante del espejo. El héroe en mi respondió: “El héroe es aquel que resiste”.

Llovió sobre los desiertos. Las luces y las sombras tatuaron en mi destino una nueva misión y la pecera quedó vacía.

Iván Sáinz-Pardo
"En la avioneta sobró un sitio" ©2011

LA NIÑA MUTANTE (Rescatado)

20110613114304-20090705113823-la-nina.jpg

La niña duerme placidamente su rostro perfecto, descansa la cuenta atrás borrando las estelas a su paso. La niña quiere amor y baila sola en la gravedad cero de su imaginación, luciendo tanto como una calcamonia japonesa en el brazo de un suicida mutante.

La niña quiere jugar a misiones imposibles, a viajes en el tiempo en agujeros de gusano. La niña quiere amor y unos labios generosos que idolatren los suyos. La niña cuenta ovejitas muertas en mataderos espaciales, se purga con mejunjes tóxicos y comida vegetariana. La niña sueña despierta todas las vidas que quisiera protagonizar. Ríe, llora, susurra intimidad o gime cachonda como una ninfomana sideral, excitada como una pasajera en su primera misión intergaláctica. A veces, se mira durante minutos al espejo y se habla a si misma, se pellizca el brazo intentando retener un momento verdadero o aúlla triste y solitaria como la perra Laika, perdida en la rutina de una orbita extraña y desconocida.

La niña es adicta al peligroso sedante de sus recuerdos, al acostumbrado tintinear de las piezas rotas del corazón a su paso. La niña me mira a los ojos y me sonríe enamorada, para desaparecer sin mas, apretando el botón rojo con el que, cada una de las veces, irremediablemente, todo salta por los aires para volver a comenzar desde cero.

Iván Sáinz-Pardo
"La ira dormida" ©2009

13/06/2011 11:43. Ivan Enlazarme. POST RESCATADO Hay 6 comentarios.

LA MANZANA Y LA CULEBRA

20110628235909-moreira1.jpg

La vida es resbaladiza como una culebra bajo la lluvia, no intento atraparla, me vigila reptando mis sueños. Tu también estabas y te pregunté si querías morder la manzana roja. Tu le diste una patada y los dos jugamos como niños a la pelota con ella. Con los trocitos y con agua del rio hicimos juntos una sidra y bajo el árbol de la sabiduría nos emborrachamos arropados por un manto de estrellas.

Al amanecer, Dios nos pilló borrachos dándonos el lote. Se le quitaron las ganas de mandar escribir ninguna biblia, se aburrió del paraíso y nosotros nos lo quedamos.

Iván Sáinz-Pardo
"En la avioneta sobró un sitio" ©2011





EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris