Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2014.

EL ADIÓS A UN GRAN AMIGO

20140604120159-el-adios-a-un-gran-amigo-p.jpg

Llevamos bastantes días sin saber como afrontar lo ocurrido, incapaces de encontrar el momento en el que poder hablar de ello con cierta normalidad. Hoy ha pasado justo un mes, un mes que se nos ha hecho muy duro, confuso y extraño. El domingo cuatro de Mayo murió nuestro perro Volos. 

Como la mayoría de los perros abandonados, Volli era un perro asustadizo y algo introvertido, pero a la vez muy especial, cariñoso, tranquilo y fiel. Julia lo encontró abandonado en la ciudad de Volos, en Grecia hace 13 años. Desde aquel día, han sido inseparables.

Yo he tenido la oportunidad de compartir con ellos los últimos 5 años.

Desde sus días en la calle, Volli arrastraba una leishmaniosis que dañaron sus riñones y siempre a necesitado de atenciones y cuidados. Julia nunca escatimó en tiempo ni en dinero, afrontó de forma voluntariosa y ejemplar su responsabilidad, planeando su propio día a día durante años en función a las necesidades de su mejor amigo y miembro de la familia. Gracias a este trato, Volli ha mantenido una asombrosa calidad de vida y se mostró voluntarioso y con ganas de vivir hasta el final. 

Hace unas siete semanas, los riñones comenzaron a fallar. Durante tres semanas de no dormir, de análisis, clínicas, transfusiones y cambios de dietas, nunca perdimos la esperanza. Volos mostró una valentía, una paciencia y una fuerza extraordinaria, sin embargo, llegamos a ese punto en el que tuvimos que empezar a plantearnos como iba a ser la nueva calidad de vida diaria de nuestro compañero si conseguíamos salvarle. Dicen que cuando un perro pierde las ganas de vivir, solo su dueño puede leerlo en su mirada. 

¿Como se puede estar preparado para un momento como ese?¿Como se puede tomar la decisión de ponerle una inyección letal a quien nos ha acompañado fielmente durante tantísimo tiempo?

Junto a Julia y Volos, hasta el último minuto, he podido seguir aprendiendo mucho sobre el respeto a los animales, sobre la relación extraordinaria y la comunicación que se puede dar entre distintas especies. 

Hemos despedido con todo el amor posible a nuestro perro, le hemos dado las gracias, le hemos dicho todo lo mucho que lo queremos y todo lo que le íbamos a echar de menos cuando dejase de estar entre nosotros. Hasta el último segundo hemos cuidado de él lo mejor que hemos podido. Hemos intentado hacer con él todas las cosas que le gustaban y se marchó notando nuestro calor, acompañado en su último sueño. Desde entonces su cuerpo yace enterrado en el jardín de la casa de los padres de Julia. Un lugar precioso en el que pasó los últimos minutos esperando a la veterinaria que le puso la inyección. Todo pasó muy deprisa. Las despedidas, aún esperadas, siempre se precipitan, mientras que el recuerdo queda para siempre. 

Muchas gracias Volos, kumpel, por acompañarnos, por todo el amor que nos regalaste. Ahora te lloramos como se llora la perdida de un compañero de viaje y te despedimos como se despiden a los buenos amigos, con el hasta siempre de quienes desaparecen, pero nunca se van.

Iván Sáinz-Pardo

PROTAGONISTAS

20140608191849-ecologiablog-walle-2333.jpg

A la verdad no se la encuentra, se le invita a pasar dentro. El cielo está en la tierra, el infierno está en la tierra. El cielo es donde van a morir los sueños que no se pueden alcanzar; el infierno es el sótano para almacenar las plegarias que dan vida a nuestros dioses de cartón piedra.

Estoy cansado de frecuentar los lugares equivocados y de regalarle mi tiempo a las personas menos indicadas. Escogiendo los instantes menos oportunos, dejando escapar los trenes de vuelta a casa.

A la verdad no se la busca, se le invita a regresar. Nunca todo te es suficiente, agarrada a la nada en un mar de lágrimas como quien se agarra a una boya. ¿Quién soy yo para darte consejos? Si veo tu patalear desde el fondo del jodido océano.

Estoy cansado de balbucear los trocitos de mi alma desgarrada. Con el miedo a abrir las puertas y las ventanas de mi escondite por si el recuerdo de quien siempre quise ser se escapase para siempre.

A la verdad no se la espera, se le invita a compartir el camino. Nadie nos contó que la felicidad produce miedo. El vértigo del silencio cuando estamos solos. Conformarse con la oscuridad del patio de butacas es lo más sencillo, pero hace falta más valentía y coraje para luchar por nuestra verdad, por la luz que nos expone ante el reto de vivir plenamente, esa misma luz que nos convierte en protagonistas de nuestras propias vidas. 

Iván Sáinz-Pardo "En la avioneta sobró un sitio" ©2014

"En la avioneta sobró un sitio" !PROXIMAMENTE EN AMAZON!
Descubre ahora: "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/product/1483990826/ref=olp_product_details?ie=UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ira-dormida-Spanish-Iván-Sáinz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

08/06/2014 19:18. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.

ROSENINSEL IM STARNBERGER SEE (Blackmagic Pocket Camera)

ROSENINSEL IM STARNBERGER SEE (Blackmagic Pocket Camera) from Ivan Sainz-Pardo on Vimeo.

Retrato visual de la isla de las rosas (Roseninsel) en Starnberg, Alemania

Portrait of Roseninsel in Starnberger lake in Germany 2014

Filmed and edited by Iván Sáinz-Pardo

Music by "Dexter Britain - The Time To Run (Finale)
(dexterbritain.co.uk/)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

18/06/2014 11:04. Ivan Enlazarme. VER MIS CORTOMETRAJES No hay comentarios. Comentar.

NAUFRAGIO

20140625043531-tomate.jpg

Odiabas cuando cortaba los trozos de tomate demasiado grandes. Podría ser un agujerito insignificante en la proa o un agujero negro dispuesto a engullirlo todo en un bulímico Apocalipsis. Vomitar después contra las nubes, llorarle al agujero de ozono, chapotear las olas, escuchar la sinfonía de las gaviotas esperando nuestro final.

Yo siempre estuve dispuesto a asesinar mis mejores planes, a menospreciar las referencias, a flirtear con la improvisación, a no seguir pautas ni reglas. Siempre estuve dispuesto a destruir mis ciudades deshabitadas, a construir sueños de neón en el desierto y a veranear los largos inviernos sin pasar a recoger de facturación mis maletas. 

Tú amabas los detalles que a mi se me escapaban, porque pocas veces motivaban mi inteligencia emocional, eran colores para la cubierta, cubertería para el restaurante en el que la comida se nos pudría sin servir. Y a mi me estallaba la cabeza entre sueños rotos e ilusiones desangrándose en nuestras bodegas. 
Achicábamos agua salada apenas ya sin mirarnos el uno al otro. 
Algunos aún tenían Paris, nosotros aún teníamos Berlín. Solo habíamos compartido un par de frías noches y una de aquellas palmaditas al ego que a mi siempre me importaron una mierda, pero Berlín era nuestro faro, nuestra isla donde empezar de cero. 

Odiabas verme fumar tanta hierba, confundido y solo, porque sabías que colocado pensaba demasiado, viajando sin ti como polizón de todas mis profecías. Los colores iban desapareciendo, nuestras voces iban perdiendo su eco y nuestro reinado seguía degradándose sin remedio.

El sol abrasaba la piel, la sed nos estrujaba el estómago, nuestras piernas pesaban toneladas de contrabando en controles fronterizos que siempre aparecían de la nada. Dejamos de creer, dejamos de buscar las estrellas, tú agarrada a la vida, yo preocupado por quemar todos los puentes.

El barco se hundía desgarrado por un iceberg que nunca quisimos ver hasta que estuvo demasiado cerca. No podía más, pero seguía insensatamente enamorado de tu risa, me agarraba a ella como a una tabla en un naufragio.

Justo antes del colapso, juntos en el vacío, nos miramos con lágrimas en los ojos. ¿Qué estamos haciendo? Es hora de salir corriendo, de decirnos adiós y salvarnos cada uno por su lado o seguir esperando para hundirnos los dos juntos. 

Me dejarías marchar, con ello salvaríamos nuestras vidas. Yo mientras cortaba para nosotros los pedazos de tomate demasiado grandes, como icebergs gigantes para cada una de nuestras tormentas, sin saber aún que, el tiempo perfecto para nosotros, nunca llegaría.

Iván Sáinz-Pardo "En la avioneta sobró un sitio" ©2014

"En la avioneta sobró un sitio" !PROXIMAMENTE EN AMAZON!

Descubre ahora: "LA IRA DORMIDA" un libro de relatos de Iván Sáinz-Pardo. Ya a la venta en Amazón.
Página en facebook:
https://www.facebook.com/lairadormida
Comprar en Amazon Europa:http://www.amazon.es/gp/product/1483990826/ref=olp_product_details?ie=UTF8&me&seller
Comprar amazón.com: http://www.amazon.com/ira-dormida-Spanish-Iván-Sáinz-Pardo/dp/1483990826/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1373124511&sr=1-1&keywords=la+ira+dormida

25/06/2014 04:35. Ivan Enlazarme. EN LA AVIONETA SOBRÓ UN SITIO No hay comentarios. Comentar.




EL ESCONDITE DE IVÁN

BIENVENIDO AL BLOG OFICIAL DE IVÁN SAINZ-PARDO.
Contacto: Sevenrain7(arroba)hotmail.com

Temas

Archivos

Enlaces

Google

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris